#NavidadNatural: La Red de Comunicadores Forestales y Ambientales de América Latina y el Caribe lanzó su campaña de acción climática promoviendo la elección de árboles naturales y regalos del bosque para las fiestas de fin de año

La Recofalc lanzó por segundo año su campaña de educación ambiental regional, que invita a tomar conciencia y ser parte de una #AcciónClimática en estas fiestas de Fin de Año al elegir árboles naturales para compartir la navidad y #RegalosdelBosque. “Es importante resaltar que el uso de árboles naturales no significa que se está contribuyendo a la deforestación, porque estos provienen de plantaciones en fincas o lotes en donde cada año los productores reforestan, son bosques cultivados. Al adquirir un árbol natural se está promoviendo un uso sostenible de la tierra y contribuyendo al desarrollo económico y social de las familias productoras y de las propias comunidades”, precisaron.

Por: Recofalc*

 

AMÉRICA LATINA (25 de noviembre de 2019). En muchos de los hogares de países de Latinamérica y el Caribe durante las fiestas de diciembre es una tradición decorar con un árbol de Navidad, y es, incluso, el lugar especial donde se depositan los regalos para la familia con el fin de celebrar según sus creencias.

Por lo general, estos árboles son elaborados con materiales derivados del petróleo, como el plástico, o bien, son naturales, generando cada uno algún nivel de impacto sobre el ambiente; por ejemplo, durante el proceso de descomposición.

En Guatemala se utilizan los árboles de pinabete.  © Walter Albillo

Es por esto que en estas semanas estaremos, nuevamente, acercando información y recomendaciones sobre cuál es la mejor opción ambiental y social para aportar cada uno desde su lugar, y así contribuir en el cambio de percepciones negativas que existen con respecto al uso de árboles naturales.

Ideas como que “si se utilizan” se causa deforestación o destrucción del bosque son erróneas, debido a que provienen de plantaciones especialmente establecidas, como sucede en Guatemala con los árboles de pinabete (Abies guatemalensis Rehder),  las cuales en muchas ocasiones son manejadas por familias.

Por otro lado, los árboles artificiales son, por mucho, los que generan mayores impactos negativos en el ambiente. Al producirse teniendo como base el petróleo se origina una huella de carbono alta. Esta se incrementa por las largas distancias para su transporte.

Para tener una idea, la mayoría de los árboles artificiales se producen en China y la distancia en avión hasta Panamá, por ejemplo, es de cerca de 15 623 km., con una emisión aproximada de 1,21 toneladas de CO2, para una sola persona, de acuerdo al convertidos de emisiones Carbon Neutral Group. Esto significa que si pensamos en un avión de transporte lleno de árboles plásticos la cantidad de toneladas de CO2 sería muy elevada.

Otro factor negativo de los árboles artificiales es que aunque sean usados por más de cinco años, el material plástico y metálico que lo constituyen tarda centenares de años en descomponerse después de ser desechado, causando mayor contaminación a largo plazo.

Vivero Antoniucci, Mar del Plata, Argentina (Imagen de Facebook)

 

Conciencia ambiental

Este año, promovemos que despierten a una #AcciónClimática y elijan los árboles naturales, ya que absorben CO2 de la atmósfera durante su crecimiento y contribuyendo a mitigar el cambio climático, mencionó Miguel Cifuentes, investigador del Programa de Bosques, Biodiversidad y Cambio Climático del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).

Sin embargo, su uso podría no ser inofensivo pues su huella de carbono depende del uso de pesticidas y fertilizantes, así como de la distancia de transporte desde el productor, hasta el punto de venta. Al respecto, una de las recomendaciones que brinda la Asociación Americana de Árboles de Navidad (ACTA, por sus siglas en inglés), es comprar árboles cultivados localmente, para minimizar el impacto del transporte sobre las emisiones y en la medida de lo posible, preferir aquellos producidos en plantaciones orgánicas o certificadas.

 

Muchas familias latinoamericanas son las encargadas de las plantaciones de árboles de Navidad. ©Walter Albillo

Como otro factor positivo que se desconoce sobre los árboles naturales de plantaciones se encuentra que, contribuyen a mantener la biodiversidad y conservan el agua y el suelo, entre otros beneficios, según apunta FAO.

En cuanto a la descomposición de los árboles naturales de Navidad, esta genera CO2 y metano, ambos gases de efecto invernadero. Por ello, una recomendación es el gestionar con los gobiernos locales de las comunidades, con empresas de reciclaje e incluso con el grupo de vecinos o amigos, el manejo apropiado del árbol natural, una vez finalizado su uso en la Navidad, lo cual es un paso responsable para generar un menor impacto ambiental.

Como ejemplo de opciones de reciclaje del árbol natural se encuentran la elaboración de artesanías o decoraciones, la trituración para producir aserrín o virutas de madera que se usan en jardines y la creación de abono orgánico o compost.

 

Además, si las familias tienen la opción de adquirir un árbol con raíz que pueda seguir creciendo después de la Navidad, esta se convertiría en la posibilidad ambiental más amigable, dado que el árbol podría ser transplantado y seguir creciendo en forma natural, aportando oxígeno necesario.

 

Es importante resaltar que el uso de árboles naturales no significa que se está contribuyendo a la deforestación, porque estos provienen de plantaciones en fincas en donde cada año nuevos árboles son plantados. En otras palabras, al adquirir un árbol natural, también se está promoviendo un uso sostenible de la tierra y contribuyendo al desarrollo económico y social de las familias productoras y de las propias comunidades.

En los países de América Latina y el Caribe muchos artesanos realizan hermosos trabajos con productos del bosque. ©Norma Joy

Regalos del bosque

Un árbol de Navidad natural es la mejor opción para su familia, el cual desprende además, un aroma único en los hogares.

También, el obsequiar #RegalosDelBosque que han sido elaborados por las manos de artesanos y artesanas locales con madera o productos forestales no maderables, contribuye a la economía familiar y local, así como a la valoración del bosque y la cultura de las comunidades de Pueblos Originarios.

Deseamos invitarles a que juntos en esta y en todas las Navidades, demos a nuestro planeta Tierra un regalo al usar un árbol natural, así como al adquirir obsequios elaborados con materiales provenientes del bosque.

 

 

ArgentinaForestal.com adhiere a la campaña de la  Recofalc, y publicaremos en las próxima semanas -acompañando la difusión de la propuesta ambiental- las imágenes y listados de lugares, viveros y artesanos de distintos puntos del país que quieran dar a conocer sus propuestas naturales, artesanías o productos maderable y no maderables. Los interesado escribir al contacto de redaccion@argentinaforestal.com

 

 

#NavidadNatural #RegalosdelBosque #AcciónClimática

 

*Red de Comunicadores Forestales y Ambientales de América Latina y el Caribe.

Nota elaborada por Marianela Argüello L. (Costa Rica), con el apoyo de Patricia Escobar (Argentina), Leonardo Durán (Chile), Norma Joy (Guatemala) y Juan de la Cruz May (México), todos miembros de la Red de Comunicadores Forestales y Ambientales de América Latina y el Caribe y del subgrupo de Campañas de Comunicación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *