APICOFOM y sus perspectivas para el sector foresto-industrial en 2020

El 2019 cerró con un balance positivo para APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes), porque a pesar de haber transitado un tiempo complejo en los últimos años, la actividad institucional estuvo lejos de resentirse; por el contrario, potenció su desempeño buscando soluciones y alternativas para afrontar los problemas y desafíos del sector, señala el presidente de la entidad gremial empresaria, Guillermo Fachinello.

 

MISIONES (31/12/2019).- En lo que respecta a la cuestión interna de la APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes), se llevó adelante una numerosa cantidad de cursos de capacitación, a partir de la firme convicción de que estamos sembrando a futuro. Contar con personal y empresarios cada vez más preparados y con más herramientas para afrontar la adversidad garantizará un futuro alentador.

En ese marco se destacan los convenios firmados con las Universidades Gastón  Dachary y la Universidad Católica de Santa Fe para promover el uso de la madera en diversas aplicaciones. También nuestra participación en varios cursos sobre el uso de la madera, en Buenos Aires y Córdoba, entre otros lugares-, siendo uno de los más importantes el que se desarrolló en la Exposición Construcción Sustentable que organizó el CONICET, y que contó con una importante y calificada presencia de interesados.

La última acción puesta en marcha, y para la que se viene realizando diversas reuniones, es significativamente superadora: APICOFOM está promoviendo al 2020 la Diplomatura “Construcción y usos con madera”. Esta iniciativa se consolida a partir de las charlas que se realizan con los sectores especializados ligados a la actividad, ya que así se podrá ofrecer una alternativa profesional y laboral de alta calidad.

Otro aspecto institucional sobresaliente tiene que ver con el reconocimiento internacional que recibió en Río de Janeiro, Brasil, el Núcleo Empresarial de la Madera de nuestra entidad en el concurso “Transformando vidas”, iniciativa que reconoce casos de éxito en la mejora de la productividad e innovación en las MiPyMEs.

La actualidad del sector foresto industrial por su parte se encuentra, como mencionamos, un momento complicado, con problemas propios de la cotidianeidad industrial propiamente dicha como de la falta de políticas que promuevan el crecimiento de la actividad. Es que los anunciados -pero no implementados- programas de viviendas sociales que contemplaban un 10 por ciento de construcción de viviendas con madera representaban una seria esperanza de trabajo que alentó -entre otras iniciativas- la millonaria inversión en la fábrica de viviendas más importante del país y una de las más modernas de Latinoamérica en su tipo. Sin embargo, en la actualidad esa planta opera en un nivel mínimo, iniciando los trabajos de los últimos contratos por 870 viviendas solicitadas por el Gobierno de Misiones -a través del IPRODHA-, un gran esfuerzo de parte de la provincia pero con pocas certezas sobre el futuro.

En similar sentido se inscribe la necesidad de promover las exportaciones, ampliando la cantidad de empresas con capacidad de abastecer demanda del mercado internacional e implementando líneas de financiación específicas, dado que este segmento de la industria representa una efectiva herramienta para el país el ingreso de divisas genuinas, un anhelo y una necesidad de parte nuestra economía en general.

La Nación ya cuenta con un nuevo Gobierno y esa situación, como ocurrió hace 4 años con la anterior gestión, abre un espacio de esperanzas para la definición de políticas públicas que fomenten una actividad que ha dado -y sigue dando- probadas muestras de su capacidad para dar respuestas a la demanda de viviendas, para superar el histórico déficit habitacional argentino.

Como ya se ha explicado en anteriores oportunidades, los primeros signos de reactivación de la economía repercuten de manera directa en toda la cadena foresto industrial, en forma relativamente inmediata, y eso significa una revitalización del mercado interno y un fuerte impacto a la hora de mantener e incrementar la mano de obra.

Otros aspectos, como asegurar la continuidad del “Seguro Verde” -una excelente iniciativa- y revisar aquellos ítems que mejoren la competitividad del sector -como la puesta en marcha del Puerto de Posadas-; también son de suma importancia para el sector porque representan, además de la medida en sí, un mensaje alentador que promoverá confianza y alentará las inversiones.

 

Por Guillermo Fachinello, presidente de la APICOFOM

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *