Industria maderera: perspectivas de crecimiento y mirada exportadora

Por Román Queiroz (*) 

 

Fuente: Publicado en Infobae, el 2/10/2020

 

BUENOS AIRES (3/10/2020).- El sector de la madera históricamente fue muy permeable a los ciclos económicos; hoy trabaja para mejorar la productividad de su industria y afianzar una participación 100% federal

El sector maderero nacional históricamente fue muy permeable a los ciclos económicos; hoy trabaja para mejorar la productividad de su industria y afianzar una participación 100% federal.

La Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) tiene dos grandes objetivos:

– Impulsar la construcción con madera, una solución que ofrece un gran nivel de eficiencia y mayor velocidad ante otros sistemas constructivos tradicionales de nuestros país. Hoy más que nunca debemos aportar soluciones al déficit habitacional argentino y desde nuestro sector podemos hacerlo.

– El otro eje central es poner en valor al mueble argentino, al tiempo que buscamos dar un salto tecnológico en su comercialización. Un reciente relevamiento del sector arrojó que el 60% de las empresas venden de manera online, lo que representa un incremento de 15 puntos porcentuales respecto al inicio de la pandemia. Necesitamos acompañar esta tendencia que llegó para abrir nuevas posibilidades de expansión.

Lo que no se mide no se puede gestionar y mejorar: por eso, hay un trabajo muy importante que hacer en términos de datos, y tenemos la fortaleza para generar información estadística relevante que aporte profundidad a los datos oficiales.

 

Comercio internacional: una oportunidad

El mercado mundial de muebles representa aproximadamente al 1% del comercio mundial y mostró un firme crecimiento desde 2003 hasta la irrupción del Covid-19, siendo los muebles de madera los que tienen mayor relevancia (57%). Sabemos que hay un mercado muy grande en donde la industria maderera tiene un rol que jugar. La tendencia internacional apunta a la combinación de decoración con diseño de soluciones funcionales para espacios reducidos en el plano de consumo familiar, así como a los muebles con versatilidad para metodologías de co-working y plantas abiertas en el mercado de oficinas.

Argentina cuenta con un interesante número de empresas que piensan y diseñan siguiendo las tendencias de mercado. En materia de eslabonamientos, estos elementos alcanzan a la industria de tableros planos. Pero hay un largo camino por recorrer ya que Argentina hoy ocupa el puesto número 61 entre los exportadores de muebles.

El mercado mundial de muebles representa aproximadamente al 1% del comercio mundial y mostró un firme crecimiento desde 2003 hasta la irrupción del Covid-19, siendo los muebles de madera los que tienen mayor relevancia (57%).

Para incentivar la exportación, es necesario contar con una macroeconomía estable que permita pensar en planes de más largo plazo. Los procesos de exportación llevan tiempo de desarrollo, de relación con el exterior y de generación de mercados, y para ello la estabilidad es una condición necesaria. Un mercado tarda años en generarse, pero puede perderse en un solo día.

Otro de los ejes de trabajo está en el fortalecer alianzas con las Universidades Nacionales, una iniciativa que genera gran resultado a lo largo de todo el mundo. En las principales potencias económicas, las cadenas de valor trabajan codo a codo con las universidades y sabemos que también en Argentina tenemos un gran desarrollo en la Ciencia y Técnica, con investigadores de primer nivel mundial. Queremos acercar la cadena foresto-industrial a ellos.

Queremos crear puentes, acercarnos a las diferentes comunidades, generar y difundir información, estos son los pasos fundamentales sobre los que estamos y seguiremos trabajando.

 

(*) El autor es presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), y presidente de la AMAYADAP en Misiones 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *