Brasil | Muere el “indígena del hoyo”, el último sobreviviente de una etnia desconocida que vivía en aislamiento voluntario

El “indígena del hoyo” era el último sobreviviente de su comunidad, que pertenecía a una etnia desconocida. Lo llamaban así dado que pasaba la mayor parte de su tiempo escondiéndose o resguardándose en agujeros que él mismo cavaba en la tierra. Vivió aislado durante cerca de tres décadas en el estado brasileño de Rondonia, en la frontera con Bolivia, fue hallado muerto por la Fundación Nacional del Indígena (FUNAI).

 

Fuente: BBC Mundo 

 

BRASIL (29/8/2022).- La Fundación Nacional del Indígena (FUNAI) informó de la muerte del “indígena del hoyo” este fin de semana, y aclaró que el hombre falleció por causas naturales el pasado martes. El “indígena del hoyo” era el último sobreviviente de su comunidad, que pertenecía a una etnia desconocida. Lo llamaban así dado que pasaba la mayor parte de su tiempo escondiéndose o resguardándose en agujeros que él mismo cavaba en la tierra.

Durante décadas, en las que su territorio fue atacado y en las que mataron a sus amigos y familiares, él se resistió a cualquier intento de contacto por parte de personas ajenas a su mundo, y puso trampas y atacó con flechas a quien fuera que se le aproximase.

 

Plumas de colores

La institución informó que hallaron al hombre muerto en su hamaca durante una ronda de monitoreo y vigilancia, y que no habían encontrado “rastros de la presencia de personas en el sitio, ni se vieron marcas en el bosque a lo largo del camino”.

El hallazgo ocurrió durante la ronda de monitoreo y vigilancia territorial hecha por el equipo del Frente de Protección Etnoambiental (FPE) del municipio de Guaporé (Río Grande del Sur) y la Coordinación General de Indios Aislados y Contactos Recientes (CGIIRC, por sus siglas en portugués).

Según informaron, no había rastros de la presencia de personas en la zona, no se detectó ninguna marca en el bosque durante el recorrido ni había signos de violencia o de lucha.

De la misma forma, los enseres, utensilios y objetos utilizados habitualmente por el indígena permanecieron en sus lugares correspondientes.

De todas maneras, su cuerpo será sometido a una autopsia para confirmar las causas de su deceso.

Cuando lo encontraron, su cuerpo estaba en estado de descomposición, y como estaba adornado con plumas de colores brillantes las autoridades creen que se había preparado para su muerte.

Se desconoce su edad exacta, pero se estima que podía tener alrededor de 60 años. En la selva brasileña se han identificado al menos 114 pueblos indígenas que viven aislados, sin mantener contacto con el mundo occidental.

En el interior de la cabaña, que fue numerada por la FUNAI como la número 53, había dos fogones. El patrón arquitectónico de la vivienda del ‘Indio del Hoyo’ presentaba una sola puerta y un agujero dentro de la casa.

Según el indigenista Altair José Algayer, citado por Amazonia Real, este tipo de hoyo podría tener “un valor místico para los indígenas”.

El examen forense realizado en el lugar donde ocurrió la muerte estuvo a cargo de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Criminalística (INC). Se utilizaron además drones y un escáner 3D.

 

Aislamiento voluntario

En 2018, una agencia brasileña captó imágenes únicas del ‘Indio del Hoyo’ que fueron difundidas por distintos medios de comunicación. En el registro se veía a un vigoroso hombre de unos 50 años, vestido con taparrabos, que daba machetazos a unas plantas.

Según se informó en esa oportunidad, cazaba con arco y flecha y con trampas cerdos salvajes, pájaros y monos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.