El campo protesta en contra de otra suba de retenciones: “El sector privado del país no resiste ni tolera más presión impositiva”, advierte la SRA

“Una suba adicional de tres puntos sería realmente devastadora para la producción, las exportaciones y la capacidad del campo de generar divisas, trabajo y actividad”, indicó Daniel Pelegrina al diario La Nación, quien además hizo un pedido a los legisladores “a no convalidar este despojo”. El dirigente de la SRA aseguró que el sector privado del país “no resiste ni tolera más presión impositiva”.

Fuente: La Nación

BUENOS AIRES (18/12/2019).- Luego que se confirmara que el Gobierno pedirá al Congreso, en el marco de la ley de triple emergencia, subir las retenciones, en el campo reclaman que los legisladores no avalen ese incremento.

Después de que en la madrugada del sábado pasado se conociera el incremento en las retenciones a las exportaciones, el Gobierno quiere que el Congreso autorice un aumento en tres puntos porcentuales.

De concretarse esa suba, la soja pasaría de tributar de 30 a 33 por ciento, en tanto que el maíz y el trigo se incrementarían de 12 a 15 por ciento. “Antes de ir por el atajo de aumentar las retenciones, debieran pensar alternativas sobre cómo reducir los gastos de la política y muchos gastos improductivos de los Estados en todos sus niveles, verdadera causa del déficit”, dijo el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina.

Pelegrina también se quejó: “Al aumento inconsulto del sábado pasado ahora se suma este proyecto de aumentar más los derechos de exportación”.

“Una suba adicional de tres puntos sería realmente devastadora para la producción, las exportaciones y la capacidad del campo de generar divisas, trabajo y actividad”, indicó Pelegrina, quien además hizo un pedido a los legisladores “a no convalidar este despojo”. El dirigente de la SRA aseguró que el sector privado del país “no resiste ni tolera más presión impositiva”.

Por su parte, Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de CRA y expresidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), auguró: “Más allá de que este año se puede tener un ingreso adicional, en la próxima campaña que empieza en marzo, los números se van a dar vuelta”. El ruralista explicó que las medidas están armando “la tormenta perfecta”.

“El mercado paralelo termina convergiendo con ese tipo de cambio y nuestros costos, que están absolutamente dolarizados, se equiparan al tipo de cambio libre o blue. Generamos una inflación en dólares que termina impactando sobre los costos de producción”, agregó.

“Molestaron mucho las formas en que se dan los anuncios y el diálogo aparenta ser infructuoso, porque luego de que ayer hubiera una reunión con el ministro Luis Basterra, anoche se anunciaron nuevos aumentos (por el proyecto oficial de emergencia)”, explicó De Raedemaeker, quien adelantó que desde el sector están generándose consensos para decidir cómo actuar.

“No se descarta nada. Tratamos de evitar el choque y el enfrentamiento, pero la realidad nos está superando”, dijo. Explicó que este aumento afecta especialmente a los productores que están distantes de los puertos. “Se hace inviable la producción por los precios de los productos y nuestros valores de consumos, fletes y energía.

Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), también rechazó la medida y enfatizó que se trata de una política económica que “siempre que se implementó, fracasó”. En este sentido, explicó: “Lo que hace es quitarle capital de trabajo al productor y correr la frontera agrícola, dejando afuera del sistema productivo a los productores que están más alejados de los pueblos”.

A su vez, indicó: “Cuando hay crisis, el Estado mira qué sector puede hacer el esfuerzo y siempre sale sorteado el campo, pero quien debería hace un ajuste es el Estado, que nunca lo hace”.

Por otro lado, Raúl Victores, expresidente la Sociedad Rural de San Pedro y uno de los dirigentes procesados y embargados por una protesta del campo en 2008, calificó el porcentaje de retenciones de “disparate”.

“En dólares por hectárea estamos peor que durante el conflicto de la 125”, sostuvo. Además, calificó al Gobierno de “mitómanos que hace ocho meses decían todo lo contrario a lo que hicieron”. El dirigente insistió en que la situación es insoportable y se quejó de que los políticos “no hayan tenido la grandeza de una contracción en su sueldo siquiera”. A su vez, cuestionó: “Siempre somos los mismos los que aportamos para tratar de salir de los pantanos que ellos mismos generan”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *