Argentina presentó su Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 ante el Consejo Económico Social

El cierre estuvo a cargo del Presidente Alberto Fernández. El Plan 2030 plasma los ejes centrales de ciencia y tecnología para la próxima década y se presentará oportunamente ante el Congreso de la Nación. “El Plan plantea 10 grandes objetivos nacionales con sus misiones y las estrategias para llevarlas a cabo. Estamos orgullosos del trabajo que se ha hecho”, dijo Daniel Filmus y manifestó que espera ante la Comisión “escuchar nuevas opiniones y también, que genere otro debate en el Congreso de la Nación”.

 

Fuente: Consejo Económico y Social 

 

 

BUENOS AIRES (18/8/2022).- El Museo del Bicentenario fue el marco para la presentación del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030, a cargo del Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, ante el Consejo Económico y Social (CES).

Acompañaron al Ministro, la presidenta del Consejo y secretaria de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó del Pont, y el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCyT, Diego Hurtado. El cierre estuvo a cargo del Presidente Alberto Fernández. Participaron representantes de institutos y organismos nacionales de ciencia y tecnología.

El Presidente afirmó: “Tenemos todo lo que necesitamos” para llegar al “desarrollo científico y tecnológico que queremos”, y convocó a la comunidad científica a “que nos animemos como sociedad a entender que ese desarrollo debe ser una propuesta y un compromiso colectivos”. “El talento argentino es reconocido en todo el mundo”, precisó, y añadió “como país tenemos los recursos que el mundo va a reclamar. El mundo pide energías renovables, limpias y va a demandar alimentos. Nosotros tenemos la gran posibilidad de ser proveedores del mundo”.

En este marco, agregó que “tenemos la segunda reserva de shale gas, la segunda reserva de litio del mundo. Entre Argentina, Bolivia y Chile tenemos el 60 por ciento del litio que existe en el mundo. Tenemos la posibilidad en la Patagonia de desarrollar mucho hidrógeno verde”. “En la medida en que nosotros desarrollemos más ciencia y más tecnología, e industrialicemos nuestros productos primarios nuestras posibilidades son mucho mayores” y precisó que el país “tiene todo el potencial necesario para desarrollar esas áreas que nos permitan avanzar”. En este sentido, agregó “quisiera también que los alimentos no se vayan en granos. Yo quisiera que la Argentina alimente a seres humanos, que tenga la capacidad de exportar alimentos para hombres y mujeres del mundo, no solo para animales. Los que siguen creyendo que somos el granero o el supermercado del mundo no se enteraron”.

“Durante la pandemia hemos podido probarnos para ver cuán capaces éramos para desarrollar la ciencia y la tecnología, y los resultados son formidables. No solamente porque fuimos capaces de generar kits de testeo en momentos en que escaseaban en el mundo, sino también porque detectamos formas de tratamiento de la enfermedad a través de investigaciones propias y porque hoy se están terminando de producir cuatro vacunas contra el COVID-19 en emprendimientos de universidades nacionales”, precisó Fernández.

Filmus expresó que “es un hecho trascendente, es casi el último paso antes de la presentación del Plan 2030 que va a definir el futuro de la ciencia y la tecnología argentina por los próximos años. La ley de Ciencia, Tecnología e Innovación (Ley 25.467) determina que es necesario hacer un plan nacional de CTI que tiene que presentar el Gobierno nacional y creemos que lo importante es que sea votado por el Congreso y todas las fuerzas políticas. Si hay algo que no se puede resolver en el mediano y corto plazo es el desarrollo científico tecnológico y necesitamos de políticas de estado sin calendarios electorales y sin estar atado al gobierno de turno. Que sean definiciones de un país que mira hacia el futuro. Tenemos que lograr el crecimiento donde varios de los ejes centrales de nuestra política tienen que ver con una Argentina que tenga consensos básicos sobre un conjunto de temas como es el desarrollo educativo, y el científico tecnológico”, indicó. A continuación, detalló “por eso este proceso de reconstrucción -que comenzó con la gestión de Roberto Salvarezza- lo hemos continuado y reabierto para que participen todos los actores sociales y también, y por primera vez, la participación de todas las provincias y regiones. El proceso de elaboración que se tornó en debate tuvo dos grandes centros, el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) y el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICyT)”, y agradeció la presencia de los y las participantes de organismos de CyT. “Fue un proceso de discusión con cada provincia y región ya que distintos temas de investigación pueden tener que ver o no con la provincia o la región”.

El Ministro de Ciencia señaló que “este trabajo duró más de un año, y lo fuimos discutiendo en la CGT, CTA, Facultad de Ciencias Sociales – FSOC, entre otros ámbitos. Hemos hecho más de 50 reuniones para discutir el proyecto y ha tenido muchísimas modificaciones ya que hubo aportes sustantivos”. En palabras del titular de la cartera científicas, “el Plan plantea 10 grandes objetivos nacionales con sus misiones y las estrategias para llevarlas a cabo. Estamos orgullosos del trabajo que se ha hecho” y manifestó que espera ante la Comisión “escuchar nuevas opiniones y también, que genere otro debate en el Congreso de la Nación”.

Por su parte, Marcó del Pont pronunció: “Avanzar en un proceso de desarrollo integral es impensable sin la participación y el debate de todos los actores sociales, productivos y políticos que, a través de espacios como el Consejo Económico y Social, permitan construir los consensos necesarios para trascender a las distintas gestiones de gobierno”. La secretaria de Asuntos Estratégicos señaló que “las políticas para el desarrollo demandan tiempo para madurar y requieren una definición clara sobre cuál será el rol del Estado para impulsar, orientar y financiar el proceso de desarrollo científico y tecnológico”, e indicó que “el Plan Plurianual del Ministerio de Ciencia y Tecnología ofrece un abordaje integral que abarca todas las dimensiones necesarias para profundizar el proceso de desarrollo científico y tecnológico de la Argentina”.

A su turno, Hurtado se refirió a las misiones de cada uno de los desafíos nacionales del Plan y a las estrategias de I+D+i. En este sentido, planteó que la incorporación de Agendas Territoriales Integradoras de Ciencia, Tecnología e Innovación (ATI-CTI) representa una oportunidad de fortalecer las capacidades científico-tecnológicas nacionales. Al respecto aseguró que se elaboraron 24 agendas territoriales en función de uno de los ejes del plan, la federalización que permitirá subsanar los desequilibrios estructurales provinciales. “Una vez que el Plan se apruebe por ley se transformará en una política de Estado que permitirá una revisión cada 3 años para realizar las mejoras necesarias”, especificó.

El Ministro durante la presentación mencionó la ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, la de Economía del Conocimiento, la articulación virtuosa entre el sector público-privado, el equilibrio territorial a partir de la federalización, la soberanía a partir de desarrollos propios, la sustentabilidad, la perspectiva de género, la educación y la inclusión de calidad, entre otros puntos.

Plan CTI 2030

Traza los 10 desafíos nacionales para la próxima década, los cuales son: erradicar la pobreza y reducir la desigualdad y la vulnerabilidad socioambiental; impulsar la bioeconomía y la biotecnología para potenciar las producciones regionales, alcanzar la soberanía alimentaria; contribuir al diseño de políticas para fortalecer la democracia y ampliar los derechos ciudadanos; construir una educación inclusiva y de calidad para el desarrollo nacional; lograr una salud accesible, equitativa y de calidad; desarrollar los sectores espacial, aeronáutico, de las telecomunicaciones y de la industria para la defensa; fortalecer la investigación marítima, la soberanía y el uso sostenible de los bienes del Mar Argentino; promover el desarrollo de la industria informática y de las tecnologías de la información para la innovación productiva y la inclusión digital; potenciar la transición al desarrollo sostenible, y fomentar y consolidar un sendero para la transición energética.

El Plan, que fue abordado desde perspectivas integradoras como el trabajo y empleo, la federalización, la perspectiva de género, la internacionalización, y la sostenibilidad, presenta las misiones y las estrategias I+D+i para cada desafío. Además, incluye las Agendas Territoriales Integradoras de Ciencia, Tecnología e Innovación (ATI-CTI) de cada región (Centro, Cuyo, NEA, NOA, Metropolitana).

Las ATI-CTI son un instrumento del Plan cuyo objetivo es favorecer la intervención de forma consistente con las especificidades territoriales de cada jurisdicción subnacional, sus capacidades y su potencial para innovar. Proporcionan un elemento ordenador para robustecer la planificación de acuerdo a plazos establecidos para el logro de resultados en el corto, mediano y largo plazo (2023-2030).

Por último, se encuentran las Agendas Transversales que se orientan a la Promoción General del Conocimiento; Tecnologías Aplicadas a la I+D+i; Ciencias Sociales y Humanas para el Desarrollo; Ciudadanía y Cultura Científica; Sostenibilidad; Perspectiva de género.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.