Yacutina Logde: la deforestación agrava los efectos de las crecientes

Propietarios del Yacuntinga Lodge manifestaron que la crecida histórica del Río Iguazú no sólo afectó al Parque Nacional Iguazú y su infraestructura, sino también impactó gravemente en la infraestructura de sus instalaciones. Y que eso es producto de la deforestación.

unnamed (1)MISIONES (18/6/2014).- En el caso particular de Yacutinga Lodge, la crecida no llegó a las edificaciones principales las cuales se construyeron a más de 70 metros de altura sobre el nivel medio del Río Iguazú. “Sí, afectó severamente nuestra Estación biológica y el área destinada al alojamiento de Voluntarios”. Estos dos edificios se encuentran a unos 300 metros de la vista del Río Iguazú y a unos 4 kilómetros del establecimiento principal.

 

“Mas allá de los percances que nos ha generado esta inusual crecida a nivel edilicio, queremos llamar la atención respecto a dos factores importantes, que quizás por el sensacionalismo y la espectacularidad del caudal del Río Iguazú cayendo en las Cataras del Iguazú no hemos advertido como debiéramos”, sostienen.

 

Desde hace muchos años Yacutinga Lodge, al igual que muchos ambientalistas, viene denunciando el desmonte irracional que el Norte de Misiones viene sufriendo. “La pérdida de superficie de Selva es brutal, como se puede advertir al recorrer los caminos de tierra colorada donde antes existían árboles ancestrales y hoy predomina el pino y el eucaliptus. La pérdida de esta cobertura originaria anula la capacidad de absorción de lluvias, es decir nuestro suelo original no existe más, por tanto su función de regulador “esponjoso” de las aguas caídas se ha perdido para siempre. Por ende, no debiera sorprendernos que este tipo de crecidas se repitan en la zona y dejen de ser excepcionales”, expresaron.

 

“De ser así, nuestra segunda y quizás ahora gran preocupación, debe ser la salud de los habitantes ribereños. No hablamos sólo de los asentamientos humanos, también incluimos en esta preocupación la fauna y flora originaria, que sin dudar se verá afectada más frecuentemente por las crecientes de los Ríos Iguazú, Paraná y Paraguay”, agregaron.

 

Con seguridad la vida de quienes habitan las costas de estos grandes y majestuosos ríos, se ha alterado. Quizás, cuando estos torrentes de agua ( al igual que sus mermas drásticas) se hagan más frecuentes comenzará el mayor problema, la erosión de los cauces naturales de estas grandes aguas y su consecuente sedimentación.

 

unnamed“Cambios en la calidad de las aguas, aceleración del agua acarreada y la consecuente saturación de las grandes represas, serán efectos reales y concretos que en no muchos años más deberemos enfrentar. Probablemente, será en esos tiempos, que lamentablemente recordaremos las palabras de tantos ambientalistas, biólogos, ecólogos y especialistas quienes sin ningún tipo de interés político o económico han venido señalando el peligro de la desforestación descontrolada”, reflexionaron.

 

“El recuerdo de la Selva viva, con su maravillosa biodiversidad y su clima ameno la llevaremos con nosotros. Será un vestigio de lo vivido en décadas pasadas y seguramente una manera de concientizarnos de una vez por todas sobre lo irrespetuosos que somos hacia el ambiente y hacia nuestras futuras generaciones”, consideraron.

 

Finalmente, informaron que “Yacutinga Lodge está operando con total normalidad, fruto al trabajo denodado de todo su personal y fundamentalmente debido a la convicción arraigada que tenemos sobre la implementación de criterios de sustentabilidad para salvaguardar nuestros recursos”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *