Los incendios forestales en Portugal quemaron 94.000 hectáreas hasta agosto

Un 25% más que en el mismo periodo de 2012, cuando en el recuento anual se registraron 110.000 hectáreas. .

Los incendios forestales en Portugal quemaron hasta agosto unas 94.000 hectáreas, un 25% más que en el mismo periodo de 2012, cuando en el recuento anual se registraron 110.000, según datos oficiales.

 

Según informó hoy el Instituto de Conservación de la Naturaleza y de los Bosques (ICNF, en su sigla en portugués), solo los años 2003, 2004, 2005 y 2010 arrojaron peores resultados en el mismo periodo en la última década.

 

En total, se registraron 1.700 incendios menos que entre enero y agosto del año anterior, aunque el número de hectáreas quemadas en ese mismo periodo es un 25%superior.

 

El peor de los fuegos ocurrió en el distrito de Braganza, fronterizo con Galicia (España), en la localidad de Alfandega da Fé, en el que se calcinaron cerca de 15.000 hectáreas.

 

La oleada de incendios ha remitido esta semana después de un agosto en el que las llamas no dieron tregua a las autoridades, que recurrieron a la ayuda internacional de medios aéreos de España, Francia y Croacia.

 

Este martes al menos cinco fuegos estaban fuera de control a las 13:00 horas GMT y eran combatidos por más de 500 bomberos y más de un centenar de vehículos y quince aeronaves.

 

Uno de ellos está próximo la frontera con Galicia, en el municipio de Monçao, cercano a la localidad de Salvaterra (Pontevedra), y movilizaba a un centenar de bomberos en dos frentes, apoyados por tres medios aéreos y una treintena de vehículos.

 

En el distrito de Viana de Castelo, también en el norte del país, más de 200 trabajadores luchan contra las llamas en Caminha (también cerca de Pontevedra), auxiliados por un helicóptero y tres aviones.

 

Las autoridades portuguesas mantienen hoy la alerta máxima por riesgo de incendios en cerca de cuarenta municipios, la mayoría en el centro y norte del país.

 

El Gobierno ha creado un mecanismo de ayuda a los municipios más afectados por las llamas, según afirmó hoy el ministro de Administración Interna, Miguel Macedo.

 

Además de la intensidad de los incendios, la oleada ha conmocionado al país este verano por la muerte de cinco bomberos, tres de ellos del cuerpo de voluntarios con edades entre 20 y 25 años.

 

Asimismo, fueron detenidos más de 50 arrestados en relación con los fuegos -una treintena ingresaron en prisión preventiva- y se ha identificado además como sospechosos a varios menores de edad en el norte del país.

 

Portugal sufrió en 2003 y 2005 los peores años de incendios de la última década, durante las que se calcinaron 450.000 y 300.000 hectáreas, respectivamente.

 

(Fuente: Terra: 04-09-2013)

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *