Petrobrás se quedó con Pecom Energía por sólo u$s 1.125 M

Inversiones

BUENOS AIRES.- Es la operación del año. Marca el retiro del principal grupo privado de capital nacional y la evidencia de que Argentina no genera el marco para invertir

Fuente: Infobae

(23-07-2002).- En una osada operación que compromete una masa de recursos que entre deuda y pagos en efectivo oscila en los u$s3.000 millones, Petrobrás pasó a controlar 24 áreas petroleras en el país, las destilerías de San Lorenzo y 25% de Refinor más las participaciones accionarias que Pecom Energía poseía en TGS a través de CIESA, Transener, Transba, la porción de Distrilec en Edesur, Yacylec, Petroquímica Cuyo, una porción accionaria en Cerro Vanguardia, Genelba, la usina de Pichi Picún Leufú, el sector nuclear a través de Conuar y FAE, e inclusive hasta los negocios forestales de ese holding argentino. Postrada por causa de una crisis que había pulverizado el valor sus activos locales, con flujos de caja que apenas cubrían sus costos de funcionamiento y en medio de un proceso de reestructuración de su deuda que no hizo más que patear para adelante vencimientos que sólo este año llegaban a u$s1.000 millones, la venta de Pecom Energía fue de alguna manera una muerte anunciada. Sin inclusión de su deuda, Petrobrás comprometió por Pecom Energía un pago de contado de u$s754,6 millones, mientras que por la Fundación Perez Companc con la Petrolera Perez Companc perteneciente a esa familia ofreció un desembolso de u$s370,5 millones pagaderos a 3, 5 y 7 años a razón, respectivamente, de 40, 30 y 300 millones de dólares en títulos que devengarán un cupón de 6% anual. Sólo sobrevivieron a la fiebre compradora de la petrolera de Brasil Molinos Río de la Plata, la heladería Munchis y un parque temático ubicado en Escobar. Pero además de la vasta lista de negocios que el holding argentino mantenía en la Argentina, también incluye a la Empresa Boliviana de Refinación que explota dos refinerías en las que Pecom Energía ya era socia de Petrobrás, el polo petroquímico de Innova de Brasil, más otros negocios petroleros en Ecuador, Perú y Venezuela. Para poner un poco de claridad sobre la operación ya finiquitada, la oferta de Petrobrás abarca 58,6% del capital total de Perez Companc, en la que se incluye Pecom Energía con sus pasivos. Además, comprende 47,1% del capital de Petrolera Perez Companc que está en base del grupo familiar. De alguna manera, cuando el 25 de enero del 2000 Perez Companc completó una oferta de canje de acciones que le permitió incrementar su control sobre Pecom Energía de 28,92 a 98,21%, quedó en marcha una nueva estructura societaria que apuntó a constituir una especie de señuelo para nuevos inversores. En ese momento, se dijo que los cambios se justificaban para crecer pero lo cierto es que en la actividad petrolera las cosas, a partir del copamiento accionario de la ex YPF por parte de Repsol, iban en otra dirección. Luego se sumó una crisis sin precedentes que hizo que la enorme diversificación de negocios de Pecom Energía la sumiera en un grado de exposición que no dejó otra salida que buscar su inexorable venta. Por ese camino efímeramente el holding argentino intentó negociar el otorgamiento por parte del Estado de un seguro de cambio que lo rescatara de sus deudas externas. También buscó que se pusiera en marcha sin tardanza una recomposición tarifaria que, en el mejor de los casos, tardará no menos de un año y medio en arrojar sus primeros resultados positivos, siempre y cuando se afiance algún grado de recuperación de la actividad económica, lo que todavía aparece difícil. Ayer el presidente de Petrobrás, Francisco Gros, explicó “no se había comprado una gallina muerta sino una viva y con la esperanza de que ponga huevos de oro”. Entre los petroleros, la operación se apreció ayer como una muestra de confianza en el país pero también con temor por el peso específico que tendrá el nuevo contendiente empresarial que sólo puede encontrar en Repsol YPF un referente similar. Asimismo se interpretó como un paso decisivo en pos de la integración energética regional y por ende del Mercosur.

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *