Proyecto Araucaria: iniciativa internacional destinará U$s 1.5 mil millones para apoyar la restauración del hábitat y proyectos basados en la naturaleza en países del Cono Sur

Hartree Partners y Ecosecurities ayudarán a diseñar, financiar y desarrollar proyectos de reducción y eliminación de carbono basados ​​en la naturaleza, con el objetivo de lograr el más alto nivel de acreditación. En la iniciativa se trabajará con agricultores locales, terratenientes, cooperativas y ONG´s en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

LONDRES (25/8/2020).- Hartree Partners y Ecosecurities anunciaron este miércoles el lanzamiento de un proyecto estimado de U$s 1.5 mil millones para trabajar con agricultores locales, terratenientes, asociaciones, cooperativas y ONG en la región Cono-Sur de América Latina.

Será a través del “Proyecto Araucaria”, por medio del cual ayudarán a diseñar, financiar y desarrollar proyectos de reducción y eliminación de carbono basados ​​en la naturaleza, con el objetivo de lograr el más alto nivel de acreditación.

Fue lanzado por Hartree Partners y ecosecurities, y tiene como objetivo la creación de más de 300 millones de toneladas de créditos de carbono voluntarios durante 30 años.

Hartree Partners es una empresa líder mundial en comercio de energía y materias primas, invertirá, desarrollará y administrará los proyectos para ayudar a satisfacer la creciente demanda de reducciones de emisiones verificadas de alta calidad a medida que las empresas buscan desempeñar su papel para abordar la emergencia climática.

El nombre de “Proyecto Araucaria” surgió en honor a una de las especies arbóreas más amenazadas de la región, como es la Araucaria angustifolia o Pino Paraná en la ecorregión del Bosques Atlántico.

“Este proyecto ayudará a diseñar, financiar y desarrollar proyectos de reducción y eliminación de carbono basados ​​en la naturaleza en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, generando más de 10 millones de toneladas de carbono voluntario de créditos cada año”, informaron desde Hartree Partners y ecosecurities, en un comunicado de prensa conjunto.

El uso y la conversión agresivos de la tierra agrícola en América Latina ahora representan casi un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y se produce más de la mitad de la deforestación en el mundo.

“Al trabajar junto a las personas que poseen, cultivan y apoyan el trabajo en la tierra, el Proyecto Araucaria tiene como objetivo revertir esta tendencia promoviendo la conservación y restauración de los bosques e implementando prácticas agrícolas sostenibles”, remarcaron.

Ariel Pérez, socio de Hartree Partners, dijo: “Reducir las emisiones es vital para detener el devastador cambio climático; pero no es suficiente. También necesitamos eliminar el carbono que ya se encuentra en la atmósfera. Esto es posible mediante la restauración de hábitats clave que ya se han degradado y destruido”.

En este sentido, el proyecto de Hartree Partners y ecosecurities “traerá una inversión significativa y experiencia a los agricultores, productores agrícolas y propietarios de tierras en toda América Latina al apoyar sus esfuerzos para restaurar hábitats y ecosistemas, apuntando a la reducción y eliminación de carbono en la atmósfera en más de 300 millones de toneladas”.

Ecosecurities, un proveedor de servicios ambientales impulsado por el impacto con más de dos décadas de experiencia en proyectos de reducción y eliminación de emisiones de carbono en todo el mundo, utilizará su presencia sobre el terreno y su conocimiento de América Latina para involucrar a agricultores, productores y propietarios de tierras en toda la región.

“Ecosecurities tiene como objetivo diseñar e implementar al menos 20 proyectos y programas”.

Pablo Fernández, CEO de ecosecurities dijo: “Si queremos convertir los compromisos climáticos en acciones tangibles, debemos desarrollar soluciones que generen beneficios para la población local, la naturaleza y, como resultado, para todo el planeta”.

Respecto a la sociedad con Hartree para realizar el Proyecto Araucaria, consideró que “es una iniciativa que consideramos de vital importancia para promoverá prácticas de producción sostenibles y, a su vez, reducirá las emisiones globales”.

La cartera tiene como objetivo lograr la certificación según el Estándar de Carbono Verificado (VCS) y recibir el estatus de Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCB); será comercializado por Vertree, una empresa conjunta formada entre Hartree Partners y los líderes en sostenibilidad SYSTEMIQ.

 

¿Qué son las soluciones basadas en la naturaleza?

Desde Vertree explican que aproximadamente 1.600 millones de personas dependen directamente de los bosques del mundo para obtener alimentos, ingresos y medios de vida, y más de la mitad del PIB mundial depende en gran medida o moderada de la naturaleza y sus servicios.

Las soluciones basadas en la naturaleza son acciones que protegen, gestionan de manera sostenible y restauran los ecosistemas naturales o modificados para abordar los desafíos sociales de manera eficaz y adaptativa, al tiempo que brindan beneficios para el bienestar humano y la biodiversidad.

Implican proyectos que mejoran la naturaleza para abordar los desafíos sociales a través de la provisión de servicios ecosistémicos como la mitigación del clima, la filtración de aire, la protección contra inundaciones y el suministro de agua limpia.

Abarcan una amplia gama de acciones, como la protección y gestión de ecosistemas naturales, la restauración de bosques, humedales o áreas costeras, o la aplicación de principios basados ​​en ecosistemas a los sistemas agrícolas. Los bosques tropicales y las turberas son una prioridad para la protección y restauración, ya que son importantes sumideros de carbono y tienen altos niveles de biodiversidad.

El tiempo es esencial para actuar sobre la naturaleza. El cambio climático, la deforestación y los incendios podrían hacer que la selva tropical más grande del mundo, la selva amazónica o el Bosque Atlántico se seque, y se convierta en sabana.

Los científicos estiman que hasta el 40% del Amazonas está cerca de este punto de inflexión. Este proceso tardará décadas en surtir efecto, pero es difícil, si no imposible, revertirlo.

Las soluciones basadas en la naturaleza no solo ayudan a reducir las emisiones de carbono y contribuyen a los compromisos netos cero corporativos o nacionales, sino que también generan beneficios colaterales como la promoción de la igualdad de género, medios de vida rurales más sólidos, protección de la biodiversidad, etc. Por ejemplo, las comunidades locales vecinas de un área de proyecto puede reinvertir los fondos generados por la venta de reducciones de emisiones verificadas en el desarrollo de escuelas, centros médicos, infraestructuras, etc.

Estas inversiones aumentan los medios de vida y la independencia de estas comunidades, beneficiando el proyecto a largo plazo, alineados en su mayoría a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *