Bolivia: deciden contratar un Boeing contra incendios y voluntarios civiles se suman a las acciones de lucha en Chiquitania, en Santa Cruz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, activa un gabinete de emergencia ambiental y decide contratar un Boeing contra incendios. Los 747 Supertanker son una serie de aviones cisterna para su uso en la lucha aérea contra el fuego, basados en un avión de fuselaje ancho Boeing 747. “La reforestación de la zona afectada por los incendios en la Chiquitania demorará unos 200 años”, sostuvo el presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Santa Cruz (CIF-SC), Ever Durán.

Fuente: CNN Español, El Deber, La Razón, Página Siete

BOLIVIA (21/8/2019).- Más de 460.000 hectáreas fueron devoradas por incendios forestales en la región boliviana conocida como Chiquitanía, en el departamento de Santa Cruz, informó la oficina de gobernación departamental.

Según el mapa de Riesgo del Sistema de Alerta Temprana de la Gobernación, más del 70% del departamento de Santa Cruz se encuentra en riesgo extremo de incendios forestales. Los incendios, dicen las autoridades, se deben a la baja humedad en la vegetación por falta de lluvias, fuertes vientos, heladas y las quemas ilegales.

Ante esta situación, el gobernador Rubén Costas declaró estado de desastre en la zona. “No se puede jugar con fuego” dijo el gobernador y agrego que, aunque las condiciones climáticas dificultan el control de los incendios, “casi siempre son provocados por el hombre”.

En conferencia de prensa, el secretario de Seguridad Ciudadana, Enrique Bruno, y la secretaria de Medio Ambiente, Cinthia Asín, de Santa Cruz, detallaron que doce incendios activos afectan a siete los municipios: San Rafael, Roboré, Charagua, San Ignacio de Velasco, Concepción, San Matías y San José de Chiquitos. Hasta el momento, los municipios con la situación grave son Roboré y San Ignacio de Velasco.

El presidente Evo Morales se trasladó a primeras horas del lunes hasta Roboré para evaluar los daños y detalló el envío de ayuda humanitaria, entre ella, miles de kilogramos de harina y azúcar, además de miles de litros de agua y leche. Según el mandatario, también se repartirán mochilas fumigadoras y máscaras antigás a las comunidades afectadas.

Tras la declaratoria de desastre departamental por los incendios en esa región, los ministerios de Defensa, Obras Públicas, Salud, Agua y Medio Ambiente y Desarrollo Productivo están autorizados a intervenir y apoyar en las acciones para sofocar los focos de calor.

Hasta el momento se trasladaron 600 policías, además de efectivos de bomberos de La Paz y Cochabamba y seis camiones cisternas de agua para sofocar el incendio en Roboré.

Autoridades departamentales informan que en lo que va del mes de agosto se han registrado 7.024 focos de quema y en lo que va del año 16.885. En comparación, la medida histórica de focos de quema en la región es de 4.688 quemas, cifra que podría duplicarse en los 12 días restantes del mes.

Asín dijo que les preocupa el aumento en el número de incendios registrados. “No hemos visto acciones, sanciones o intervención del Ministerio Público y las condiciones climáticas siguen siendo desfavorables”, enfatizó la secretaria del Medio Ambiente. “La ciudadanía tiene que entender que tiene que hacer su parte y no realizar quemas y también tienen que entender las autoridades competentes y hacer su trabajo y sancionar a las personas que estén realizando quemas”, concluyó la secretaria.

Voluntarios civiles

En la jornada de este miércoles, voluntarios civiles tramitan sus permisos ante la DGAC para poder operar en las zonas de emergencia. Ayer enviaron una primera avioneta a San José de Chiquitos.

Un grupo de instituciones solicitó ayuda a la población para la recolección de vituallas, agua, medicamentos y herramientas para los equipos que trabajan en la sofocación de los incendios en Santa Cruz.

El diario El Deber publicó que “con voluntad y un deseo enorme de ayudar, un grupo de ciudadanos civiles se organizó con las autoridades del Estado Nacional para enviar una avioneta a la Chiquitania y colaborar en las tareas de lucha contra los incendios forestales que afectan a esta región del departamento. La iniciativa surgió de Gustavo Castro y Jorge Atala, dos jóvenes que ni siquiera se conocían, más allá de algunas conversaciones por teléfono. Ambos coordinaron e hicieron las gestiones para que una aeronave de la empresa, AgroSpray, pueda llegar a San José y actuar como un fumigador desde el cielo para apagar las llamas”, precisaron.

“Necesitamos avionetas de riego o fumigación. No tenemos el ‘aviosango’ ese (avión bombero Supertanker),  pero tenemos avionetas pequeñas; si unimos sus fuerzas podemos ayudar para apagar el fuego”, dijo Castro a diario boliviano.

Sin embargo, horas más tarde, el gobierno de Evo Morales anunció que decidió contratar un avión Supertanker para combatir los incendios en la Chiquitania

“El presidente Evo Morales anunció desde Oruro que el Gobierno nacional contratará los servicios del avión Supertanker, uno de las naves destinadas a apagar incendios más grandes del mundo, debido a que “no es suficiente enfrentar (la situación) con los equipos que tiene el Estado boliviano”, señalaron las autoridades.

“He instruido al Ministro de Economía contratar el avión Supertanker para que nos ayude a apagar los distintos focos de incendio en el oriente boliviano”, sostuvo el primer mandatario, a tiempo de informar que la medida fue aprobada en reunión de gabinete de este miércoles.

El Supertanker 747-400, es un Boeing adaptado para transportar aproximadamente 75.000 litros de agua, puede operar en cualquier parte del mundo y tiene una autonomía de vuelo de 13 horas, que ya operó en 2017 en Chile.

La reforestación de la zona incendiada tomará 200 años

Agrónomos, forestales y veterinarios pidieron al Gobierno que detenga la ampliación de la frontera agrícola en zonas que no tienen vocación productiva, publicó Página Siete.

“La reforestación de la zona afectada por los incendios en la Chiquitania demorará unos 200 años”, sostuvo el presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Santa Cruz (CIF-SC), Ever Durán. “El bosque que se ha quemado es duro; en ese sentido, se calcula que  necesitará aproximadamente 200 años para restablecerse”, señaló el profesional.

Durán agregó que es imperativo que el Gobierno active el protocolo de declaratoria  de desastre nacional por los incendios y recurra a ayuda internacional, no sólo para apagar el fuego, sino también para que se refuercen las tareas de reforestación y mitigación de los efectos de los incendios sobre la zona afectada y la salud de los habitantes.

De acuerdo con reportes oficiales, los incendios en la Chiquitania devastaron al menos 470 mil hectáreas de bosques y pastizales, un territorio equivalente a unas 20 veces la mancha urbana de la ciudad de La Paz o al polígono formado con la unión de líneas rectas de Patacamaya-Viacha-Irupana-Coroico.

Vocación agrícola

Representantes de los colegios profesionales de ingenieros agrónomos, ingenieros forestales y veterinarios del departamento de Santa Cruz exigieron ayer al Gobierno que detenga la ampliación de la frontera agrícola en zonas sin esa vocación.

“Se debe definir un modelo productivo que respete la capacidad de uso mayor de la tierra en el marco de los Ordenamientos Territoriales (OT). Además, exigimos e instamos al Gobierno a pensar que los recursos naturales no son generación de recursos económicos para unos cuantos, sino generación de calidad de vida para todos los bolivianos y esto sólo se logrará con un marco sostenible de estos recursos”, se lee en el pronunciamiento de los profesionales cruceños.

Para esto, los ingenieros señalaron que se debe trabajar en un modelo productivo que respete la capacidad de los suelos y su uso mayor, así como incentivar el aprovechamiento sostenible de los bosques en respeto de sus condiciones y potencialidades.

El pronunciamiento, además, exige a las autoridades que se derogue la Ley 741, los Planes de Desmonte iguales o menores a 20 hectáreas (PDM-20) y el Decreto Supremo 3973, que legaliza las quemas en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando sin tomar en cuenta los planes de uso de suelos (PLUS).

“Los tres colegios de profesionales exigimos a las autoridades del Gobierno central derogar la Ley 741, que establece las autorizaciones de desmonte hasta 20 hectáreas para pequeñas propiedades y propiedades comunitarias o colectivas para actividades agrícolas y pecuarias, y el Decreto Supremo 3973, que autoriza el desmonte para actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias), normas que permiten las quemas y perforan los Planes de Uso de Suelo en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando”, indicó Juvenal Bonilla, titular del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz.

A causa del mismo desastre, los ganaderos del departamento de Santa Cruz aseguraron ayer que se quedaron sin alimentos para sus animales y que las pérdidas económicas causadas por el incendio alcanzan ya dos millones de dólares.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *