La perspectiva de los bosques urbanos de la región y las necesarias alianzas estratégicas orientadas hacia la gobernanza ambiental

El V Congreso Nacional de Arbolado Urbano y I Congreso Nacional de Arboricultura y Bosques Urbanos realizado en Bahía Blanca dejó varios aprendizajes, y los dos únicos jóvenes misioneros que asistieron al evento, el ingeniero forestal Nicolás Ocampo -quien participó en representación del COIFORM- y el biólogo Tobías Reichenbach, compartieron sus aprendizajes y experiencias. “En el congreso abordaron un mundo que aún es prácticamente desconocido en el país, y es de vital importancia en el manejo de los árboles”, dijo Ocampo.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

MISIONES (16/11/2022).- Nicolás Ocampo es consultor independiente y vicepresidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM), y compartió su experiencia con la participación en el  V Congreso Nacional de Arbolado Urbano y I Congreso Nacional de Arboricultura y Bosques Urbanos que se realizó en Bahía Blanca del 10 al 12 de noviembre del corrientes año, ya que se abordó desde lo académico, científico, social, ambiental, tecnológico, y político-institucional un tema que debate el mundo: los Bosques Urbanos.

El lema de esta quinta edición del congreso nacional fue “el arbolado urbano sostenible como eje de la infraestructura verde en las ciudades”

Entre los objetivos del encuentro, se encuentra difundir para el presente y el futuro la importancia de la protección del arbolado urbano y periurbano para la sostenibilidad del ambiente en las ciudades, así como también transmitir conocimientos científicos, técnicos y legales para favorecer mejores opciones de manejo y gestión de este recurso tan valioso.

Entre los disertantes, contó con la presencia tanto de profesionales nacionales de alto nivel académico y vasta experiencia como de profesionales internacionales como el Dr. Francis Hallé, Dr. Pedro Calaza Martínez, Biól. Gerard Passola y la Mgtr. Yolima Cortés.

Durante las jornadas, que cerraron con más de 200 inscriptos, se realizaron mesas redondas de trabajos y presentación de poster de distintas investigaciones realizadas en diferentes ciudades del país con temáticas muy variadas.

Se tomó nota sobre la escasa reglamentación de arbolado urbano, y se trazó como objetivo principal trabajar en un documento a nivel nacional que comprenda a todas las regiones del país.

Ciudades más verdes con gestión forestal

Los temas de agenda que dejó expuesto sobre “la mesa” el encuentro fueron resumidos por el profesional misionero Nicolás Ocampo para ArgentinaForestal.com : “En primera medida, hay que destacar que existe una falta de institucionalidad focalizada en la gestión de los Arbolados Urbanos Públicos, tanto a nivel país, como Latinoamericano. Esta situación se da principalmente debido que se trata de una temática que se le viene dando valor recientemente en la última década, con poca importancia en la gestión de los árboles urbanos en espacios de decisión política a niveles subdirecciones, subsecretarías o espacios de rangos bajos”, explicó.

Como consecuencia, el profesional explicó que se presentan situaciones de inexistencia de planificación o planificaciones con personas con muy buena voluntad, pero sin el conocimiento necesario para hacer ciudades más sostenibles, en donde es común observar plantaciones y podas masivas, pero sin lineamientos técnicos, generando, sin saber, reales y potenciales problemas al ambiente urbano.

Arbolado urbano

Los Bosques Urbanos cumplen, y cumplirán, un rol estratégico en la salud del planeta con una expansión demográfica sin precedentes (hace unos días nació el ser humano número 8.000 millones), donde es y será necesario valorizar a los árboles en convivencia cotidiana con el ser humano.

“Ya que atenúan los impactos negativos que sufre el ambiente y proveen de innumerables servicios ecosistémicos que hacen que podamos vivir en ambientes sanos y agradables, como provisión de aire puro, sombra, alimento, biodiversidad, fauna, conservación del agua, paisaje, recreación, turismo, identificación cultural e incremento del valor económico de las casas, barrios y ciudades, entre otros tantos beneficios”, enumeró Ocampo.

En conferencia de prensa, Simone Borelli, oficial de Silvicultura Urbana de la División Forestal de la FAO, comentó: “Los árboles son fundamentales para mantener sanas las ciudades del mundo. Es muy importante que las ciudades del futuro sean saludables, resilientes y donde todas y todos tengan acceso a espacios verdes… pueden marcar el camino para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y otras metas fijadas a nivel mundial al implementar la silvicultura urbana y periurbana”.

Algunos municipios del país, principalmente en provincia de Buenos Aires (tiene ley provincial) y CABA, sumado a los esfuerzos de algunos municipios de Mendoza, Santa Fe, Neuquén, Córdoba y algunos pocos municipios de Misiones, ya se encuentran trabajando de manera integral la gestión de los bosques urbanos como política de Estado, sentando las bases para un gran desarrollo ambiental, técnico, científico y político.

 

Las ventajas en Misiones

Para el ingeniero Ocampo, la provincia de Misiones tiene una oportunidad única en relación a otras provincias y regiones del continente para desarrollar la gestión de arbolado urbano y avanzar hacia municipios mas resilientes al clima,” ya que posee una fuerte infraestructura forestal orientada la producción, tanto de madera, yerba, papel y energía, con basta disponibilidad de viveros, empresas de insumos forestales, trabajadores del sector forestal y una Universidad Nacional que forma profesionales a la medida de la región; solo basta con una pequeña extensión al desarrollo tecnológico de los bosques en la ciudad”.

En el congreso señalaron que “los árboles no tienen voz, nosotros vamos a cuidarlos y respetarlos”, y es una de las frases que rescató el profesional de su experiencia en Bahía Blanca. “Se ha llegado a una instancia donde no se necesita leer o informarse para saber que los recursos naturales son finitos, porque al ambiente se lo sufre, se lo vive y se observa a diario, y la comunicación nos da la oportunidad de saber que todos los rincones del planeta están siendo afectados por el calentamiento global a causa de un crecimiento demográfico, hoy, insostenible”.

Para poder lograr los objetivos ambientales serán necesarias alianzas estratégicas orientadas hacia la gobernanza ambiental, con fuerte reconocimiento a profesionales y trabajadores del sector, con ingenieros e ingenieras forestales, agrónomos y agrónomas, y carreras afines, administrando y gestionando los recursos de manera más eficiente y siendo protagonistas de los desafíos ambientales que plantea el país y la humanidad, sumando el compromiso de todos los que habitamos en nuestra casa común.

“La conclusión general es que la bases están y los compromisos institucionales se están empezando a dar, solo queda seguir traccionando la puesta en valor en los Bosques Urbanos, teniendo como norte el compromiso ambiental en beneficios comunes”, dijo Ocampo.

Finalmente destacó el trabajo en la organización y el elevado nivel académico del Congreso organizado por la Asociación Nacional de Arboricultura (ANA), bajo la presidencia de Carlos Anaya, en conjunto con la directora de Arbolado Urbano de Bahía Blanca, Cristina Pitsch, referente en el país y egresada de la Facultad de Ciencias Forestales de Misiones; la Universidad Nacional del Sur (UNS), bajo la representación de Luis Caro y la Asociación Civil Argentina de Trabajadores Arboristas con Acceso por Cuerdas (AATAAC), con la presidencia de Poul, Eduardo Wester. “Abordaron un mundo que aún es prácticamente desconocido en el país, y es de vital importancia en el manejo de los árboles”, sostuvo Ocampo.

En la foto, Cristina Pitsch, ingeniera forestales egresada de la FCF-UNaM, una referente en Bosques Urbanos en el país.

El profesional finalmente, destacó el apoyo de sus colegas del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones, institución a la representó como vicepresidente. También la Cámara de Representantes de la Provincia desde donde apoyan con capacitación permanente; y a los jóvenes profesionales ingenieros e ingenieras forestales que trabajan a diario en pos de un sector más sostenible, como también los colegas agrónomos, “hermanos de la profesión” que en forma permanente motivan con buenas acciones.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.