Unitán lleva adelante un plan de reforestación en Chaco y Formosa de 1600 hectáreas de quebracho colorado y eucalipto

La empresa radicada en Tirol implantó en el Chaco y Formosa los ejemplares como respuesta al cuidado del medio ambiente. La empresa cuenta con un moderno vivero con riego automático en Tirol con una capacidad de producción de 200.000 plantines de quebracho colorado por año. Las semillas para producir los mismos son obtenidas de árboles semilleros especialmente seleccionados en las provincias de Chaco y Formosa.

Fuente: Diario Norte

 

CHACO (3/8/2021).- De la mano de su actividad central, la producción del tanino, que la posiciona como líder de la industria por volumen, línea de productos, calidad con una  capacidad de producción de 35.000 toneladas que le permite exportar a más de cincuenta países; la empresa Unitán, con su principal planta de la localidad de Puerto Tirol desarrolla hace más de 30 años un importante plan de forestación.

Esto le permitió superar al día de hoy las 1,600 hectáreas promoviendo además beneficios para el medioambiente y la actividad económica en la provincia. ‘Tenemos un gran trabajo por delante que seguiremos desarrollando y esperamos que las condiciones se den para que nuestra tarea de forestación crezca año a año‘ señaló al diario NORTE, el gerente de Relaciones Institucionales y Asuntos Legales de la empresa Antonio Gil.

 

UN EXITOSO PROCESO

Lo más importante después de los primeros pasos con el desarrollo de la forestación de Quebracho Colorado (QC), allá por 1990, la empresa logró probar que esa especie, como tantas otras, se puede forestar intensivamente. De hecho quedó claro que si se lo trata técnicamente como un cultivo, los resultados obtenidos superan ampliamente lo esperado. ‘Existía una creencia que el quebracho sólo se regeneraba naturalmente con la propagación de sus semillas, es decir, sólo se podía desarrollar por diseminación natural, pero gracias a los estudios realizados por Unitán se logró incluir al Quebracho Colorado, en la ley 25080 como una de las especies nativas promocionables dadas las experiencias logradas con su plantación‘, destacó Gil.

La empresa cuenta con un moderno vivero con riego automático en Tirol con una capacidad de producción de 200.000 plantines de quebracho colorado por año. Las semillas para producir los mismos son obtenidas de árboles semilleros especialmente seleccionados en las provincias de Chaco y Formosa.

En el moderno vivero se utiliza riego automático para la producción de plantines seleccionados.
En el Chaco, actualmente son 1.300 las hectáreas forestadas entre quebracho colorado y eucaliptos pero también hay forestaciones en Formosa, que en la actualidad superan las 300 hectáreas. ‘Además de la forestación intensiva, en las áreas existentes de bosques nativos que se las mantienen como reservas y se las enriquece mediante la incorporación de plantines seleccionados de quebracho colorado‘, explicaron a NORTE desde Unitán.

 

LAS ESPECIES Y EL DESTINO

En la actualidad Unitán está forestando con quebracho colorado con destino industrial y especies de eucalipto, entre ellas los híbridos de Eucalyptusgrandis por camaldulencis, cloeziana y citriodora; entre otras.

‘La mayoría de los eucaliptos tendrán destino como biomasa para alimentar nuestra nueva caldera que abastece tanto a la planta tradicional de tanino como a la nueva planta de generación de energía, inaugurada hace pocos meses, que permitirá subir al interconectado nacional 9 MW de energía‘, destacó Gil. También se llevan a cabo varios desarrollos con algunas especies a fin de estudiar su potencial de contenido tánico con el objetivo de ir complementando parcialmente al quebracho colorado.

Los destinos de las especies que se están forestando son varios: el quebracho colorado apunta a la producción del tanino y, luego de extraído éste, se usa como combustible para la caldera. Es decir, la madera tiene un uso integral.

Los eucaliptos, de rápido crecimiento, serán destinados como biocombustible para la caldera que produce el vapor que mueve la turbina que producirá energía limpia. ‘También estamos ensayando con algunas especies que sabemos poseen tanino, que tendrán doble destino: primero para la extracción del tanino y luego como combustible para la caldera‘, explicaron desde la empresa.

 

UN APORTE AL MEDIO AMBIENTE

Antonio Gil destacó que el proceso de forestación tiene en el aporte al medioambiente su ‘impacto es más notable‘.

En principio se están plantando un 50% más de los ejemplares que la industria requiere anualmente, todas las actividades forestales se realizan ‘con las mejores técnicas‘ disponibles en cuanto a reducción de emisiones y máximo secuestro de carbono.

‘Los estudios existentes en cuanto a crecimiento de las masas nativas de quebracho se estiman en alrededor de 1 m3/ha al año. En nuestras primeras estimaciones pensábamos que con plantaciones se podrían lograr 10 m3, pero los resultados obtenidos al aplicar todo el paquete tecnológico indican que esos valores van a ser ampliamente superados‘ aseguran desde Unitán.

De esta manera, además de multiplicar por 10 la madera producida se aumenta en la misma medida el secuestro de carbono de la atmósfera. Debe considerarse también el aumento de la eficiencia en los procesos de cosecha y transporte y su impacto en la reducción del consumo de combustibles fósiles, ya que en la actualidad se deben emplear una importante cantidad de horas de máquinas pesadas para su elaboración. En las plantaciones este trabajo es mucho más eficiente.

‘O sea que entre el mayor secuestro y las menores emisiones, el impacto es más que significativo.

Esto sumado a que ‘se podrán utilizar los espacios entrelíneas para pasturas y ganadería, remarcaron desde la empresa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *