El calentamiento global preocupa y convoca

BUENOS AIRES, SEDE DEL DEBATE AMBIENTAL

Miembros de 189 países discutirán en la Rural el impacto del desarrollo en los cambios climáticos. A partir del próximo 6 de diciembre y durante 10 días, se reunirá la CoP10, la Décima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la que participarán más de 70 ministros de diferentes países. En tres meses entra en vigor el Protocolo de Kyoto.

Fuente: Diario Clarín

BUENOS AIRES(27/11/2004).- Es primavera y parece otoño. Para este próximo verano pronostican más calor y lluvias. Esta es la época del año en la que nadie sabe como vestirse. ¿Llevar o dejar el paraguas? Todo es posible. Pero, más allá de las cuestiones cotidianas, las alteraciones climáticas no son sólo naturales. En los países industrializados pueden resultar más graves y son a largo plazo. El cambio del clima resulta evidente. Ya no se discute el efecto invernadero, no se trata de una teoría, es un hecho concreto que se experimenta a nivel global. El tema preocupa y convoca. A partir del próximo 6 de diciembre y durante 10 días, Buenos Aires será la sede de la CoP10, la Décima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la que participarán más de 70 ministros de diferentes países. “Argentina fue propuesta como sede y fue aceptada con júbilo. Nosotros tenemos un interés básico en la preservación del clima porque afecta nuestras condiciones de producción primaria”, asegura el Embajador Raúl Estrada Oyuela , Jefe de la delegación argentina en la CoP10, y quien presidió la negociación por el Protocolo de Kyoto. Este compromiso ambiental, fue firmado en la ciudad japonesa en 1997, y entrará en vigencia el próximo 20 de febrero. Los países que lo ratificaron, acuerdan reducir la emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero (GEI), con relación a las emisiones registradas en 1990. El fenómeno del calentamiento global se produce por el incremento a largo plazo de la temperatura promedio de la atmósfera y se origina en los gases emanados por el uso intensivo de carbón y petróleo en las actividades del hombre (ver infografía: Un fenómeno que amenaza a la Tierra). En la Argentina ya se perciben algunas consecuencias del cambio climático. “En algunos lugares se modificó el régimen de precipitaciones, en otros sitios cambiaron las temperaturas medianas y bajas. Por ejemplo, durante los veranos en la Patagonia. También, hubo sequías y falta de agua en algunas represas hidroeléctricas e inundaciones como sucedió en Santa Fe”, explica el Embajador Estrada Oyuela. Una cuestión central es que los países en desarrollo no tienen recursos suficientes para prevenir. “Hay varios proyectos que participan en el Mecanismo de Desarrollo Limpio en nuestro país. Dos son sobre la quema de metano en los rellenos sanitarios de Olavarría y Villa Dominico. Hay otro sobre la quema de azufre en la planta de Aluar y otro sobre re inyección de dióxido de carbono en pozos de petróleo” afirma Estrada Oyuela. Por ejemplo, las petroleras Shell y Repsol YPF, junto a Endesa, proveedora de electricidad, son las que ya se comprometieron a reducir sus emisiones de gases y también a trabajar con mayor eficiencia y racionalidad. Por su parte, el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) remarca que la ciencia ya tiene documentados cerca de 100 procesos físicos y 450 procesos biológicos inducidos por el calentamiento global. También destacan que las lluvias son cada vez más intensas, las inundaciones y las sequías más severas, y las olas de calor más extremas. A su vez, los ríos se congelan más tarde en el invierno y se derriten más temprano. En síntesis, señala que la tasa de cambio climático que se espera para los próximos 100 años no tiene precedentes en la historia de la humanidad. El primer paso fundamental por la preocupación del ambiente a nivel mundial se había dado en la Convención Marco sobre Cambio Climático (UNFCCC/CMNUCC) que se aprobó en 1992. Allí, se admitió que el problema existía. Luego, el Protocolo de Kyoto constituyó un segundo paso significativo, que este año finalmente también fue ratificado por Rusia. “Esta ratificación por parte de Rusia es una acto muy positivo. Esto pone en orden las reglas de juego”, asegura Estrada Oyuela. Hasta ahora, sólo dos naciones se mantienen al margen del acuerdo: Estados Unidos (generador de un cuarto de los gases que provocan el efecto invernadero) y Australia (gran productor de carbón). “Habría que preguntarles a ellos por qué no lo firman”, plantea el Embajador. Esta será la segunda vez que la Argentina será anfitriona de una reunión tan trascendental. Buenos Aires fue sede de la CoP4 en 1998. En tanto, la primera se llevó a cabo en Berlín en 1995 y la última en Milán, Italia, en 2003. Esta vez, participarán 189 Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que celebra su décimo aniversario. Los temas centrales serán entre otros, las medidas de adaptación y el uso de las nuevas tecnologías para que los procesos industriales sean más eficientes y menos nocivos.

Fuente: Diario Clarín

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *