Uruguay: forestales logran producir de forma más sustentable con proyectos de bonos de carbono

El director de Carbosur, Álvaro Pérez del Castillo, conversó sobre los bonos de carbono, el porqué de sus ventas y el funcionamiento de este tipo de mercado. También explicó las alternativas para producir de forma más sustentable, el debate entre la ganadería y el cambio climático. Por último habló sobre las ventajas de la ganadería uruguaya.

 

Fuente: Tele Doce Uruguay

 

URUGUAY (23/3/2021).- “Este es un tema que vino con mucha fuerza durante los últimos años. Carbosur es una empresa que ya tiene más de 20 años y desde entonces viene luchando con estos temas de cambio climáticos y desarrollando proyectos para que justamente genere estos certificados de carbono que está en boca de todos. Es una consultora de cambio climático y que apoya o asesora a empresas a generar certificados de carbono. ¿Qué es un certificado de carbono? Es una tonelada de CO2 de anhídrido carbónico absorbida de la atmósfera y evitada de ser emitida. Porque en una forestación absorbe CO2 de la atmósfera y lo transforma en el material madera de los árboles”; explicó el consultor.

 

Certificados

Uruguay ya los tiene. A partir de 2006 cuando nadie hablaba sobre esto, Carbosur le ofreció a varias empresas forestales que estaban invirtiendo en Uruguay hacer este proyecto. Presentar su proyecto forestal en un mercado voluntario de carbono. Es un desafío e inversión enorme para las empresas. Presentar el proyecto en estos mercados de carbono donde se logra que esa deforestación además de generar madera, generar certificado de carbono y eso se pueda salir a vender en los mercados. “Muchas empresas le hace click y nosotros tenemos que hacer algo con respecto al cambio climático, tenemos que neutralizar las emisiones”, indicó.

No todas se pueden presentar a estos mercados voluntarios porque deben presentar ciertos requisitos. Por ejemplo, lo que se llama adicionalidad es que el proyecto no es práctica común. Las plantas de celulosa como UPM no tienen este proyecto porque sus plantaciones que están cerca de la planta y demás como es práctica común. Es algo que hace todo el mundo en la zona o región. Estos son proyectos que están lo más alejados posible de los puntos de entrega de la madera estamos hablando de Cerro Largo y Treinta y Tres, y proyectos que producen madera de calidad. Estos proyectos necesitan una adicional para que el inversor en su momento tomara la decisión de avanzar sobre la inversión.
Ganadería

“Es un mundo aparte que se relaciona con la forestación. Tiene un doble desafío que es bajar las emisiones por kilo de carne producida. Uruguay en eso tiene un problema y cada vez más los inversores de carne uruguaya van a pedir la huella de carbono. Se han hecho muchos estudios y hay datos”, explicó. “Primero es buscar sinergia con el sector forestal que permita pedir su huella de carbono y demostrar que se baja la huella a partir de una línea de base que sería un periodo de 10 años”, agregó.

Mercado de carbono

Acá lo que está pasando en el mundo es que las empresas ven un problema en las emisiones, en todo tipo de emisiones. Toman su línea de bases de cuánto han emitido por año desde hace 10 años y toman esas medidas para poder mejorar esa huella. Hay un elemento es que siempre se van a seguir emitiendo ahí es cuando salís al mercado a encontrar certificados de huella de carbono. Si vos tomas medidas y haces todo lo que podés, decís hasta acá llegué es cuando vos salís al mercado de carbono. Esto alienta a que se puedan hacer este tipo de proyectos, sea forestales o de otro tipo.

Carbosur en estas últimas movidas hemos recibido muchos llamados y estamos armando un equipo especializado en eso. La diferencia entre la ganadería y la  forestación es que en la forestación arrancás desde un campo de pradera degradado como son las pasturas uruguayas hoy, plantás árboles de rápido crecimiento y el stock de carbono es muy importante. Es relativamente fácil de medir.

El tema ganadero es otro porque sale mucho más caro medir el carbón en suelo y además tampoco absorbes tanto como en la forestal. Por eso hay que analizar si al productor ganadero le sirve invertir en este tipo de proyectos.
Responsabilidad social empresarial

Hay dos mercados, uno es el regulado en donde todos los países se juntan para poder financiarse y recibir algo con respecto a la venta de certificados. Después los mercados voluntarios, entro en una plataforma web, selecciono el proyecto que me gusta más y compro. No es un tema de vender caramelos. Hay estudios muy serios en donde técnicos desarrollan proyectos que son vistos afuera.

 

Precio del certificado

Es una unidad de carbono verificada. Pasó de 0, cuando entramos nosotros estaba en 0,4 y hoy estamos en torno a 1,5 dólares y subiendo.
Funcionamiento del mercado

Uruguay está en camino y tiene muchas ventajas. Primero por lo que ha sido el sector forestal. Más de un millón hectáreas de rápido crecimiento en pradera naturales degradadas. Campos que sirven solo para la forestación pero que se complementan con la ganadería. Cuando uno tiene que medir esa huella, países como Brasil y Perú, se hacen suelos de selva.

El mundo está yendo para atrás pero creo que habrá nichos de mercados de ganadería que produce Uruguay y nos permitirá diferencia con el resto. Uruguay tiene que cuantificar el Uruguay natural para que los productos del país se favorezcan otra vez y no solo los turistas. Con este tipo de proyectos podemos ver cuánto vamos mejorando año a año.

Se está trabajando bien. Cuando arrancamos con esto tocamos toda las puertas forestales y algunas nos dijeron que no. Las empresas han invertido plata importante en poder desarrollar estos proyectos. No es fácil, pero Uruguay tiene las reglas muy claras sobre la forestación y es relativamente fácil cuando viene un externo y le decimos mira es esto y no hay nada para esconder.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *