Alerta mundial por los incendios forestales: desde la selva de la Amazonía brasileña se extiende un corredor de humo en países de América del Sur

El principal pulmón verde del planeta lleva más de 15 días en llamas, el incendio en la Amazonía en el norte de Brasil ya está afectando a regiones de Perú, Bolivia y Paraguay. Con el hashtag #PrayForAmazonas (#RezaPorLaAmazonía) #ARMYHelpThePlanet, miles de personas iniciaron un llamado en redes sociales a una reacción internacional para atender los incendios, que representan un riesgo mundial por el daño ambiental. Los focos están ardiendo en todo el mundo. Lo más alarmante sucede en la selva amazónica.

Fotos ilustrativas :Las imágenes no corresponden el suceso actual en Amazonía de Brasil

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

BRASIL (20/8/2019).- El incendio en la región de Mato Grosso, Pará no disminuye, al contrario, se esparce hacia las fronteras de países aledaños. “El clima seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentaran considerablemente en todo el país. Los miembros de la brigada de ICMBIO e IBAMA, equipos y aviones están totalmente disponibles para los Estados y ya están en uso”, explicaron autoridades brasileñas hoy, desde el Ministerio do Meio Ambiente.

Los usuarios compartían las imágenes de la ciudad brasileña de Sao Paulo, donde quedó desde el lunes,  sumergida por el humo que llega de los incendios de la selva amazónica. Desde Rondonia hay 3300 km (2052 millas) de distancia desde Boa Vista a Sao Paulo, y todo está inmerso entre nubes grises. Es como para dimensionar el  daño.

Bolivia también está en llamas. En el mapa, las manchas rojas representan concentraciones muy altas de monóxido de carbono atmosférico (CO) por encima de 1200 ppb. El CO es un indicador de la quema en progreso. La foto se registró desde las 4 pm de este domingo 18 de agosto.

Fotos: Imágenes de Sao Paulo, domingo 18 de agosto, alrededor de las 15 horas comenzó a oscurecer por el humo de los incendios

El Pantanal Paraguayo se vio afectado por las llamas en Bahía Negra, Alto Paraná, arrasando con el más del 50% de la reserva natural Los Tres Gigantes.

Y Brasil, desde Rondônia, Acre, Pará, Amazonas están en llamas desde hace más de una semana.”La materia particulada del humo producido por estos grandes incendios forestales que ocurren en Bolivia, junto con el aire frío y húmedo que está en la costa de Sao Paulo, ha causado una gran oscuridad en pleno día”, explicó Franco Vilela de Inmet, ante el fenómeno.

El incendio en Siberia este mes, poniendo a Rusia en camino de su peor año registrado en incendios forestales. El humo de estos incendios cubrió gran parte del país, incluidas las principales ciudades como Novosibirsk, y ha cruzado el Océano Pacífico hacia los Estados Unidos.

El lunes, un incendio forestal en las Islas Canarias obligó a más de 8,000 personas a huir. Durante el fin de semana, se encendieron nuevos incendios en Alaska, extendiendo lo que ya ha sido una temporada de incendios inusualmente larga para el estado. La semana pasada, Dinamarca envió bomberos a Groenlandia para combatir un incendio forestal que se acercaba a áreas habitadas. Si no se extingue, los funcionarios están preocupados de que el incendio se queme durante el invierno, aumentando aún más el ya derretido hielo que Groenlandia ha experimentado este año en medio de un calor récord.

California, que sufrió su temporada de incendios forestales más destructiva registrada en 2018, está teniendo un año mucho más tranquilo en comparación, aunque el potencial para un incendio importante sigue siendo.

Pero quizás aún más alarmantes son los incendios forestales en la selva amazónica, el bosque tropical más grande del mundo. Es un área que casi nunca arde por sí sola, sin embargo, las llamas se han vuelto tan intensas que oscurecieron el cielo sobre São Paulo, la ciudad más grande de Brasil.

Imágenes: Mapa actual del incendio forestal en Amazonía de Brasil. Las fotos  son ilustrativas

La Amazonía desprotegida

Los focos de incendio aumentaron en Brasil un 82 % en comparación con el año pasado, según datos del gobierno, que entre enero y agosto de 2019 registró 71.497 siniestros de esta naturaleza, un número considerablemente superior a las 39.194 quemas que ocurrieron en el mismo período de 2018.

Datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) indican que la deforestación destruyó 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña el pasado julio, 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018.

El aumento de la deforestación en la Amazonía provocó que Alemania y Noruega anunciasen la semana pasada el congelamiento de ayudas destinadas a la preservación de la selva. “Quienes deforestan y destruyen la Amazonía se sienten alentados por el discurso y las acciones del gobierno de Bolsonaro que, desde que asumió el cargo, ha hecho un verdadero desmantelamiento de la política ambiental del país”, señaló en un comunicado Danicley Aguiar, vocero de la organización Greenpeace en Brasil.

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, señaló en su cuenta de Twitter que el Gobierno ha puesto a disposición de los estados afectados aviones y un equipo de brigadistas para detener los incendios.

“El clima seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentaran considerablemente en todo el país”, explicó el ministro Salles, agregando que el equipo está disponible y “ya está en uso”.

 

Fuentes: UOL, BBC Mundo, Metsul Clima

 

Fotos ilustrativas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *