Ahora “todos” podemos restaurar la Selva Misionera con la guía de Aves Argentinas y el Programa Bosque Atlántico

Una gran contribución de la organización no gubernamental ambiental a los Objetivos de la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, en alianza con profesionales de primer nivel realizaron la nueva “Guía para Restaurar a Pequeña Escala la Selva Misionera”. Una realización de Juan Pablo Cinto y Gustado Daniel Marino para el Proyecto Bosque Atlántico, del Programa NEA de Aves Argentinas.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

En mi opinión, el siglo por venir será la era de la restauración en ecología (E. O. Wilson 1992).

 

BUENOS AIRES Y MISIONES (18/5/2021).- El Proyecto Bosque Atlántico de Aves Argentinas impulsa la gestión de áreas protegidas, la promoción del Ecoturismo y la producción sostenible, como ejes de trabajo territorial. Además, trabaja activamente en restauración de sitios piloto para fortalecer la conectividad y el vínculo con el Bosque Atlántico en una apuesta a mediano y largo plazo para contribuir con la recuperación de lugares degradados.

En este contexto, lanzaron en mayo una nueva “Guía para Restaurar a Pequeña Escala la Selva Misionera”, como una contribución a los Objetivos de la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030.

La publicación contiene una Introducción sobre Sucesión Ecológica y la Degradación de la Selva; los Pasos a Considerar en la Preparación de un Proyecto de Restauración y Aspectos Técnicos para Implementar Acciones de Restauración.

Asimismo, incluye un Anexo con una Lista de Especies Nativas del Bosque Atlántico según categoría Sucesional y otro Anexo con la Importancia de los Bosques Protectores y Fajas Ecológicas para los Procesos de Restauración y su protección en la Legislación de Misiones.

En su inicio se encontrarán con el prólogo de Eduardo Haene, ilustraciones didácticas, cuadros, tablas y bibliografía temática que servirán de referencia para los restauradores.

“La selva en pie, como alfombra verde, puede parecernos siempre que tiene un estado óptimo de conservación, pero si la analizamos en detalle podemos descubrir que muchas veces se presenta empobrecida o degradada. Recuperar la selva y su funcionalidad puede parecer algo complejo y casi imposible, pero podemos generar cambios profundos y facilitar que la naturaleza degradada pueda enriquecerse”, remarca Andrés Bosso, coordinador del Programa NEA de Aves Argentinas.

Por su parte, el ingeniero forestal Juan Pablo Cinto, uno de sus autores de la Guía, señala que la misma “fue pensada como un instrumento práctico destinado a servir a un público amplio, con la idea que todos podemos iniciar acciones de restauración a partir de conocer los estados de la selva, los procesos en marcha y los pasos a dar para que los sitios puedan ser restaurados”, expresó.

“A sabiendas de la complejidad de la Selva Misionera, la tarea de restauración puede convertirse en un desafío apasionante. Conocer de frutos y semillas, como también los secretos para despertar la germinación; o comprender la combinación de especies pioneras y tardías para finalmente descubrir la multiplicidad de usos y funciones que nos brinda esta maravillosa catedral de la biodiversidad argentina es sin dudas algo que despierta pasiones”,  reflexionó el ingeniero agrónomo Gustavo Marino, coautor de la obra y colaborador de Aves Argentinas en este proceso.

“Todos pueden ser protagonista para salvar y promover la Selva Misionera. La urgencia de actuar en conservación ya no puede seguir esperando”, convocaron desde el equipo de Proyecto Bosque Atlántico de Aves Argentinas.

Actualmente, sólo persiste un 16 % de la extensión original de la Selva Misionera o Bosque Atlántico, presentando su área más grande y continua en la Provincia de Misiones, Argentina. Se estima que Misiones cuenta con un millón de hectáreas de selva y estas se encuentran afectadas por diferentes procesos de degradación, impulsados principalmente por la deforestación, el uso del fuego, la tala selectiva indiscriminada, la invasión de especies exóticas y la ganadería, entre otros factores.

Además de una reducción en la provisión de los servicios ecosistémicos, los profundos cambios en la estructura y diversidad de la vegetación selvática remanente no son monitoreados por lo cual, no son percibidos por la sociedad.

De tal suerte, oficialmente se desconoce el alcance de la degradación de la Selva Misionera y las estadísticas forestales al respecto son inexistentes. Podemos, sin embargo, a partir de los datos proporcionados por el Primer Inventario Nacional de Bosque Nativo (1998-2002) hacer una estimación.

En efecto, de acuerdo a sus definiciones, las categorías de bosques de cobertura cerrada y selva protegida del PN Iguazú pueden considerarse como los sectores menos degradados (Proyecto Bosques Nativos y Áreas Protegidas BIRF 4085-AR, 2005). En tanto, las categorías bosques de cobertura variable, los cañaverales (producto de la degradación por sobre explotación maderera) y las formaciones de arbustos y capueras pueden ser considerados como las más degradadas. A la fecha del inventario, estas totalizaban 1.130.994 ha, cifra que equivaldría al 60 % de la superficie total de bosques nativos de la Provincia de Misiones.

El objetivo de esta guía es orientar a través de una serie de pasos prácticos, la preparación de proyectos de pequeña escala (< a 10 ha). Sin dejar de reconocer la complejidad y la diversidad de conocimientos involucrados en la ciencia de la restauración, se espera que personas motivadas y preocupadas por el estado de los bosques nativos, puedan conducir iniciativas de restauración de acuerdo a conocimientos científicos y recomendaciones técnicas ya reconocidos en la materia.

Te acercamos el enlace de la Guía para que puedan descargar, estudiar y poner en práctica. https://www.avesargentinas.org.ar/…/aves-argentinas…

¡Adelante y a restaurar la selva!

#GuíaParaRestaurarLaSelva

#Restauración

#Misiones

#BosqueAtlántico

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *