Leandro Mora Alfonsín: “La puesta en marcha de la fábrica de viviendas de madera en Posadas demuestra que la Argentina puede brindar soluciones constructivas con tecnología y óptima calidad”

Empresarios madereros, funcionarios e invitados de todo el país fueron convocados hoy para la inauguración de la fábrica de viviendas de madera sustentables que se presentó como la “mayor y única en su tipo en América Latina”, y que funcionará en el Parque Industrial de Posadas. El proyecto se logró con una inversión de más de 10 millones de dólares entre una asociación de cinco PyMEs nucleadas en la APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes), con el apoyo del Gobierno de Misiones.

Por Patricia Escobar 

MISIONES (28/6/2019).-  la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), decidió organizar el 140° Congreso Nacional Maderero en Posadas, y entre los directivos presentes se encuentra el economista y director ejecutivo de la entidad, Leandro Mora Alfonsín quien expondrá en un panel un informe de actualización del mercado de la Madera y Mueble, del Observatorio PyME de FAIMA y analizarán la situación por cámaras de todo el país.

Respecto a la fábrica de madereros de Misiones, esta mañana realizó un breve análisis antes del acto oficial, a través de su cuenta oficial de Twitter, oportunidad en la que destacó varios aspectos de la inversión misionera. “La tecnología alemana de vanguardia con la que fue montada, permitirá aumentar un 40% la capacidad instalada argentina de vivienda industrializada sustentable”, explicó.

“Las empresas asociadas realizaron una inversión de 10 millones de dólares el año pasado, con todos los obstáculos que la corrida cambiaria impuso. Es una fábrica que sumará a 2.500 empleos entre directos e indirectos (entre los aserraderos que la proveerán). Desde la FAIMA se viene trabajando muy fuerte en la promoción del uso de madera en la construcción. Es uno de los ejes para que la Argentina aproveche en forma integral un recurso natural hoy sub-utilizado”, dijo.

También agregó que “de los 20 millones de m3 de madera producidos anuales, solo consumimos 13 millones de m3 en la actualidad. En un país que muestra un déficit habitacional del 25 % de los hogares (40% en el NOA), el uso de madera en la construcción propone soluciones a menor costo, veloces, sustentables y de calidad”, destacó.

Por otra parte, indicó que “los sistemas constructivos en madera son hasta un 25% más baratos, consumen menos energía en la construcción y presentan proyectos más rápidos. Hoy, con la puesta en marcha de la fábrica de viviendas en Posadas, se demuestra que la Argentina cuenta con la tecnología para brindar soluciones constructivas de óptima calidad”, expresó Mora Alfonsín.

Producción sostenible

El economista también valoró el potencial de desarrollar una actividad sostenible con la foresto-industria en la Argentina, desde lo social, económico y ambiental. “Construir con madera es sostenible. En un metro cúbico de madera industrializada (una casa de 40 m2 lleva 10m3 promedio) se retiene hasta una tonelada de CO2 que no se incorpora a la atmósfera, mitigando efecto invernadero. Más forestación y más industria maderera es menos CO2”, remarcó el profesional.

En esa línea, consideró que “la iniciativa de que cinco PyMEs misioneras se hayan animado a invertir USD 10 millones en este contexto actual que atraviesa el país en su economía, es un indicador de que hoy se está trabajando en alinear las condiciones de construcción con madera en la Argentina”.

Un paso sustancial se dio en 2018, cuando “el sistema de entramado de madera ya se considera “tradicional” para el uso en la construcción. Es decir, no necesita permisos especiales. Y se está trabajando este año en lograr rotular la madera estructural, para eliminar asimetrías de información en el mercado”, precisó Mora Alfonsin.

Agregó que desde FAIMA se avanza con el programa de capacitación a toda la cadena de valor que integra la actividad. “Estamos capacitando obreros, empresarios, bancos, aseguradoras, arquitectos, ingenieros y desarrolladores inmobiliarios para que conozcan las ventajas de la construcción con madera, que funciona en todo el mundo. Mientras en países como asiáticos y europeos compiten en la actualidad por hacer el edificio de madera más alto del mundo, en la Argentina estamos dando los pasos para aprovechar un recurso natural de forma industrial e integral, agregando valor y aportando un eslabón más para afianzar el camino del desarrollo nacional”, detalló.

De esta forma, el directivo de FAIMA aseveró que “la industria es parte de la solución al problema argentino, no parte del problema. Por eso hoy, cuando la rentabilidad PyME es casi nula, es importante mostrar los resultados que un trabajo asociativo puede hacer, la fábrica de viviendas de madera es un ejemplo de ello. Esta inversión no basa su mirada en la aguda crisis actual, sino que es una apuesta a lo que la foresto-industria le puede dar al país en los próximos 10 años”, concluyó.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *