Madera con historia: estatua egipcia de 4.500 años con ojos de cristal de roca presume de una artesanía increíble

Ka’aper era un sacerdote lector y escriba en el Antiguo Reino del antiguo Egipto. La estatua hiperrealista y bellamente elaborada demuestra la inmensa habilidad de los antiguos artesanos. Data de la quinta dinastía del Reino Antiguo, alrededor del 2500 a. C. Hoy, la famosa estatua de Ka’aper se conserva en el Museo Egipcio de El Cairo, Egipto.

Fuente: My Modern Met

 

EGIPTO (30/6/2021).- Los antiguos egipcios eran maestros artesanos y artistas. Conocidos por sus estatuas funerarias, los artesanos antiguos tenían un negocio en auge llenando las numerosas tumbas y templos de la tierra. Durante los últimos siglos, los arqueólogos fueron descubriendo en forma constante obras excelentes que continúan asombrando a los espectadores.

Entre estas estatuas legendarias se encuentra una del escriba y sacerdote Ka’aper (también conocido como Kaaper o Sheikh el-Balad). Esta estatua de madera es una obra de arte increíblemente realista cuya artesanía es casi imposible de creer.

La estatua hiperrealista y bellamente elaborada demuestra la inmensa habilidad de los antiguos artesanos.

La estatua de Ka’aper se encontró en excelentes condiciones en su tumba (llamada mastaba ) dentro de la necrópolis de Saqqara. Data de la quinta dinastía del Reino Antiguo, alrededor del 2500 a. C. 

La estatua está en una pose de zancadas y sostiene un bastón. Ka’aper era un escriba y sacerdote-lector que tenía un papel oficial, pero no de muy alto rango. Por lo tanto, se muestra no como una figura idealizada, sino como un hombre de aspecto realista.

Una de las características más llamativas de la escultura son sus ojos de cristal de roca y cobre, que añaden un realismo asombroso a la pieza. Tallada en madera de sicomoro, es notable que la estatua haya sobrevivido tan bien.

Un elemento que parece haberse desintegrado es su capa exterior originalmente enlucida y pintada. Aun así, el nivel de conservación de la estatua es bastante impresionante. Y en un divertido giro del destino tras su descubrimiento, la figura tenía un parecido sorprendente con el alcalde de la ciudad de los excavadores.

Así es como la estatua obtuvo uno de sus nombres: Sheikh el-Balad, que significa alcalde o líder de la ciudad en árabe. Junto a esta figura en la mastaba había una estatua de una mujer, también tallada en madera. Se cree que es la esposa de Ka’aper.

Hoy, la famosa estatua de Ka’aper se conserva en el Museo Egipcio de El Cairo, Egipto. Muchos otros magníficos ejemplos de arte egipcio se pueden encontrar en la institución de fama mundial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *