Corrientes | Por mortandad de árboles de pinos, llevan adelante un trabajo multidisciplinario de monitoreo y detección de escolítidos, plaga conocida como “escarabajo de la corteza”

Gran preocupación genera en los productores de la región la plaga que afecta este año al género Pinus. En el marco de un programa de Sanidad Forestal se lleva adelante un trabajo interdisciplinario entre la Asociación Forestal Argentina Regional Corrientes, el INTA, el SENASA, la APEFIC y el Consorcio Forestal Corrientes Norte  (CFCN) para el monitoreo y detección del “escarabajo de la corteza” o  escolítidos que se registran en la provincia.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

CORRIENTES Y MISIONES (7/10/2022).- “Se intenta conformar una Red público, privada y técnica, que permita la detección temprana de especies de escolítidos ya presentes o en nuevas áreas, en árboles de pinos de importancia forestal en el NEA, para delinear estrategias de manejo y control de esta problemática”, informaron desde la Asociación Forestal Argentina Regional Corrientes.

También se realizó una capacitación en la localidad de Gobernador Virasoro, para tratar todo lo que refiere a hábitos, ciclo de vida de la plaga e instalación, mantenimiento de las trampas y envío de las muestras.

En contacto con ArgentinaForestal.com, el ingeniero forestal Edgar Eskiviski, del área de Protección Forestal del INTA EEA Montecarlo, explicó que tras la detección de muertes de árboles de pinos relacionados con la presencia de escarabajos de la corteza, del grupo de insectos conocidos como escolítidos, se viene observando desde el año 2020 las plantaciones.

“Está relacionado con las situaciones de déficit hídrico (2020 y 2021), y para dar una respuesta a esta problemática se vienen realizando actividades entre distintos organismos públicos y el sector privado”, indicó.

En un principio se tomaron muestras en condiciones de campo de árboles afectados para la determinación de las especies de escarabajos presentes. Una segunda etapa es la instalación de una red de parcelas para la determinación de las especies presentes y la estacionalidad de las mismas.

“En este momento hay trampas de monitoreo instaladas y se irán sumando otras más. En estas actividades venimos trabajando coordinadamente además de técnicos del INTA, técnicos de la Secretaria de Agricultura, SENASA, Dirección de Producción Forestal de Corrientes, Empresas del Consorcio Forestal Corrientes Norte, y están en gestiones para que en el corto plazo se sumen otras universidades como la UNNE y UNaM. En las facultades podrán realizar algunas actividades de revisión de material de trampas e identificación de los insectos”, adelantó Eskiviski.

Respecto a la capacitación dictada, consistió en llevar adelante las actividades de reconocimiento del ataque de estos insectos en campo y la metodología de instalación de las trampas multiembudos.

“Esto se realizó el día martes 27 de septiembre en Virasoro, la parte teórica en el ICTM (Parque Industrial) y la parte práctica en forestaciones cercanas. Los días 28 y 29 en laboratorio del INTA Montecarlo se llevó a cabo la capacitación a cargo del Ing. Dumois referida a la correcta identificación de las especies de las familias y especies de escolítidos. Para ello se contó con material de insectos colectados en campo”, precisó Eskiviski..

Los destinatarios de la capacitación fueron técnicos monitoreadores del SENASA y Dirección de Producción Forestal que realizarán las instalaciones y revisiones de las trampas, como también técnicos y becarios de INTA y de las mencionadas universidades que realizarán la identificación de estos insectos en laboratorio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.