España: arranca la primera fábrica gallega de madera estructural para construcción

Empleará pino para la elaboración de madera contralaminada CLT, que está disparando su demanda en Europa y Estados Unidos. La iniciativa es impulsada por Finsa y por Maderas Goiriz, en la zona de Coirós (Coirós, A Coruña)

 

Fuente: Campo Galego

 

ESPAÑA (16/11/2020).- Galicia se está posicionando en un nuevo nicho de mercado de la madera al que se le augura un gran futuro, el de la madera estructural para la construcción. Su demanda está aumentando cada año en Europa y Estados Unidos incluso en dobles dígitos, lo que llevó a Finsa (Santiago), con la colaboración de Maderas Goiriz (Vilalba, Lugo), a impulsar en Galicia la primera planta de fabricación de madera contralaminada CLT (Cross Laminated Timber). Estará en Coirós (A Coruña), llevará el nombre de Xilonor y su objetivo se sitúa en abastecer a toda la Península Ibérica e incluso al mercado europeo.

La fábrica ultima su puesta en marcha, que se espera para enero del 2021. El nivel de inversión ronda los 15 millones de euros y la previsión es que en tres años estén trabajando 30 personas en la planta, que tendrá un alto nivel de automatización en el proceso productivo. Su maquinaria fue seleccionada entre los principales proveedores europeos, adaptándola a las características de los pinos de Galicia, con los que trabajará la empresa, que prevé emplear tanto pino del país (‘Pinus pinaster’) como pino insigne (‘Pinus radiata’).

Xilonor precisará para su funcionamiento madera de calidad, pues los requerimentos técnicos del CLT exigen que la materia prima proceda de árboles sometidos a una buena silvicultura, limpios, sin nudos, rectos y con diámetros mínimos de 40 centímetros, según las especificaciones que ya había detallado Finsa. Con el objetivo de fomentar la producción de madera de calidad orientada a este nuevo uso, la empresa había anunciado el pasado año altos precios para este tipo de materia prima, que se puede corresponder con las dos primeras trozas de pinos sometidos a podas y con un buen manejo silvícola.

La madera contralaminada es un material formado por varias capas de tablas encoladas, colocándose cada nueva capa en un sentido transversal al anterior, lo que mejora las características técnicas del conjunto. Se trata de un material que se puede considerar un prefabricado, pues se suministra desde la fábrica a la obra con las medidas y huecos (ventanas, puertas) demandados.

 

FUERTES DE CLT

  • Alta resistencia y ligereza, ofreciendo una excelente relación entre resistencia y peso.
  • Construcción en seco y rapidez de montaje en obra.
  • Material 100% renovable y reciclable. Es el único material que presenta una huella de carbono negativa, pues durante la vida del árbol, este captó dióxido de carbono de la atmósfera, que pasará a quedar almacenado en el edificio construido.
  • Buen comportamiento energético. La madera tiene una conductividad térmica relativamente baja, lo que proporciona un nivel de aislamiento mayor que otros materiales. Eso permite que se reduzca el espesor del edificio, aumentando la superficie útil.
  • Estética y calidez arquitectónica. El CLT permite la posibilidad de dejar paneles de madera a la vista hacia el interior o distintos tipos de revestimiento, como placas de yeso o panelados.

 

Los paneles de CLT que construirá Xilonor pueden llegar a 12 metros de longitud y 3 metros de ancho, en diferentes espesores, pudiendo ser usados como elementos de muros, forjados y cubiertas. Una de las ventajas del material es la mayor rapidez de montaje en obra, en comparación con los materiales tradicionales, pero el verdadero punto fuerte del CLT es su característica de material verde, pues reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

En un contexto en el que los países del Norte están apostando por la bioeconomía y la lucha contra el cambio climático, la madera está cogiendo un progresivo impulso en la construcción en las ciudades europeas y de Norteamérica, tanto en edificios de media y gran altura como en pequeñas construcciones.

 

 

Fuente: Publicado en Campo Galego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *