Gestión forestal | Profesionales debatieron sobre la experiencia en Manejo Naturalista de bosques en Misiones

El presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones, Jaime Ledesma, elaboró en exclusiva un informe sobre la conferencia virtual relacionada al “Manejo Naturalista Adaptado para Bosques Subtropicales de la Provincia de Misiones, en base a documentos y declaraciones de la Organización ProSilva Europa”, dictada por el colega Ivo Götz, resumiendo los aspectos más destacados de la experiencia compartida por el profesional., sumado al intercambio técnico de opiniones generadas entre los asistentes.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

MISIONES (2/10/2021).- El Manejo Naturalista adaptado al bosque nativo misionero tuvo su primera experiencia en Misiones en el periodo de 1995-2007, en propiedades de la ex Pérez Companc, por entonces propietaria de 20.000 hectáreas de monte nativo (actualmente perteneciente a la empresa ARAUCO SA), sobre una parcela de 26 hectáreas, dentro de la Reserva Forestal “San Jorge”, en el Km. 38.

En ese predio el ingeniero Ivo Götz, en su carácter de Gerente Forestal de la compañía en aquella época, desarrolló el ensayo siguiendo un modo de gestión diferente del aprovechamiento tradicional, conocido como Manejo Naturalista; en este caso un manejo naturalista con enriquecimiento asociado.

El grupo Pérez Companc fundó la compañía “Pecom Forestal” en Puerto Bossetti, convirtiéndose en el aserradero más grande de la Argentina, previo a la instalación de la ex Alto Paraná SA en el norte de Misiones. Parte del patrimonio de la compañía eran 20 mil hectáreas de Bosques Nativos, en lo que conformó años más tarde la Reserva Forestal San Jorge, en la actualidad con 16.500 hectáreas bajo la administración de la compañía chilena ARAUCO SA.

Modelo Naturalista

Se entiende como Modelo Naturalista, según lo ha definido ProSilva España, en la consideración del bosque como un ecosistema cuya estructura y funcionamiento nos indica pautas de actuación, apoyándose y respetando la dinámica natural, acrecentando la biodiversidad y obteniendo estructuras complejas estables en equilibrio dinámico.

La experiencia de este modelo fue compartida en la videoconferencia sobre: “Manejo Naturalista Adaptado para Bosques Subtropicales de la Provincia de Misiones, en base a documentos y declaraciones de la Organización ProSilva Europa, experiencia del Ing. Ftal. Ivo Götz”, que contó con la asistencia de más de 35 profesionales en línea.

El presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones, Jaime Ledesma, elaboró en exclusiva para ArgentinaForestal.com un informe resumiendo los aspectos más destacados de la conferencia magistral brindada por el profesional el pasado 21 de septiembre, aportando además las opiniones de referentes del sector que asistieron al evento virtual propuesto.

Estuvo dirigida a profesionales de la Ingeniería Forestal, pero también fue abierta a otras profesiones interesadas , logrando una muy calificada audiencia, entre ellos estuvo el colega español, Jesús Garitacelaya, experto en gestión forestal y presidente de la asociación ProSilva, entidad que tiene como fines promover, divulgar e investigar acerca de la gestión forestal próxima a la naturaleza.

La disertación a cargo de Götz, profesional que fue galardonado el 16 de agosto con el Premio Araucaria 2021 (que otorga tradicionalmente el COIFORM por ser, además de una persona de gran calidad humana, un profesional de destacada trayectoria, ex presidente del colegio. También está nominado al premio a la trayectoria que otorga la FECCOPROMI, por el Día del Profesional Universitario (15 de septiembre), que se conmemorará el próximo 29 de octubre del corriente año.

Los principios del Manejo Naturalista

1)      Utilizar la dinámica propia del ecosistema forestal favoreciendo la regeneración natural debajo de árboles grandes y en espacios donde se ha cortado;

2)      Conservar y utilizar las copas altas de la vegetación para dosificar la luz que llega al suelo para frenar la invasión de plantas competidoras;

3)     Conservar la biodiversidad con todas sus ventajas inherentes;

4)     Optimizar el capital productivo en pie tanto en calidad como en cantidad por medio del mantenimiento de una gran diversidad de especies, árboles sanos con troncos rectos, copas equilibradas y desarrolladas, con una cantidad suficiente de árboles para ocupar todo el espacio productivo, realizando cortes selectivos cada 5 a 12 años dependiendo de la evolución de la masa, extrayendo un volumen rentable (40 a 50 m3 totales/ha);

5)     Realizar inventarios sistemáticos a cada paso de corta;

6)    Planificar una red de caminos con una distancia de extracción no mayor a 400 metros;

7)     Racionalizar el sitio: Subdivisión del rodal en fajas – células de producción – de 40 a 50 metros de ancho (de acuerdo a la altura del monte) para realizar extracción con guinche;

8)     Minimizar la distancia entre vías de saca (40 a 50 m) facilitando además la selección y marcación de los árboles a extraer.

9)    La incorporación local de Ivo Götz: Enriquecer con especies de alto rendimiento, nativas o exóticas con alto crecimiento juvenil, de turnos cortos a fin de inyectar capital y mejorar el flujo de fondos y rentabilidad del bosque (con árboles de la especie «paraíso» plantados en la selva, por ejemplo. Es una exótica de rápido crecimiento que se integra con las otras 70 especies presentes, con el fin de incrementar su valor económico en tanto crecen otros árboles nativos valiosos).

La experiencia de Götz

El ingeniero Ivo Götz, expuso en la videoconferencia sobre una experiencia que la inició en 1995, cuando era Gerente Forestal de la Compañía Peréz Companc, por entonces propietaria de 20.000 hectáreas de monte nativo (actualmente perteneciente a la empresa ARAUCO SA), sobre una parcela de 26 hectáreas, dentro de la Reserva Forestal “San Jorge”, en el Km. 38, en donde se desarrolló el ensayo siguiendo un modo de gestión diferente del aprovechamiento tradicional, conocido como manejo naturalista; en este caso un manejo naturalista con enriquecimiento asociado.

El ensayo consistió en una corta silvícola y un enriquecimiento con árboles de Paraíso gigante (Melia azedarach).

Los relevamientos realizados en el lote se hicieron: uno antes de la cosecha (1995), uno luego la misma (1996), en 2002 a cargo de Martín Perrier y en 2007.

Se relevaron las 20 parcelas de muestreo permanente (PMP) establecidas en 1996 y remedidas en 2002, además del establecimiento y medición de 19 PMP adicionales, ubicadas en fajas sistemáticas perpendiculares a las evaluadas en los inventarios anteriores.

En general se utilizó la misma metodología de trabajo de campo y de procesamiento de datos que consta en el informe de la evaluación del año 2002.

Se obtuvieron resultados que permiten observar la evolución de la distribución diamétrica, del área basal y del volumen, generales y por grupos de especies de importancia económica, para el área intervenida en 1995. Para evaluar esas variables se consideró los árboles con diámetro a la altura del pecho (DAP) mínimo de 10 cm.

Si bien nunca planificaron comparaciones de intensidades de cortas, en la práctica y en el inicio de la intervención silvícola se derivó en dos intensidades diferentes, producto de la variabilidad del monte y el ajuste  en la pericia  general del equipo de trabajo.

Debe considerarse que el área denominada Intensidad II, que cubre el 64%  del área del Ensayo, es lo  más representativo y buscado  del  Manejo Naturalista.

Por tal motivo, en la evaluación se unificaron los indicadores a fin de clarificar  los resultados, manteniendo cierta información  abierta  y complementaria sobre los tratamientos con intensidades diferentes.

La comparación del estado de la masa para los años 1996 y 2007, que comprende la totalidad de la vida del Ensayo, se hace especial hincapié en la evolución de la masa de Enriquecimiento con Paraíso gigante (Melia azedarach), tanto desde el punto de vista silvícola como económico y su incidencia sobre la masa nativa.

Los resultados de  para las variables dasométricas más importantes son los siguientes:

·         Área Basimétrica (m2/ha): Se observó una media de 17.28 m2/ha, contra 7.3 m2/ha post cosecha 1996.

·         Volumen de Todas las Especies: Esta variable arrojó 117.5 m3/ha scc, contra 74.8 m3/ha post- cosecha 1996.

·         Número de Árboles (n/ha). Especies Nativas y Paraísos: Se registran 262 a/ha, con ingresos en el periodo de un total de 88.40 a/ha, de los cuales 30 son Paraísos sobrevivientes y desarrollados y 58.40 son nativos.

·         En la plantación de Paraíso realizada como enriquecimiento, se encontró una mortandad importante, si consideramos que se implantaron 121 a/ha en 1996, se registraron 50 a/ha en el 2002 y actualmente la media es de 29,93 árboles vivos por hectárea.

Estos presentaron en general un buen estado sanitario, alcanzando un DAP promedio de 25,87 cm., con máximos de más de 50 cm. de DAP y un incremento periódico anual de 1,44 cm./año. entre 2002 y 2007, y de 2.35 cm./año en la vigencia del ensayo.

·         El volumen promedio fue 11 m3/ha., similar al registrado en 2002, debido a la mortandad de árboles. La expectativa inicial  fue la sobrevivencia de 50 ejemplares por hectárea, aunque se mantiene éste potencial con mejores y más adecuados manejos.

·         Esto indica que se mantiene el potencial de la especie para enriquecimiento, aunque deben prodigarse mayores cuidados culturales en la implantación y preverse turnos más cortos o escalonados, entre los 7 y los 8 años, a fin de aprovechar los ejemplares que  se secan por dominancia o por estado sanitario. En este caso los 11 años fueron un turno excesivamente largo.

·         El crecimiento de la masa (IPA) fue altamente satisfactorio, con 3.88 m3/ha/año,  de los cuales corresponden 3.02 m3/ha/año a las especies nativas y 0.86 m3/ha/año a la especie  Paraíso. El IPA en área Basal fue de 0.94 m2ha /año.

“Estos indicadores permiten afirmar que el ‘Manejo Naturalista, con Enriquecimiento Asociado’, es un tratamiento silvícola  que, con la introducción de mejoras en  todas sus fases, posee  un  gran potencial productivo y económico, dando además respuestas a requisitos  ambientales y sociales de la región”, sostiene el Ivo Götz.

Carolina Enebelo, Jaime Ledesma, Mariano Marczewski y Martín Gartland, debaten tras la videoconferencia sobre las técnicas de manejo sostenible de los bosques nativos.

Desde el COIFORM promueven actividades que aporten al desarrollo forestal sostenible en la región, propiciando y fortaleciendo espacios de participación y debates proactivos para abordar la complejidad de la gestión sostenible de los bosques, pero con una visión integradora, explicó Ledesma.

“Siempre estamos en la búsqueda de aportes técnicos, en cuanto al conocimiento de la dinámica del ecosistema forestal nativo misionero, manejo silvícola y ecosistémico, de manera que nos posibiliten ordenar el bosque, desde una perspectiva socio-cultural (incluyendo en ello a los pueblos originarios), territorial, eco-ambiental y económico-productiva,con la finalidad de garantizar el desarrollo sostenible regional”, remarcó el directivo del Colegio.

Para ello, crearon diferentes comisiones temáticas de trabajo, y desde la que aborda temas de Bosque Nativo, Biodiversidad y Certificación, organizaron el evento virtual sobre la experiencia en “Manejo  Naturalista”.

Reflexiones de los profesionales asistentes de la videoconferencia

En una ronda de consulta, se reflejan algunas de las reflexiones de los colegas participantes de la videoconferencia:

Jesús Garitacelaya, experto en gestión forestal y Presidente de la Asociación ProSilva España:

“He tenido la oportunidad de visitar una parcela en donde se están aplicando estos criterios de manera experimental desde hace una docena de años. Se encuentra en un bosque privado perteneciente a una gran industria. El forestal que diseñó y puso en marcha la experiencia, Ivo Götz, se inspiró en las tradiciones europeas de gestión próxima a la naturaleza”. 

“El momento clave es el del señalamiento cuidadoso del arbolado y la organización de una explotación cuidadosa. Todo ello ha sido previsto en los principios de aplicación definidos por el forestal francés Jérôme Heim (1933-1995) y adaptados por Ivo para esta experiencia”.

“Tras haberla visto y haber estudiado los datos, creo que se trata de una experiencia muy interesante. Creo que aplicar este modo de gestión a gran escala puede ser económicamente sensato. Personalmente, comencé a estudiar la posibilidad de invertir en la compra y gestión con estos criterios”.

“Los trabajos que se habían realizado me parecieron valientes y originales. Me alegró saber que ahora, doce años más tarde, se ha renovado el interés por esta experiencia. Animaría a que se hiciera un nuevo inventario teniendo cuidado de evaluar el estado de los “paraísos” que se plantaron y de si se confirma la hipótesis inicial de que no se expandirían en las condiciones de competencia de la selva”.

“Pero creo que aún sería más interesante preparar un pequeño volante resumiendo la experiencia, dirigido a propietarios que pudieran estar interesados en valorizar así sus parcelas, ya que el objetivo de cualquier investigación aplicada debe ser precisamente que encuentre
aplicación a una mayor escala”.

“Si del inventario se deduce que la evolución ha sido positiva, podría organizarse una excursión abierta a propietarios y gestores. Ese es el método, materiales simples y visitas sobre el terreno, que ha permitido en Europa que estas experiencias se multipliquen”.

Solo lamento que si se animan a organizarlo, me separen miles de kilómetros y algunos confinamientos y me sea difícil participar personalmente… pero ¡quién sabe!”.

 

Carolina Enebelo, secretaria del COIFORM; coordinadora de la Comisión Bosques Nativos, Biodiversidad y Certificación Forestal; responsable de la Oficina Técnica del MEyRNR Zona Norte:

“Me parece positivo haber iniciado la discusión sobre el manejo del bosque nativo en la provincia, la necesidad de discutir nuevos modelos que contemplen al bosque no solo como productor de madera, sino también resaltando sus cualidades en la producción de servicios ecosistémicos sin valoración económica en los modelos vigentes. Considero necesario que nosotros -el COIFORM con sus profesionales- seamos el puente entre los propietarios del sector del conocimiento (Universidades), y la provincia (sector político).”

 

Juan Emilio Bragado, consultor forestal y ex-presidente del COIFORM:

“Hemos asistido a una clase magistral que describió los resultados de un ensayo de manejo de bosques con un enfoque naturalista, un método que puede ser perfeccionado y adecuado a la realidad de nuestro ecosistema como parte de una herramienta de gestión”.

“Por otro lado, siento el sabor amargo de saber que es un ensayo olvidado que no ha tenido continuidad y que tampoco se replicó en otros lugares”.

“Anhelo que a partir de esta iniciativa se puedan establecer ensayos en la provincia financiados por fondos de la Ley 26.331 de presupuestos mínimos de bosques y que las instituciones del sector acompañen la iniciativa. Sin duda hay que agregar componentes como stock de carbono y otras variables que pongan en valor nuestro preciado recurso.”

 

Diego Broz, vicedecano de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM:

“Excelente conferencia, es una alternativa interesante. Es casi una obligación de las instituciones hacer una medición -al menos- una última, para observar cómo evolucionó el bosque y sacar una conclusión final sobre el trabajo. Se debería hacer una replica del caso, mínimamente una o dos en cada región del ecosistema boscoso misionero por las particularidades estructurales del mismo, en cada una de esas regiones” .

“Ver otras formas de manejo, haciendo aprovechamientos intensos y dejando descansar por un tiempo prudencial”.

“Es necesario conseguir financiamiento y tomar decisiones con estadísticas medibles y comparables”.

 

Rubén Costas, director de la Carrera Ingeniería Forestal y docente de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM; Productor Foresto-ganadero, miembro del Directorio del INFOPRO en representación del Sector Productivo Primario:

“Fue muy positiva porque permitió al colega Ivo Götz compartir los resultados de un ensayo poco conocido, que propone una silvicultura cuidadosa y precisa”.

“ Creo que es particularmente aplicable a superficies pequeñas y medianas luego de aprovechamientos, en bosques secundarios y en bosques degradados desde el punto de vista del valor económico maderero”.

 

Miguel Ángel López: Profesor de Economía Forestal y ex-Decano de la Facultad de Ciencias Forestales de UNaM; Ex-Subsecretario de Bosques y Forestación del MEyRNR y Diputado Provincial por el PJ (MC)):

La presentación ilustró con datos la potencialidad ambiental y económica que tienen los bosques nativos cuando interviene la ciencia forestal. Es una opción que debería replicarse en otros sitios contribuyendo a las distintas experiencias que se realizaron desde el CEBS, el ISIF y el Marco Regulatorio vigente del MEyRNR”.

“Tanto el COIFORM como la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM cuentan con antecedentes científicos y técnicos para dar continuidad a estudios que se adecuan a la demanda y dinámica de la población rural y de la sociedad en general en la materia de ordenar, manejar y gestionar los Bosques Nativos”.

“Debería gestionarse ante la empresa ARAUCO para efectuar la medición recomendada por los profesionales intervinientes”.

 

Mónica Valeria López, asesora externa de Laharrague SA y Asesoramiento Forestal:

“Me pareció muy interesante y enriquecedor la experiencia y aporte del Colega Ivo Götz. Me sirvió mucho para conocer el comportamiento y manejo de nativas, ya que siempre estuve del lado de viverista”.

José  Cabral, presidente de la Biofábrica Misiones SA,  ex-director General del Bosques de la Subsecretaría de Bosques y Forestación (MEyRNR) y ex-vicepresidente del COIFORM:

“La exposición y el trabajo técnico sobre la aplicación del método de manejo forestal naturalista fue muy clara y didáctica por parte del Ing. Ivo Götz; plantea una alternativa al manejo de diámetros mínimos de corta (DMC) actualmente vigente. Si bien no se profundizó sobre el método de muestreo para la determinación de las variables de manejo, como el número de árboles, la volumetría por hectárea y el área basal, quedó claro que el método es sobre el manejo óptimo de la madera disponible en el lote con distintas cantidades y en función de la demanda y sus correspondientes valores de mercado”.

“El turno de entresaca o intervención, quedó referido entorno a los 10 años. Pero mostrando la importancia de mantener inventarios, en base al hecho que se lograron generar dos nuevas mediciones, a los 7 y 11 años de la 1ra intervención, demostrando una buena reacción de la masa forestal, tanto en diversidad forestal (IVI) como en disponibilidad de madera para un nuevo aprovechamiento -AB (m2/ha), Vol. (m3/ha/año) y distribución del número de árboles por clases diamétricas”.

“Para la implantación de un sistema de manejo forestal maderero como el mencionado, a toda la Provincia, hará falta el análisis de algunas consideraciones que pueden aportar para una matriz de Riesgos y Oportunidades.

“Considerando las distintas situaciones con que se puede encontrar la gestión forestal responsable (pública y privada) en el territorio, y que deberán ser tenidas en cuenta a la hora de una propuesta de regulación normativa, sobre todo hay que conciliar intereses de propietarios y demanda de la sociedad que el Estado debe mediar, en particular lotes donde conviven comunidades de Pueblos Originarios. Además de respetar la legislación actual vigente que en materia ambiental y forestal la alcance”.

“Manejo aplicado a Lotes de la categoría II de regulación de la ley 26.331. Lotes en descanso y con capacidad de recibir una nueva intervención, podrían ajustarse a la metodología con los requerimientos de información generados por inventarios o censos según el tamaño del lote”.

“Lotes empobrecidos que deberán ser enriquecidos. Lotes de tamaño que por su fraccionamiento ya no admiten su sustentabilidad desde el punto de vista maderero y por consiguiente, autorizados a su cambio de uso del suelo según Legislación vigente, que se encuentre en categoría verde y que no colisione con las restricciones de la legislación de Bosques protectores y fajas ecológicas”.

“Se presenta la necesidad que intervenga un profesional forestal por el lado del propietario y de un contralor técnico que verifique los parámetros utilizados para la intervención. Además de las tareas de inventarios, determinación de caminos, vías de saca y planchada, así como tareas de enriquecimiento. Sin contar con la determinación de árboles semilleros (no definidos en el manejo naturalista) y en contraposición, árboles enfermos, de mala forma o sobre-maduros que habrán dosel para la mejora de la regeneración”.

“Estas condicionantes de manejo generan costos que deberán ser cubiertos por el nivel de aprovechamiento maderero acordado. Y por el valor de mercado de las maderas extraídas”.

“En este último punto, la referencia del valor fiscal dado por el Estado Provincial, es un indicador para establecer una base de ingresos que cubra costos y genere utilidad al propietario y motive a su sustentabilidad”.

“En función de lo referido sobre la importancia de confirmar la caracterización en calidad maderera plantea algunos escenarios. Establecer en función de los antecedentes y registros de lotes bajo aprovechamiento, la superficie de lotes con existencia de Bosques Nativos que podrán entrar en régimen de aprovechamiento en función de la posibilidad de contar con una Serie Ordenada de Rodales”. “Donde propietarios, técnicos y autoridad de aplicación se comprometan con un aprovechamiento sustentable y su contralor, así como una adecuada frecuencia de evaluación”.

“Esta superficie base de los Lotes a gestionar, podría ser la referida a 1.000 has ya definidas en la Ley 26.331 como que deberán contar con Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que amplíe la valoración de productos no maderero y servicios ambientales”.

“La sociedad está percibiendo a los bosques como sumideros de carbono y resguardo de biodiversidad, no como proveedores de madera y la provisión de servicios ambientales aún no ha sido puesta en valor. En este contexto, el aprovechamiento forestal maderero debe tender a una gestión sustentable y de cara a la sociedad, buscando en el corto plazo certificar sus procesos y productos”.

“La segmentación por categorías según la ley 26.331 es un inicio para proponer distintos tipos de objetivos que a nivel territorial se concreten en propuestas de manejo con valoración en los servicios del bosque nativo”.

“Para ello hará falta un compromiso de gestión y recursos que entre los actores involucrados que posicione a un ‘Servicio Provincial Forestal’”

 

Héctor Martín Gartland, Profesor Emérito de la UNaM, Ex Decano y Vicedecano de la Facultad de Ciencias Forestales de UNaM, Propulsor de la Facultad de Ciencias Forestales, Primer Presidente de la Asociación Colegio de Ingenieros Forestales; Autor de varios libros vinculados a la Política, Legislaciones e Institucionalidad Forestal Provincial; y Ex-Subsecretario de Bosques del Ministerio de Asuntos Agrarios:

“Hemos tenido la oportunidad de asistir a la exposición del ingeniero Gotz, de una trabajo derivado de un proyecto de investigación llevado a cabo por el disertante y un equipo de la FCF de Eldorado”.

“En primer término reseñó su experiencia en el tema que fue adquirida primero en nuestro país, bajo la organización y conducción de la ONG francesa “Árboles de Vida” que se realizara en la provincia del Chaco. A la inauguración de dicho evento, tuve la oportunidad de asistir por invitación de esa organización en mi calidad de Decano de la Facultad de Ciencias Forestales, al cual aportamos dos profesores para realizar el curso práctico de referencia. Concluido el mismo, el disertante fue invitado a Francia para realizar una pasantía sobre experiencias forestales similares de ese país”.

El proyecto de investigación fue realizado en la empresa San Jorge donde Götz prestaba sus servicios profesionales.

En primer lugar, considero que los resultados obtenidos de la experiencia representan la primera vez que en Misiones se lleva a cabo un proyecto de investigación de esta naturaleza cabalmente estructurado y por lo tanto replicable y  contrastable a lo largo de todo su proceso de desarrollo. Eso solo acredita su mérito.

La originalidad de la iniciativa estuvo centrada en la preservación mayor posible de la biodiversidad representada, al tiempo que el logro de una mejora en la estructura del bosque tratado. Para lograrlo se llevó adelante una silvicultura que combinaba cortas de mejoramiento, labores culturales, aclareos para facilitar el ingreso de luz a la regeneración, y complementada con el enriquecimiento por el sistema “layons” con la especie Melia azedarach. Esto último, como modo de garantizar ingresos tempranos que asistieron al costo de las tareas que se llevaron a cabo a lo largo de la duración del proyecto.

Abundó certeramente sobre principios y criterios a los que se ajustaron flexiblemente las actividades reseñadas. Una copiosa información técnica acompañó la presentación del ensayo iniciado en 1996 con mediciones y resultados evolutivos en 2002 y 2007.

Las mismas abarcaron el estado natural del bosque, cortas iniciales eliminando ejemplares defectuosos, enfermos y decrépitos, así como bejucos y cañaverales; al tiempo que se aprovechaban productos iniciales como leña. Cada una de las fechas descritas fue acompañada de inventarios exhaustivos sobre la evolución y estructura de la masa forestal del ensayo.

Con gran detalle se abordó la economía de la experiencia buscando demostrar la rentabilidad del proyecto. Ello así, sabedores del interés de los propietarios de obtener una cierta rentabilidad en cualquier innovación que se trata de incorporar o imponer por la normativa provincial.

Resulta evidente el contraste entre los métodos de ordenación que se aplicaron y aplican en la provincia con esta nueva experiencia. En primer lugar, sabemos que el seguimiento de los métodos dasocráticos generados en Europa, fracasaron en nuestro país. Estructuras y composiciones muy complejas de nuestros ecosistemas forestales nativos (particularmente el misionero), en comparación con los bosques simplificados del hemisferio norte, determinaron el fracaso en su adopción.

De allí que el descrédito que los empresarios forestales tienen sobre los planes de ordenación clásicos, y que solo porque se impusieron por ley, no tuvieron más opción que aceptarlos, aunque siempre tuvieron alguna continuidad relativa.

Finalmente, sería de gran interés que el ensayo descrito pudiera actualizarse al presente, por lo que instamos a las autoridades provinciales pertinentes y al equipo de investigación gestionen la autorización pertinente ante la empresa para que se adicione el estado forestal a esta fecha.”

 

Reflexiones finales

“Las reflexiones de los colegas eximen de mayores análisis, no obstante cabe destacar que nos satisface enormemente, como Colegio profesional, la experiencia transmitida por el colega Ivo Götz, que en los hechos constituye un hito fundacional, a partir del cual, iniciemos los forestales nuestra propia silvicultura, en pos de la propia ordenación sostenible que le debemos a nuestro bosque nativo”, expresó Jaime Ledesma.

Consideró que la Ingeniería Forestal debe tener un rol protagónico en la conservación y preservación de los bosques nativos de la región, en particular de nuestra selva paranaense.

“La Ingeniería Forestal no pretende que el uso forestal sea excluyente. Los bosques pueden subsistir en asociación con otros usos del suelo, en tanto y en cuanto, ello ocurra bajo modalidades sostenibles de un planeamiento acordado (gobernanza) con todos los sectores que compiten y concurren por espacios y tiempos”, indicó el presidente del COIFORM.

En tal sentido, instó a los investigadores a mejorar estas técnicas sobre nuevos planteos que concurran al propósito deseado, incorporando las variables de biodiversidad y fijación de carbono en la medición de nuevos ensayos.

“La importancia técnica de la metodología naturalista es de resaltar, pues resulta evidente el contraste que tiene entre los métodos de ordenación que se aplicaron y aplican, la que consideramos sin lugar a dudas, que debe ser continuada en la provincia, profundizando su investigación con la implementación de nuevas parcelas, con fuerte el involucramiento del Ministerio de Ecología y RNR, la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, el Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones y el Sector Privado (propietarios de bosques nativos, empresas forestales, etcétera)”, indicó Ledesma.

Desde el COIFORM se comprometieron a realizar todas las gestiones -a nuestro alcance- a fin de interesar a las Instituciones Oficiales (Gobierno de la Provincia, Universidad, etc.) y al Sector Privado (Empresas-Propietarios de Bosques Nativos) a concluir con una última medición del ensayo “Naturalista” que tiene 26 años, e instar a la instalación de nuevos ensayos en la provincia tomando en consideración los servicios ecosistémicos del bosque nativo misionero.

“Es necesario también, en virtud de algunos consensos técnicos alcanzados, propiciar una revisión del marco normativo, en lo concerniente, por ejemplo: a los diámetros mínimos de cortas, etcétera”.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *