Patfhinder sigue su expansión en EE.UU.: compró planta maderera

Internacionales

A través de la sociedad Aconcagua Timber Corp compraron esta semana una planta de tablero de MDF en Carolina del Norte a la compañía SierraPine. Con esta inversión el grupo suma tres plantas en dicha nación con una inversión cercana de US$ 120 millones.

Fuente: Lignum

CHILE (12/11/2004).- El grupo Pathfinder no para de crecer en el mercado forestal en Estados Unidos. Y es que los principales miembros de uno de los conglomerados que llegó a tener un número importante de empresas en el país, Juan Obach y Félix Bacigalupo, a través de la sociedad Aconcagua Timber Corp compraron esta semana una planta de tablero de MDF en Carolina del Norte a la compañía SierraPine. Con esta inversión el grupo suma tres plantas en dicha nación con una inversión cercana de US$ 120 millones. Fuentes relacionadas a la operaciones sostuvieron que el negocio terminará sus trámites formales a fines de este año. Es así que Carolina del Norte se agrega a las dos otras plantas que adquirieron Pennsylvania, en Franklin en el Estado de Virginia, todos negocios que se han concretado en los últimos 6 meses. Obach y Bacigalupo poseen alrededor de un 63% de Aconcagua Timber Corporation (ATC), en sociedad con el empresario local Tomás Miller, además de otros accionistas locales. Posicionamiento El objetivo de los Pathfinder que quedaron con una caja de algo más de US$ 250 millones, tras enajenar las empresas más importantes que poseía el holding (Iansa, Forestal Terranova, Masisa, Textil Viña e Eicosal) era invertir en un negocio de proyecciones y donde los principales miembros tenían el know how. De esta forma en Estados Unidos los planes del grupo “son crear una industria forestal (área de paneles) que esté entre las cuatro americanas y que sea altamente eficiente”, afirma un cercado a la operación. Y por lo menos en esa área enfocado solamente a satisfacer la demanda estadounidense. Con la adquisición de la última planta pasaron a ocupar el puesto número siete en Estados Unidos en el mercado de partículas y producción de tableros MDF. Es así que no se descartan nuevas compras en otros Estados del gigante del norte para llegar a los primeros lugares. Actualmente ATC tienen tiene domicilio en Delaware, debido a que uno de los Estados de Norteamérica que ofrece ventajas tributarias a las empresas que deciden instalarse y operar como plataforma de inversiones para otras zonas del país. Se dice que el gran artífice de la incursión de los Pathfinder en Estados Unidos y principalmente en el rubro forestal es Juan Obach quien desde el año pasado estuvo en constantes viajes al país del norte. La elección como hombre clave para la elección de las inversiones y las negociaciones no fue al azar, ya que cuando el grupo años atrás controlaba Masisa, Obach era precisamente la cabeza de esa compañía. La entrada de estos miembros del conglomerado a Estados Unidos no es la primera incursión fuera de Chile. Recientemente compraron una propiedad en Argentina para desarrollar el negocio de envases. En ese rubro ya operan dos empresas en Chile: Carter Holt Packaging, que compraron en US$ 11 millones el año 2003, e International Paper Food Service, por la que pagaron US$ 4 millones hace dos meses. Ahora Félix Bacigalupo se encuentra concentrado en sacar adelante el proyecto de una planta de envases de vidrio destinadas al mercado del vino en la VI Región y que esta semana fue rechazada por la Corema de la zona. Fuentes vinculadas al caso señalan que una de las posibilidades que barajan es el cambio de la fábrica a otra zona de la región, que no tenga problemas de uso de suelo y de monitoreo del aire. Época de oro Por las casualidades de la vida se formó el grupo Pathfinder a mediados de los ‘80, cuando el multimillonario árabe Khaled Bin Mahfouz, uno de los dueños del banco más grande de Arabia Saudita, en búsqueda de nuevos negocios llegó ante el abogado Marcos Cariola, quien junto a Juan Obach, Félix Bacigalupo y Scott Perry formaron el grupo. Años más tarde emigraron el empresario árabe, Perry y Cariola quien se dedicó a la actividad parlamentaria. El grupo llegó a tener 20 empresas y eran reconocidos por adquirir firmas con problemas y hacerlas crecer, para luego venderlas. Tras años de estar alejados de los negocios, la dupla Obach y Bacigalupo están retomando sus inversiones y casualmente en los mismos rubros. Fuente: Diario Financiero

Fuente: Lignum

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *