Córdoba: lograron contener los incendios forestales del norte de la provincia, tras seis días de lucha, tres muertos y cerca de 45 mil hectáreas quemadas

Tras seis días de combate, se logró contener la crítica situación frente a la dantesca propagación del fuego, que se llevó la vida de tres personas, además de los daños ambientales y materiales que aún son materia de evaluación. Los Bomberos y Brigadistas locales y nacionales lograron controlar uno de los tres focos en el norte de la provincia. En el resto del país, siguen activos incendios en Chilecito (La Rioja) y Victoria (Entre Ríos).

 

Fuente: Con información de La Voz del Interior, Cadena 3, Télam, Página 12, Diario Primer Informe e Infobaer.

 

CÓRDOBA (8/10/2021).- En seis días, los tres focos de incendios forestales en el norte de Córdoba, que todavía continúan activos en los departamentos de Tulumba y Minas, arrasaron cerca de 45.000 hectáreas, según datos del Servicio Nacional de Manejo de Fuego.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), por su parte, informó que son 30.600 las hectáreas afectadas por los incendios, según el relevamiento satelital realizado en esa región del norte provincial.

Diego Concha, titular de Defensa Civil de Córdoba, dijo este viernes que sobrevolaron la zona y los focos quedaron controlados a media mañana.”Hay una guardia de ceniza”, explicó.

De todas maneras, informó que 580 bomberos quedaron en la zona con el recambio que se hizo a primera mañana de este viernes, bajando en los lugares afectados para controlar el perímetro.

En relación a las condiciones climáticas, describió que amaneció nublado, con baja temperatura y se prevén vientos que podrían llegar a los 25 o 30 kilómetros por hora del este durante la tarde de este viernes. “El incendio que nos traía mal traer desde hace varios días en cuatro departamentos del norte de la provincia se encuentran en guardia de cenizas”, concluyó.

Los últimos puntos con fuego eran los parajes El Pantano, entre Caminiaga y Cerro Colorado, y San Pedro Viejo.

Aunque no hay certezas aún de la superficie quemada, algunas estimaciones preliminares calculan que unas 45 mil hectáreas se habrían visto afectadas durante una semana en el norte provincial, entre el foco mayor (que quemó más de 35 mil) y otros menores en diferentes puntos de la región.

Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo y Protección Civil, señaló en tanto que si las condiciones climáticas no se complica, es probable que este viernes se pueda dar por contenido el incendio mayor. También confirmó que el fuego no llegó a penetrar en el área de la reserva natural Cerro Colorado.

Drásticas consecuencias

Los incendios en Córdoba comenzaron el pasado viernes, aparentemente por la caída de tres rayos durante una tormenta eléctrica, causa que investiga la Fiscalía de Instrucción de Dean Funes. Desde entonces, tres personas murieron tras ser alcanzadas por las llamas cuando trataban de sofocar el fuego: Miguel Armas (48); Namir Cáceres (21) y su hermano Jesús (27), quien falleció este miércoles luego de cinco días de internación.

Didier Jesús Cáceres, de 27 años, falleció ayer luego de cinco días de internación. El 80% de su cuerpo estaba quemado. Su hermano, Namir, 21 años, perdió la vida en el acto, también por las llamas.

La tragedia encontró a los jóvenes Cáceres el sábado pasado, cuando viajaban en un Ford Ka por la ruta 9 en las cercanías la localidad de San José de la Dormida, situada en el departamento Tulumba, a 125 kilómetros de la ciudad de Córdoba.

“El fuego avanzaba sobre la ruta. Según pudieron reconstruir las autoridades locales, los hermanos decidieron regresar para ayudar ante las llamas que acechaban, amenazantes, sobre algunas viviendas. Ambos tenían formación militar, ya que habían hecho sus estudios secundarios en el Liceo Militar General Paz, una de las escuelas más tradicionales de la provincia”, señala el artículo publicado en Infobae.

Namir fue encontrado calcinado en el auto. No pudo escapar. Su hermano, Didier, llegó a bajar pero no hizo a tiempo de evitar el fuego. Las heridas que sufrió fueron graves y le dejaron casi la totalidad de su cuerpo quemado. Tras ser internado en el Instituto del Quemado, de la ciudad de Córdoba, el joven no resistió a las quemadaruas y su corazón dejó de latir en la noche del miércoles.

Didier era abogado y trabajaba en el estudio jurídico de la familia. Se recibió en 2020. Tuvo un paso como catequista de la Parroquia San Fermín. Namir estaba estudiando también abogacía en la Universidad Católica de Córdoba.

Los amigos, familiares, compañeros y docentes de los Cáceres despidieron con pesar a los jóvenes en las redes sociales.

Riesgo extremo ante las condiciones climáticas

En la zona, además, no llueve desde febrero. El invierno sumó heladas que convirtieron las pasturas en un activador de estos incendios que consumió especies como algarrobos, garabatos, chañares y otros bosques nativos.

Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo y Protección Civil, señaló que el incendio está activo en algunos lugares, pero el panorama era mejor que el miércoles. “Desde horas de la mañana se viene trabajando y se han contenido muchas zonas, pero quedan tres focos activos de mediana intensidad, que están siendo trabajados en este momento”, aseguró a la Voz del Interior.

Entre el miércoles por la noche y el jueves se logró controlar pero no extinguir el incendio que se había iniciado al mediodía en la localidad de Simbolar y que se extendió por 20 kilómetros hasta la zona rural comprendida entre San José de la Dormida y Cañada del Tala, según el diario local Diario Primer Informe.

El control del foco en la zona de San José de la Dormida fue posible porque mejoraron las condiciones meteorológicas, que facilitaron a los brigadistas siguieran trabajando durante la noche. También se logró controlar los focos en la zona de la reserva Cerro Colorado, uno de los sitios de mayor valor histórico, cultural y natural de Córdoba.

“El único frente que queda con actividad, es decir con fuego libre, es la zona de San Pedro Viejo, donde tenemos un frente de 3 mil metros activos”, confirmó el director de Defensa Civil, Diego Concha, a Cadena 3.

Allí estaban trabajando 170 brigadistas y 3 aviones hidrantes. “Por suerte, las condiciones meteorológicas han ayudado mucho a la tarea del personal que está trabajando en el lugar y no tenemos ninguna vivienda que haya sufrido daños por el fuego ni lesionados”, añadió el funcionario. “Esperamos que, para la tarde o noche, ese frente que queda activo lo podamos tener contenido”, finalizó.

Incendios contenidos y pérdidas

En tanto los otros dos incendios están “contenidos”, esto significa que el incendio mantiene su actividad, pero por los trabajos realizados se detuvo el avance del frente. Es el caso de la zona de Caminiaga, a la altura de la ruta nacional 21, camino a Cerro Colorado. Se encuentran trabajando 150 efectivos y 2 aviones hidrantes.

En El Perchel, si bien está controlado, los brigadistas informaron que es “inestable” y puede reactivarse.

En los terrenos que fueron arrasados por el fuego, las consecuencias son el desastre ambiental -solo algunos animales pudieron escapar- y las pérdidas económicas de los productores locales, por el terreno y el ganado.

En la zona de Cerro Colorado los brigadistas armaron un contrafuego para evitar que las llamas llegaran al lugar donde hay pinturas rupestres de gran valor arqueológico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *