Pueblos Indígenas: desde ONU alertan que el COVID-19 es una de las principales amenazas sobre la existencia de las comunidades

Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). Desde la organización sostienen que “si se quiere proteger el patrimonio natural y su biodiversidad, también debemos proteger los derechos de los pueblos indígenas”. Una de las principales amenazas sobre su existencia es la pandemia por COVID-19 que «afectó terriblemente a más de 476 millones de indígenas en el mundo. Desde el comienzo de la pandemia, los organismos de la ONU han venido trabajando para defender los derechos de los pueblos originarios», dijo el secretario general Antonio Guterres.

Fuente: ONU, FILAC y CEPAL

AMÉRICA LATINA (9/8/2020).- Los pueblos indígenas representan una gran diversidad: más de 5000 grupos distintos en unos 90 países y hablan una abrumadora mayoría de las aproximadamente 7.000 lenguas del mundo.

Están constituidos por 370 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 5% de la población mundial y, sin embargo, se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables representando el 15 por ciento de los más pobres.

Los pueblos indígenas son herederos de una gran diversidad lingüística y cultural, así como de costumbres y tradiciones ancestrales. A pesar de su diversidad, la mayoría de los pueblos indígenas comparten aspectos comunes importantes. Entre ellos, la forma de relacionarse con sus territorios tradicionales y su entorno, así como la voluntad de preservar sus formas de organización, sus valores culturales, sociales y económicos que con frecuencia son diferentes a las normas que predominan en las sociedades en las que viven. Aunque plurales, los pueblos indígenas comparten desafíos similares al momento de defender el reconocimiento y protección de sus derechos fundamentales.

En la actualidad los pueblos indígenas se encuentran sin duda entre las poblaciones más vulnerables y perjudicadas del mundo. La comunidad internacional reconoce que se necesitan medidas especiales para proteger sus derechos, mantener sus culturas y sus formas de vida. Este día internacional es una oportunidad para crear conciencia sobre su situación precaria.

La falta de reconocimiento formal de los derechos de tenencia de la tierra en las políticas gubernamentales tiene implicaciones de largo alcance para el planeta, afirman los científicos en el documento titulado “La importancia de las tierras de los pueblos indígenas para la conservación de paisajes forestales intactos”.

“Los gobiernos deben tener en cuenta que los bosques intactos almacenan considerablemente más carbono que los bosques degradados o fragmentados, lo que significa que deben ser protegidos si queremos avanzar en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, dijo John Fa, científico asociado principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y profesor de biodiversidad y desarrollo humano en la Universidad Metropolitana de Manchester del Reino Unido.

El COVID amenaza con su desaparición

Los pueblos indígenas son una de las comunidades más vulnerables a infectarse de coronavirus en América Latina. «Salvo en Belice, El Salvador y Uruguay, todos los demás países de la región confirman casos de personas indígenas contagiadas”, dijo al medio francés DW Myrna Cunningham, presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC).

Pobreza, falta de agua y la existencia de enfermedades previas como el dengue, la malaria o la tuberculosis «debilitan seriamente a los pueblos ante la llegada de un virus desconocido», explicó. Asimismo, en los pueblos con poca población, «la llegada del virus no solo pone en riesgo la salud de las personas, sino que puede dar lugar al exterminio de culturas enteras”, alertó.

Según datos del FILAC, hasta el 5 de agosto se habían contabilizado 58.630 positivos y 2.024 fallecidos. Asimismo, el riesgo de extinción acecha al pueblo indígena Yuqui, en Bolivia. «Con apenas 342 miembros es considerado con alto riesgo de vulnerabilidad debido a enfermedades como la tuberculosis, fibrosis pulmonar, anemia, desnutrición y otros”, recalcó la presidenta del FILAC que también alertó del estado del pueblo Siekopai, entre Ecuador y Perú. «Con una población de solo 744 personas, atraviesa una grave situación ya que casi el 10% del total de sus miembros han sido contagiados”, agregó.

En Misiones se registran aproximadamente unas 120 comunidades que fueron relevadas en el último monitoreo realizado en el censo para el Registro Nacional de Comunidades Indígenas bajo la Ley  26.160, y que fue validado por un reciente Mapa de Territorialidad de los Pueblos Originarios de todo el Continente Americano.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *