Daniel Duran: “La desidia, falta de control y responsabilidad del chofer del transporte de la carga forestal son las causas principales de que se produzcan incidentes viales en rutas”

 Ante el incidente producido por la caída de raleo de pinos en plena Ruta Nacional 12 que afectó a un equipo periodístico de Misiones Online el pasado viernes, que puso en peligro la vida de los pasajeros del vehículo y dañó la camioneta del medio periodístico, Daniel Duran, empresario y presidente de la AFoA Misiones, se refirió a las responsabilidades que competen ante la falta de seguridad y control sobre el transporte forestaL.”La principal causa de que esto suceda es la desidia de los conductores de los camiones de carga, además del operario de la grúa, que son quiénes realizan el trabajo y no focalizan el redondeo de los troncos para asegurar bien la carga del transporte forestal”, indicó como responsabilidad primaria.  

Por Patricia Escobar 

MISIONES (23/5/2019).- La semana pasada, un equipo periodístico de Misiones Online que regresaba desde Puerto Iguazú sufrió un accidente debido a la caída accidental y sorpresiva de raleo (rollo fino) de pino con la carga mal asegurada y ante la falta de control que existe sobre los camiones que trasladan la carga proveniente de bosques implantados. En menos de dos horas, sufrieron las impericias de transportistas de carga de raleos de pino que llevaban acoplado “automontables”, quienes al no cumplir con las normas de seguridad vial ante los residuos de troncos que movilizan hasta el destino final de la carga, permiten que de los camiones se desprenda y caiga al asfalto el material mal asegurado en plena Ruta Nacional 12, sorprendiendo gravemente a los automovilistas.

Ver nota relacionada

Graves riesgos para automovilistas en ruta nacional 12 por el transporte de carga de raleo de pinos mal asegurados

Aunque el accidente no fue fatal, gracias a la rápida reacción del conductor en ese caso, el presidente de la AFoA Misiones lamentó esos sucesos, pero explicó que “no es una situación tan común o frecuente”, dijo Daniel Duran.

Desde las empresas forestales realizan capacitaciones y supervisan el trabajo cotidiano de la movilidad de la materia prima, ya que se se ocupan de que el manejo preventivo garantice seguridad y tranquilidad a la comunidad, con la circulación responsable en las rutas por las que circulan, para prevenir accidentes y mejorar sus estadísticas de riesgo vial.

En ese contexto, Durán aclaró que “pueden suceder estos incidentes, no digo que no pasen, desde mi experiencia que trabajo diariamente de esta actividad y estoy siempre en la ruta, no me pasó hasta ahora de ver volar un raleo de pino de un camión. Y esta actividad tiene un movimiento de carga de rollos de madera y raleos (rollo fino) muy fluido en la zona norte de la provincia. Pero esto que les sucedió al equipo de prensa –según lo publicado- fue por falta de control del chofer y del dueño de la carga, por no ajustar las cintas o revisar raleo sueltos en el transporte. Es una situación que se dio por estar mal cargado los troncos, y de controlar esa situación es responsabilidad entre el chofer y el operario de la grúa, principalmente”; explicó el empresario y forestador.

El transporte de carga de rollos de madera y raleo de pinos es cotidiano en las rutas misioneras. “Se trata de una actividad que no es nada difícil de hacerla bien, pero debe haber responsabilidad en este trabajo y control de que las cosas se hagan efectivamente bien”, recomendó el directivo de AFoA Misiones.

Control y responsabilidad

Por ello, en una entrevista con Radio Libertad hizo hincapié en que el incidente se debió a “un problema de control del transportista, no es un tema que sea porque es peligrosa la madera para transportar. Es necesario el control de las autoridades competentes, pero principalmente es responsabilidad en esta labor de los choferes de cargas por un mal aseguramiento del transporte”, dijo.

Asimismo, explicó que en el caso de un incidente, también recaerá la responsabilidad en el dueño de la carga de los raleos o rollos de madera, además del dueño del camión, detalló respecto a la cadena de responsabilidades. Y finalmente, podría recaer en la figura de responsables solidarios a los destinarios del raleo que contrataron el servicio de transporte de carga.

“Muchas veces sucede que la persona que carga el camión, ya sea por apuro, falta de control, previsibilidad, responsabilidad, no asegure del todo bien los troncos, pero debe haber un control y una mirada del chofer del transporte cuando se carga un camión, antes de salir a la  ruta”, aclaró Duran. “El chofer en general está mirando cómo se carga su camión, y que vaya bien redondeada la cinta para que ajuste bien a los troncos. No pueden quedar troncos con espacios que no ataje la cinta. Es una tarea sencilla, pero la desidia tanto del que carga los troncos y como del chofer que debe controlar como se coloca la carga en su transporte, hace que se produzcan estos incidentes. El operario de la grúa necesita siempre esa mirada de control del chofer”, recalcó el empresario.

Duran es propietario la empresa Selva SRL de Servicios Forestales en Eldorado y productor, socio de Amayadap (Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná). Desde su experiencia en esta actividad, explicó que a veces, tanto la falta de una adecuada capacitación al conductor de la carga forestal, el clima que complica la tarea por las lluvias y los caminos en malas condiciones, son factores que riesgo en el transporte de la carga de madera. “Pero todos estos problemas del trabajo forestal se atiende con más control sobre la carga”, recalcó.

“Puede suceder que del monte el chofer sale con la carga sin ajustar en forma conveniente. De igual forma, el chofer debe ir ajustando su carga y acomodar la misma como corresponde en el camino. El movimiento hace que la carga se reacomode, y el chofer debe bajar a supervisar eso muchas veces. De esto se trata el control y responsabilidad del transportista”, indicó el empresario.

La carga del transporte de bosques implantados no es competencia de control de los inspectores del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables -por ley los puestos fijos y móviles son para el control de Bosques Nativos-, sino que corresponde a Vialidad Nacional y Policía Provincial. De igual forma, Duran agregó que “cualquier autoridad de control podría observar fácilmente cuando una carga no está bien asegurada y exigir al conductor que la asegure, si está en riesgo la seguridad vial”.

En general el transporte de raleo (rollos finos) en la zona norte tiene destino a la fábrica celulosa de Esperanza. “En este tipo de troncos finos, no son tan pesados, es mucho más fácil de acomodar manualmente en el camión que un rollo aserrable. Solo es cuestión de controlar la carga, y que no quede ningún tronco suelto, que pueda resbalar y caerse del camión, ya que ese es el mayor el riesgo para que salga “volando” como relataron que les sucedió. Faltó previsión y responsabilidad del chofer del transporte de carga”, dijo Duran.

“En el caso de las empresas forestales más grandes  de la zona norte, en general tienen un supervisor responsable que emite el remito de la carga y controla que la misma quede dispuesta en el camión con la seguridad correspondiente. Puede ocurrir igual un accidente. Pero tienen que cumplir como todos, con la seguridad y responsabilidad para esta actividad, ya que si hay un juicio de por medio saben que tienen responsabilidad solidaria si algo sucede”, concluyó el presidente de la AFoA Misiones.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *