Madera, la elección para moverse económica y sustentablemente 

Por: Ing. Ftal. Martín Sánchez Acosta, del INTA Concordia (*)

ENTRE RÍOS (26/4/2021).- Los tiempos actuales han hecho pensar, cada vez más, en el empleo de materiales “sustentables”, en especial aquellos “renovables” y que cumplan con las 3 R de la ecología (Reducir, Reutilizar y Reciclar) como es el caso de la madera, contando con el plus de poder ser “carbono neutral”.

Por otra parte, el calentamiento global, en lo referente a los medios de traslado, hace pensar reducir el consumo de combustibles fósiles, reemplazando en la medida de lo posible el empleo de automóviles por vehículos más livianos, de menor consumo, e incluso empleando los que sólo
exigen el esfuerzo físicos de la tracción a sangre.

REEMPLAZO DE MATERIALES POR MADERA

Muchos materiales no sólo tienen el problema de no ser renovables, sino que en su proceso de obtención y elaboración se genera demanda de energía y liberación de gases, entre los que se pueden encontrar los conocidos como GEI, “gases del efecto invernadero” relacionados al calentamiento global. A esto se le debe sumar, considerando todo su ciclo de vida, que pueden ser difíciles de eliminar, o reciclar, donde se vuelve a tener un consumo energético.

La materia prima “madera”, es generada en los árboles por energía naturales como la luz solar, y emplea agua del ambiente y nutrientes del suelo, los cuales manejados bajo buenas prácticas, hacen a estos sistemas sustentables (manejo forestal sustentable. Vale comentar el caso de nuestra zona, donde una semilla de eucalipto, siendo la 3 millonésima parte de un kilo, al cabo de 10 años nos puede proporcionar 300 kg de madera, sólo empleando estos elementos naturales.

A esto se debe sumar que su procesamiento posterior, para obtener los productos, suele ser muy
bajo en el consumo de agua y energía, comparado con otros materiales.

LA MADERA LAMINADA EN VEHICULOS

Desde antiguo se conoce la aptitud de emplear la madera en forma laminada, en usos donde se precisa resistencia y flexibilidad, con bajo peso, como es el caso de los esquíes de nieve, o las antiguas raquetas de tenis de alta calidad, por citar algunos. La madera al emplearse en forma de láminas, en ciertos casos permite mejorar su performance estructural. Normalmente se emplea pegando capas donde sus vetas están en la misma dirección para aumentar su resistencia (contrario al contrachapado compensado donde se cruzan), pudiendo citarse el actual caso de la madera “microlaminada” conocida como LVL (laminated veneer lumber) donde finas láminas son pegadas todas en el mismo sentido, generando piezas estructurales de grandes dimensiones y largos. Esta laminación permite descartar zonas con defectos (mejora la calidad) y disminuir las tensiones naturales de la madera en el árbol.

 

MADERA EN VEHICULOS MOTORIZADOS

Si bien existe desde antiguo el empleo de la madera como decorativa en automóviles de alta gama y en ciertas partes de las carrocerías, hoy día ya se está proponiendo en lo estructural-decorativo, como el caso comercial del modelo Toyota Setsuna, que combina la madera en su carrocería con un motor menos contaminante, pensando en modelos sustentables (https://www.toyota.es/world-of-toyota/articles-news- events/2016/setsuna-nuevo-concept-car).

En otro sentido, como comentamos en otros artículos, el empleo de nanoceluosa, derivada de la madera y fácilmente moldeable, está siendo probada en carrocerías “livianas” en autos deportivos de alta gama.

Siguiendo con lo motorizados, y pensado en vehículos más ligeros, se tiene a las motocicletas,
donde ya se comienzan a encontrar diseños donde su cuadro es de madera laminada, no solo por
lo estructural en su uso actual sino sus posibles destinos al finalizar su ciclo de vida. En este mismo sentido, en las grandes ciudades se está expandiendo el empleo de los tradicionales monopatines, pero motorizados, segmento en el cual la madera encuentra un interesante nicho.

 

 

VEHICULOS DE TRACCION A SANGRE

Si bien suena al empleos de carros, nos referiremos a los vehículos movidos por personas, donde no sólo se cumple una función de no emisión, sino que reporta un beneficio por su ejercicio físico.
Antiguamente uno pensaría en bicicletas solamente, pero en los últimos tiempos han tomado auge otras variantes como los monopatines y las mundialmente difundidas “patinetas” o “skates”
que ya no sólo son para diversión, sino que muchos las usan para transportarse.

En el caso de las bicicletas, hace unos años se construyeron unos modelos , donde el cuadro se
componía de cañas de bambú, pro lo que le dieron a llamar “bambucleta” la que llegó incluso a ser ensayada por el INTI, alcanzando los estándares solicitados. Existen otras versiones de madera, donde puede ser madera laminada, o por sus pequeñas secciones puede emplearse madera sólida. La gama va desde las bicicletas normales, a las pequeñas recreativas para los niños, algunas incluso sin pedales, donde la misma , acabado su ciclo, hasta se puede transformar en otro juguete de madera.

 

 

(*) Por: Ing. Ftal. Martín Sánchez Acosta INTA Concordia

sanchezacosta.martin@inta.gob.ar

www.inta.gob.ar/concordia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *