Arbolado urbano en Bahía Blanca: “El diagnóstico de la peligrosidad en los parques es notable”

La ingeniera forestal Cristina Pitsch dio detalles en Telefe Noticias del informe sobre el estado del arbolado urbano en los distintos espacios públicos de la ciudad. Remarcó que el Municipio deberá intervenir con celeridad porque hay muchos ejemplares que ya están muertos.

 

Fuente: Telefe Bahía Blanca

 

BUENOS AIRES (5/3/2020).- La ingeniera forestal Cristina Pitsch, y el ingeniero agrónomo Norman Dicek brindaron detalles esta mañana de un informe sobre el estado del arbolado en los parques de Mayo, de la Ciudad e Independencia. La medida fue impulsada por la Secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos.

Los profesionales fueron convocados por el director de Espacios Públicos del Municipio, Pablo Bianco, para explicar la necesidad de intervenciones en el ejido urbano en materia forestal y más precisamente en los espacios verdes públicos.

“La realidad de los parques de la ciudad se evidencia por fotografías. Hay un montón de ejemplares con decrepitud fisiológica como producto de plagas, de estrés, tanto a nivel climático como plagas y enfermedades que han ido bajando a nivel nacional y mundial”, dijo Cristina Pistch a Telefe Noticias.

La ingeniera aclaró que esta problemática no sólo se circunscribe a Bahía Blanca, aunque aseveró que el Municipio debe tomar las cartas en el asunto con celeridad “porque no hay mucho más tiempo”.

“El Parque de Mayo es el que evidencia más mortandad o decrepitud en ejemplares de eucaliptus. Después en el Parque Independencia los ejemplares que a mí más me impactaron son las lambertianas que están afectadas por Seiridium y Phytophthora. Son ejemplares que ya están muertos y hay que hacer una extracción de los mismos”, describió.

Según la ex titular de Espacios Públicos, estas intervenciones deben ir acompañadas de “una pronta plantación”, y de cuestiones vinculadas a la educación, a la ecología, a la concientización y aportes de la sociedad.

“El diagnóstico de la peligrosidad en los parques es notable”, sentenció. Al tiempo que sostuvo que la posibilidad de diagnosticar “es una de las herramientas que tenemos los ingenieros forestales para determinar la peligrosidad inminente de un árbol”.

En este marco, Pitsch puntualizó que hay árboles que están muertos, otros están secos, y en este punto se hace imperioso el recambio de especies.

“No seguir con los eucaliptus que son de primera magnitud. Son muy altos y después llevan a un manejo complicado. En la planificación de la gestión del arbolado urbano hay que reducir las alturas”, indicó.

En la misma línea, la ingeniera subrayó que la premisa principal es “quitar la peligrosidad”.

“En el Parque de Mayo hay en casi todos los sectores un ejemplar con peligrosidad, para hacer podas sanitarias, raleo de ramas, tala y otras técnicas”, cerró.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *