AFoA plantea preocupación por la “incertidumbre” en el financiamiento para la promoción de la Ley 25.080 sin los fondos del Seguro Verde

“Sin el aporte de los seguros de autos para implantar nuevos bosques, hay incertidumbre sobre el presupuesto necesario para llevar adelante la política forestal”, titula el artículo publicado en Bichos de Campo. Desde la Asociación Forestal Argentina (AFoA) indicaron que se ha pedido una reunión con el Ministro de Agricultura Luis Basterra, para conocer cuáles son los planes del gobierno para 2021 en el financiamiento de la promoción forestal, “pero aún no se ha obtenido respuesta”.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

Con información de Bichos de Campo

 

BUENOS AIRES (23/1/2021).-  “El Seguro Verde era una herramienta imprescindible para cumplir nuestro compromiso contra el Cambio Climático, para el aumento de la forestación. El gobierno cortó el financiamiento de la Ley 25.080, pero firma nuevos compromisos que será imposible cumplir de esta manera”, indicó Guillermo Bernaudo, ex secretario de Agricultura de la Nación, a través de su cuenta de twitter, ante un artículo publicado en Bichos de Campo, que trata el impacto que implica la decisión – anunciada en septiembre y efectiva desde diciembre de 2020- de las 12 compañías de seguro que formaron el convenio voluntario logrado por Mauricio Macri de retirar su aporte para el “Seguro Verde”, que garantizaba el financiamiento de la ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados  durante la gestión anterior.

Al ser un acuerdo voluntario de responsabilidad social y compromiso ambiental, el riesgo de su no continuidad siempre estuvo presente, ya que nada garantizaba que las 12 compañías de seguro que firmaron el acuerdo decidan retirarse de este aporte económico que realizaban como una imagen de acción climática al promover a través del aporte del pago de las patentes de auto que el 1% de lo recaudado a la  reforestación a través de la Ley 25080.

También la diputada nacional por Entre Ríos, Alicia Fregonese se hizo eco del reclamo al gobierno nacional que “discontinuó el financiamiento de la Ley Forestal 25.080 con el Seguro Verde. Sin Forestación no se pueden cumplir los compromisos de Cambio Climático. Les pedimos a los ministros Juan Cabandie  y Luis Basterra que revean la decisión”, señala en su mensaje a través de twitter.

“El Seguro Verde para nosotros es un problemón y 67 millones de pesos no es un presupuesto. Sirve para un mes del año. En su momento se pusieron al día con todo lo que estaba disponible para pagar. Ahora se va a volver a atrasar todo si no se consiguen otros fondos”, dijo Claudia Peirano, directora de Desarrollo Institucional de la Asociación Forestal Argentina (AFoA).

Leer noticia relacionada

Daniel Maradei: “Las compañías aseguradoras decidieron retirar su aporte voluntario del Fondo Seguro Verde para el financiamiento extrapresupuestario del régimen de la Ley 25.080”

UPM cuenta con los viveros San Francisco y Santana. El primero tiene una capacidad de producción de 20 millones de plantines (el 80% corresponde a la especie Grandis de eucalipto). El segundo está preparado para alcanzar un total de 15 millones de plantines (el 75% de la especie Dunnii). Entre ambos, el área de producción alcanza a unos 110 mil metros cuadrados.

Incertidumbre al 2021

“No está claro en el sector forestal cómo se financiará en 2021 la Ley 25.080 de Promoción de Bosques Cultivados, que obliga al Estado a subsidiar una parte de los costos de implantación de nuevas plantaciones”, señalan desde Bichos de Campo.

La iniciativa “Seguro Verde”, impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, permitió regularizar los pagos de planes forestales, y eso alivió mucho las cosas: en 2019 hubo una inédita ejecución presupuestaria de 680 millones de pesos para plantaciones forestales. Esto permitió poner bastante al día los pagos atrasados, aunque el impulso oficial no duró lo suficiente como para incrementar la superficie forestal.

A pesar de que Argentina cuenta desde 1998 con una ley que fija un programa de subsidios para ampliar las forestaciones, la superficie de bosques implantados casi no creció de las 1.3 millones de hectáreas durante más de 20 años. Esa situación, más las deudas acumuladas por viejos planes forestales, fue la que impulsó al macrismo a idear un plan para que el 1% del valor de cada póliza de automotores, motos y camiones de carga se destinara a la promoción forestal y los objetivos de reducir la huella de carbono.

En el primer año de Alberto, el 2020, se ejecutaron 270 millones de pesos que habían quedado pendientes de la partida del 2019, pero luego la cifra presupuestaria definida para todo el año pasado bajó a 67 millones de pesos. A eso debe agregarse la cancelación del acuerdo ya mencionado que era administrado por la Superintendencia de Seguros de la Nación.

“El mayor problema de recuperar el seguro para las plantaciones es que en el presupuesto 2021 se utilizó esa fuente de recursos para financiar al Sistema Nacional de Manejo del Fuego. El presupuesto incluyó una previsión de un 3 por 1000 de todos los seguros. De cada 1.000 pesos que se paga en un seguro (excepto los de vida) 3 pesos van a Manejo del Fuego. Esa relación que teníamos entre las plantaciones forestales y la posibilidad de mitigar la huella de carbono de los autos desapareció”, aseguró Peirano.

Desde AFOA indicaron que se ha pedido una reunión con el Ministro de Agricultura Luis Basterra, para conocer cuáles son los palnes del gobierno para 2021, pero aún no se ha obtenido respuesta.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *