La información fortalece la competitividad de las cadenas de valor

Políticas de responsabilidad empresaria de la firma Bosques del Plata (CMPC)

Los servicios forestales en el Nea, es un mercado que surge con mayor vigor en la última década, pero los márgenes de competitividad de algunos actores dependen de su agiornamiento en gestión y manejo de la información. Las instancias de benchmarking e información, más el intercambio de tecnología podrían ser el paso necesario para consolidar las bases del cluster foresto-industrial en la región. MISIONES(JULIO 2004).- El de los servicios forestales en el Noreste Argentino (Nea) es un mercado que surge con mayor empuje hace una década. Si bien antes existían algunas consultoras y empresas de servicios, recién hace algunos años la silvicultura se volvió más intensiva y exigente respecto de los estándares y niveles de calidad para las prestaciones forestales. En la actualidad, los márgenes de competitividad de algunos actores dependen de su agiornamiento en gestión y manejo de la información. Las promociones foresto-industriales, el ingreso de tecnología y la apuesta al sector de productores (chicos, medios y grandes) que buscaron adoptar en sus procesos lo más novedoso en procedimientos internacionales, trajo aparejada la homogeneización y estandarización de las prácticas y manejos forestales al Nea. Como consecuencia de este proceso, en la actualidad los márgenes de competitividad de quienes prestan servicios a empresas y productores, dependen de la ponderación y gestión que realicen de los aspectos intangibles. En definitiva, que se destaquen como consultores o prestadores de servicios, depende de que posean prácticas distintivas en lo ambiental y social, pero sobre todo, de que posean adecuados sistemas y manejos de la información que optimicen sus procesos. Quienes participan en el mercado de servicios de Bosques del Plata, arribaron a esta conclusión luego de un proceso que se inició en 1992 como un vínculo comercial, y se afianzó en el 2000 con un programa de alianzas a largo plazo. En este contexto, un año después se creó una “base de datos compartidos on line” en la que las Pymes de servicios ingresan su información y pueden comparar sus estándares de calidad operativa, salud ocupacional, accidentabilidad, rotación de personal, capacitación, y productividad entre otros, con la media y promedio de todos los prestadores. De esta forma todas las empresas pueden realizar un benchmarking mensual que les permite detectar factores de optimización propios y en la red de servicios. subtitulo/Gestión de información/subtitulo El beneficio de gestionar la información para una Pyme de servicios, más allá de la ponderación comparativa respecto del mercado, es lograr el manejo sistemático y detallado de la información. Esto permite a los prestadores de servicios: analizar puntos de mejora en sus procesos productivos, acceder a beneficios por calidad/productividad (premios y bonificaciones), y mejorar sus costos. Dicho de otra manera, si los procesos productivos de las consultoras y empresas de servicios son analizados con el propósito de detectar cuáles son los aspectos de mayor incidencia en el proceso productivo bajo la relación de Paretto; y si la información de los puntos con alto impacto es desagregada al detalle para analizar alternativas de optimización y mejora en diseño y costos; es posible consolidar importantes avances en rendimiento, calidad y rentabilidad del servicio prestado. subtitulo/Camino al cluster/subtitulo Por otra parte, el aporte de la información consolida cadenas de valor competitivas. Cuando los datos de los procesos individuales de proveedores, prestadores, empresas mandantes, clientes, se incorporan a un proceso integrado de gestión de la información, al que cada una de las partes de la cadena nutre con información relevante (analizada y correlacionada), poniendo a disposición de los demás actores datos que permitan descubrir puntos de mejora en todo el proceso, a partir de un análisis virtual/on line; se incrementan entonces las posibilidades de optimizar los estándares de calidad, consolidar la competitividad, y elevar los márgenes de ganancias de las partes, así como el prestigio de la red productiva en su conjunto. Es un juego de ganar-ganar, que depende de la confianza de quienes son miembros de la cadena de producción; de la disposición que tengan para vincularse y compartir información a través de las nuevas tecnologías de información (extranet, e-commerce, internet), de la claridad y transparencia con que analicen el proceso, y de la actitud proactiva que tengan a la hora de implementar las mejoras. Se trata de un proceso donde la confianza y el respeto van de la mano de la tecnología. En este esquema, es importante que los distintos eslabones de la cadena no intervengan en la estructura de costos de los demás; evitando involucrarse en el proceso operativo de mejora de los otros. Sobre todo, es esencial que las empresas mandantes no interfieran sobre costos y prácticas operativas de las empresas de servicios, más allá del análisis conjunto de las oportunidades de mejora-beneficio. En la red de servicios de Bosques del Plata, el uso compartido de la información se dio en forma paulatina. Hoy los empresarios de servicios pueden analizar indicadores, realizar benchmarking, analizar con mayor detalle sus operaciones, y trabajar en grupo para abordar mejoras del proceso en su conjunto. Una Pyme de servicios que participa en esta red es consciente de que la tecnología de la información y la gestión integrada se constituyen en la alternativa para obtener beneficios, permanecer y acrecentar su prestigio en el largo plazo. Así como la herramienta demuestra ser de alta utilidad para elevar los estándares de calidad en una red de servicios y producción que está enlazada a una empresa o proyecto productivo determinado; si se extrapola la idea de “compartir información” a un entorno inter-empresario y dentro del sector foresto-industrial regional, es probable que surjan nuevas oportunidades de mejora operativa e institucional que consolide la competitividad en las empresas participantes. Potenciando de este modo la competitividad del sector local en el mercado interno e internacional. Posiblemente, las instancias de benchmarking e intercambio de información, sean el próximo paso -junto con el intercambio de tecnología-para consolidar las bases del cluster foresto-industrial del Nea.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *