Forestal Argentina, líder de la producción de eucaliptos en el país

Fuerte inversión en el sector de la firma Forestal Tornagaleones, de Chile.

Concluyeron la primera etapa del proyecto de inversión, que contempla la producción de madera a partir de bosques de cultivo para suministrar rollizos a terceras industrias. La empresa cuenta con 33 mil hectáreas forestadas, de un total de 50 mil. Posee la mayor superficie forestada de Eucalyptus grandis del país, y están en proceso para adquirir en el corto plazo la certificación de gestión ambiental ISO14001.

Fuente: Revista ArgentinaForestal.com (Número 9)

ENTRE RIOS (JUNIO 2004).- Forestal Argentina es la principal empresa productora de Entre Ríos, y sus inversiones se extienden hasta la región sudeste de la vecina provincia de Corrientes. La casa matriz se encuentra en Chile, Forestal Tornagaleones S.A., una compañía que posee el Grupo Masisa (de Chile) en un 60,45 por ciento, pero que se maneja como negocio independiente. (Ver noticia relacionada Una empresa en expansión) Su patrimonio en Argentina alcanza a las 33 mil hectáreas forestadas, de un total de propiedades que rondan las casi 50 mil hectáreas. Posee la mayor superficie forestada con eucaliptos del país, y en menor medida pinos, aplicando una fuerte inversión en las prácticas de manejo de poda y raleo en sus con el objeto de producir madera de calidad. Actualmente están culminando el proceso de auditorías interna y externa, con el objetivo de adquirir en el corto plazo la certificación de gestión ambiental ISO14.001. Del total de su patrimonio, destinaron ocho mil hectáreas para terrenos de conservación, “una política que la compañía tiene fuertemente incorporada desde Chile, en la búsqueda de compatibilizar el quehacer forestal productivo con las necesidades que demanden un adecuado y efectivo resguardo del medio ambiente en donde se desenvuelve, buscando el equilibrio propio de un desarrollo sustentable”, explican desde la empresa. En sus metas productivas, incluidos costos, calidad y servicio a los clientes; la actividad y gastos que demande el resguardo efectivo del medio ambiente son igualmente considerados. Su actividad principal es la producción de madera a partir de bosques de cultivo, suministrando rollizos a terceras industrias. “El proyecto de nuestra compañía está orientado a aumentar el valor de los bosques mediante prácticas silvícolas sustentables, con el objetivo de promover la industrialización y comercialización de los productos maderables, pero siempre de una manera responsable con el medio ambiente, porque es parte de la misión de la compañía asegurar la protección de sus bosques”, explicó en diálogo con este medio el gerente de Forestal Tornagaleones, Jorge Correa, durante su breve estadía en la ciudad de Concordia. Correa rescató el gran esfuerzo, tanto del Estado nacional, como de empresas y productores, que lograron consolidar la base forestal en la Mesopotamia. “Las leyes de fomento han permitido esta localización y posicionaron a la Argentina con el gran potencial que tiene en la actualidad, especialmente en bosques de cultivo, porque cada vez es más fuerte la tendencia ambiental por la preservación de las cosechas de bosques templados o nativos. Y desde este punto de vista, nuestra compañía quiere hacer un aporte en los países donde se radican nuestras plantaciones”, explicó el directivo. En la última década, la empresa realizó compras de terrenos, inversión contemplada para cumplir con su proyecto de inversión. “Generalmente se trataba de terrenos dedicados a la explotación ganadera muy extensiva, y que fueron perdiendo valor en la época que los compramos; ahora el escenario de esta actividad está cambiando un poco. Las propiedades tenían algunas áreas de esteros o de bosques nativos, y al adquirirlas fueron sectorizadas por áreas de cultivo y de conservación. Por lo tanto, creo que debemos ser una de las primeras empresas forestales que han constituido reservas forestales privadas” remarcó el empresario chileno. Por otra parte, afirmó que la primera parte del proyecto de inversión está cumplida, “y se lograron óptimos resultados, pero si tenemos en cuenta el escenario de Argentina y analizamos globalmente el rol del Estado hacia el sector forestal, nos encontramos con que está faltando motivación para encontrar caminos que permitan más inversiones en la industria forestal, y esto nos preocupa al momento de evaluar proyectos que nos permitan avanzar en una segunda etapa”, dijo. El empresario comparó el patrimonio forestal nacional, que ronda casi el millón de hectáreas, con la realidad forestal de Chile, que actualmente tiene dos millones de hectáreas y se lo considera un país forestal dentro de América Latina y con potenciales muy fuertes de seguir creciendo en el mercado externo. “Creo que se debe planificar el crecimiento de las plantaciones en la medida que se promueva en forma paralela un desarrollo industrial; de lo contrario, podríamos terminar con los mejores bosques, pero que finalmente no fueron creados para su uso o aprovechamiento”, reflexionó. También el directivo analizó algunos aspectos del mercado, y en este sentido agregó que “en Chile el mercado interno es muy pequeño, cuando somos casi 16 millones de habitantes. La producción forestal nacional quintuplica o sextuplica la demanda interna, y esto nos obliga a volcarnos a los mercados externos. Creo que también este escenario es una excelente oportunidad para la Argentina”, apuntó. A su vez, sugirió que la competencia internacional también se presenta como “una salida para descomprimir la competencia en el mercado interno. Cumple un efecto de regulación de mercado y así no se producen beneficiados ni perjudicados. La demanda externa de madera es creciente, pero también hay que trabajar en crear la oferta. Nuestra compañía está realizando un esfuerzo muy importante en este sentido, al igual que muchos inversores en este país. En nuestro caso, cuando podríamos destinar todos nuestros bosques a la industria de celulosa, decidimos invertir cifras millonarias en una estrategia de manejo de calidad para darle el más alto valor posible, apostando y apuntando al desarrollo industrial. Esperamos que se genere el escenario propicio para que las inversiones aparezcan y que se instalen nuevas industrias de tableros, molduras, madera sólida, etcétera. Nuestra inversión fue apostar a este proyecto de país forestal y hoy tenemos más plantaciones aquí que en Chile”, concluyó el gerente de Forestal Tornagaleones, Jorge Correa.

Fuente: Revista ArgentinaForestal.com (Número 9)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *