Los pastizales y el fuego: repensar un cambio de enfoque para analizar la causas, consecuencias y estrategias de prevención en las Islas del Delta

Desde la Asociación Argentina para el Manejo de Pastizales Naturales, profesionales y especialistas en pastizales naturales aportan conocimientos científicos y reflexiones respecto al desarrollo sostenible, herramientas vigentes de manejo de áreas naturales y productivas, e impactos respecto a  los ecosistemas como los humedales y pastizales con las quemas, en un documento en el que exponen la necesidad de un “cambio de enfoque” para interpretar los hechos de fuego en las Islas del Delta del Paraná y las estrategias futuras. “No hace falta que los pastizales del Delta sean “un santuario intocable” para asegurar su preservación, disfrutar de sus servicios ecosistémicos que brinda y sostener las actividades productivas que generan trabajo y riqueza para la Nación”, sostienen desde la organización.

SANTA FE  (21/8/2020).- La acción del fuego sobre los pastizales lleva en la naturaleza millones de años, cumpliendo una función primordial de disturbio que actúa como “pulsor biológico” en estos ecosistemas. Desde hace décadas se dispone de información científica nacional e internacional que permite aseverar que el fuego es un elemento de la dinámica normal de todos los pastizales del mundo, independientemente de la intervención humana.

Estos fuegos no son masivos, sino “por parches”, con frecuencia de 3; 5 o aún 10 años; y suelen terminar ante una lluvia o frente a un curso de agua. En general, todas las especies de pastizales han evolucionado bajo esos pulsos de fuego, los animales escapan, los microorganismos del suelo prácticamente no se ven afectados y al poco tiempo toda la comunidad vegetal, animal y de microorganismos se regenera (1). 

Existen numerosos antecedentes científicos y técnicos que aportan valiosa información para el
manejo sustentable de los pastizales (2), entre ellos los de islas. Incluso, en el país, la Asociación
Argentina para el Manejo de los Pastizales Naturales congrega a investigadores de Universidades Nacionales y del INTA, asesores agropecuarios privados y productores ganaderos, comprometidos con la investigación de la ecología y manejo de los pastizales naturales y su difusión dentro de ámbitos técnicos y productivos.

¿Por qué fuegos tan intensos este año?:

1- Las escasas precipitaciones y altas temperaturas, provocaron una intensa sequía, comparable a la del 2008;

2- Las heladas de alta intensidad, hasta -7°C, determinaron la deshidratación casi completa de los pajonales, aumentando las condiciones de ese material seco para una muy fácil combustión;

3- La bajante muy marcada del río generó la desaparición de riachos interiores, que en caso de incendios actúan como barrera contrafuego;

4- La disminución del stock bovino en las islas según fuente de SENASA (3), favoreciendo una acumulación de biomasa;

5- Las lagunas internas, los esteros y los bañados están secos y las plantas palustres con órganos subterráneos mantienen y trasladan el fuego generando falsos nuevos focos, en realidad son los mismos que solo fueron apagados en superficie;

6- El incremento de áreas urbano-rurales que favorecen potenciales incendios, por descuidos
y generación de material altamente combustible;

7- Intensificación del tránsito en el área, generando residuos en exceso, que son material
combustible

 

 

Consecuencias

 Incendios descontrolados, que afectan por igual a productores agropecuarios y a vecinos de las ciudades.

 Mientras el fuego destruye instalaciones ganaderas y provoca modificaciones severas en el paisaje, el humo que se distribuye homogéneamente en toda la superficie es intenso y abarca extensas superficies, generando múltiples molestias e inconvenientes en áreas urbanas y peri-urbanas, y provoca pérdidas de instalaciones ganaderas fauna silvestre y paisajes.

 Confusión social sobre el origen y la responsabilidad de los incendios:

 en algunos medios de comunicación, utilizando nulos argumentos técnicos, teorizan sobre la intencionalidad y objetivos de incendiar los pastizales, con poco espacio y micrófono a profesionales e investigadores con reconocida trayectoria en el tema, que trabajan en Universidades, INTA, CONICET y

atribuir la responsabilidad a los ganaderos. Los ganaderos de la zona conocen que bajo las actuales condiciones de los pastizales, un incendio sería una catástrofe con serios riesgos para sus animales, instalaciones, comprometiendo incluso hasta su vida y la de su familia y vecinos;

 Muy probablemente los incendios han sido originados por el accionar humano, por descuido o intencionalmente con una gran irresponsabilidad. La justicia debe emprender la tarea de buscar, detener y juzgar a los responsables de esta catástrofe.

Estrategias

Más que un plan de fuego, hay que implementar PLANES DE PREVENCIÓN DE FUEGO:

 Convocatoria por parte de los decisores gubernamentales a organismos de ciencia y técnica (Universidades, INTA, CONICET, etc.) para informarse adecuadamente sobre la complejidad de esta problemática recurrente y planificar acciones.

 Existe legislación nacional, provincial y local vinculada a esta problemática. Es fundamental concientizar, informar, difundir y hacer cumplir la normativa vigente, compatibilizando la ganadería sustentable en las islas, con espacios de recreación para las ciudades, en un marco de respeto ambiental.

 Potenciar y difundir los sistemas de alerta temprana de incendios a partir de plataformas web de libre acceso, que integran información satelital con algoritmos y modelos validados a campo, útiles para identificar áreas susceptibles a futuros incendios, además de detectar y monitorear focos de fuegos (http://sepa.inta.gob.ar/productos/). Sería fundamental que los órganos de control utilicen periódicamente este tipo de herramientas tecnológicas para la prevención y control de incendios.

 

En conclusión, cuando desde la Asociación Argentina para el Manejo de los Pastizales Naturales se refieren a un cambio de enfoque, hablan de un Plan que integre el manejo ganadero sustentable con los múltiples servicios ecosistémicos de los pastizales de Islas, sería la mejor prevención de incendios descontrolados que afectan al campo y la ciudad.

No hace falta que el Delta sea “un santuario intocable” para asegurar su preservación, disfrutar de sus servicios ecosistémicos que brinda y sostener las actividades productivas que generan trabajo y riqueza para la Nación. 

 

Autores:

Diego Bendersky, Ing. Agr., INTA-Estación Experimental Mercedes (Corrientes)
Lisando Blanco, Ing. en Recursos Naturales, Dr. en Ciencias Agropecuarias, INTA-Estación Experimental Chamical (La Rioja)
Susana Feldman, Ing. Agr. y Dra. en Ciencias Biológicas, Cátedra de Biología, Facultad de Ciencias Agrarias Universidad Nacional de Rosario; IICAR (UNR-CONICET); Miembro del Comité Permanente del Congreso Internacional de Pastizales Naturales
Gustavo Llobet, Ing. Agr., Cátedra de Forrajes, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Rosario
José Pensiero, Ing. Agr., Dr. en Ciencias Biológicas, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional del Litoral Investigador CONICET
Ana Ronconi, Ing. Agr., Cátedra de Producción Agrosilvopastoril, Facultad de Ciencias Agropecuarias,
Universidad Nacional de Entre Ríos
Carlos Rossi, Ing. Zootecnista, Dr. en Agronomía, Cátedra de Forrajicultura y Decano, Facultad de Ciencias Agrarias Universidad Nacional de Lomas de Zamora IIPAAS-CIC
Mónica Sacido, Ing. Agr. y Dra. por la Universidad de Málaga, Cátedra de Forrajes Facultad de Ciencias Agrarias Universidad Nacional de Rosario
Estela Spahn, Ing. Agr., M.Sc., Cátedra de Producción Agrosilvopastoril, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad Nacional de Entre Ríos
Ayelén Velázquez, Ing. Agr., Cátedra de Producción Agrosilvopastoril, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad Nacional de Entre Ríos

Referencia
(1) En general, todas las plantas nativas de los pastizales han coevolucionado bajo esos pulsos ígneos naturales, adoptando a lo largo de los milenios mecanismos variados para su resilencia (recuperación después del disturbio). Incluso muchas semillas y yemas de las plantas nativas necesitan ser activadas por la ocurrencia del fuego para germinar o rebrotar. Por su parte, los animales (mamíferos, roedores, anfibios, aves, etc.) de los pastizales también han coevolucionado desde hace milenios con este disturbio recurrente de la naturaleza. La antropología determinó que los primeros hombres que habitaron Europa comenzaron a manipular el fuego hace aproximadamente 400.000 años. Lo usaron, entre otros aspectos, imitando a la naturaleza: quemar pastizales para que rebroten y atraer animales hacia determinados sitios para cazarlos.
(2) A nivel nacional e internacional existen trabajos de investigación enfocados al manejo de los pastizales con y sin usar el fuego. El fuego en el manejo de pastizales se denomina quema prescripta y es una herramienta tecnológica que se aplica a nivel mundial con una estricta planificación previa y posterior. Generalmente el objetivo es promover el rebrote del pastizal, sanearlo de malezas invasoras o evitar incendios naturales descontrolados.
Esta actividad del uso del fuego racional en Argentina, está regulada por Ley 26815/2012 denominada Sistema Federal de Manejo del Fuego, también existen legislaciones provinciales, ordenanzas municipales al respecto, con instructivos detallados. Una gran parte de los campos ganaderos extra pampa húmeda, donde el régimen de lluvias supera los 300 mm anuales y presentan una estación seca marcada, la quema prescripta es una herramienta de manejo del pastizal.
(3) Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, depende del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Se ocupa de fiscalizar distintos aspectos de la producción agropecuaria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *