Elaboran plan para prever conflictos en la defensa de los bosques en pie

Ante posibles conflictos que se puedan generar en la protección de los bosques, representantes de diferentes sectores elaboraron una agenda de prevención. Fue durante un taller organizado por las Naciones Unidas.

Fuente: ABC Color

ASUNCIÓN (15/4/2013).- Algunos conflictos posibles identificados son la destrucción de bosques por depredadores, por incendios, invasiones o causas naturales. Para cada caso, fueron analizadas las posibles soluciones, de manera a preverlas durante la implementación en nuestro país del mecanismo conocido como Reducción de Emisiones debidas a la Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+).

El taller de tres días culminó ayer y se denominó “Salvaguardas ambientales, sociales y de derechos humanos. Construcción de una hoja de ruta para la implementación de un mecanismo de resolución de conflictos”.

Fue organizado por el Programa Nacional Conjunto de las Naciones Unidas para la REDD (PNC ONU REDD), con participación de representantes de diferentes sectores sociales, como campesinos, productores e indígenas, además de representantes del sector oficial.

Durante el encuentro se acordó crear un sistema de información de salvaguardas, orientado a minimizar los riesgos sociales y ambientales que pueden surgir de actividades REDD, como por ejemplo los desplazamientos o éxodos de personas, cambio inadecuado en el uso de la tierra, depredación, etc.

En los tres grupos de trabajo surgieron propuestas sobre los mecanismos que aseguren el manejo adecuado de conflictos que puedan surgir igualmente de la implementación de actividades REDD, como la propiedad, distribución de beneficios, uso de recursos naturales.

Paraguay y REDD

Nuestro país forma parte de un grupo seleccionado para implementar REDD, y ha sido beneficiado con recursos especiales asignados en el marco del Convenio sobre Cambio Climático para la implementación del Programa ONU REDD.

El objetivo es trabajar con los gobiernos para implementar acciones conjuntas para la protección, el mejoramiento de la gestión y a la utilización racional de los ecosistemas de bosques, evitando la emisión de gases como consecuencia de la deforestación y el cambio de uso de suelo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.