Análisis, propuestas y metas para alcanzar los desafíos de la gestión forestal sostenible y el desarrollo para una Argentina forestal

Por Mario Bejarano, Ingeniero Forestal  y presidente del Consejo Profesional de Ciencias Forestales del Chaco (*) 

Chaco, 23 de junio de 2020.-

Base forestal: el recurso

Argentina tiene un pasado forestal importante, y un futuro alentador si se toman decisiones estratégicas en la ejecución de políticas públicas. Este sector tiene una extraordinaria capacidad de respuesta a los principales desafíos del país: ingresar divisas, crear empleos, lograr soberanía energética, sustituir importaciones, paliar el déficit habitacional, contribuir a la mitigación del Cambio Climático, entre otros.

La Argentina tiene 1,3 millones de hectáreas de bosques implantados y poco más de 55 millones de hectáreas de bosques nativos. El potencial de producción es de 20 millones de hectáreas de tierras con aptitud para forestar y 15 millones de hectáreas de bosques nativos bajo manejo. Esta superficie, de tierras y bosques, pueden destinarse a la producción de recursos maderables, energéticos,  no maderables y servicios ecosistémicos.

En forma anual se manufacturan en promedio unas 17 millones de toneladas de maderas, de las cuales, 13 millones provienen de bosques implantados. El déficit de la balanza comercial forestal roza los 700 millones de dólares por año con picos de 900 millones. Los principales rubros importados son papel, cartón, pasta celulósica y muebles.

El empleo registrado es de 92.500 puestos de trabajo, 64.500 lo absorbe la industria forestal. Las empresas registradas alcanzan un total de 7.600 de las cuales 6.300 son industriales.

El Sector Forestal

Casi siempre a un “sector” se lo vincula con el área productiva. No obstante la innegable importancia de la producción, en verdad un sector engloba a todas las actividades que se desarrollan en la búsqueda de uno o varios objetivos, previamente determinados. El área productiva es por lo tanto sólo una parte de un sector.

Así en el sector forestal las componentes, subsectores o áreas, en aproximación, serían los siguientes:

·         Producción
·         Organismos públicos
·         Investigación
·         Instituciones
·         Educación
·         Cámaras empresariales
·         Servicios
·         Comercialización

La gestión forestal sostenible

La gestión forestal sostenible tiene por objetivo mantener y aumentar el valor económico, social y medio ambiental de todos los tipos  de boques, en beneficio de  las  generaciones presentes y futuras (ONU 2007). La misma entiende sobre los siguientes asuntos: la extensión, salud y vitalidad de los bosques, la diversidad biológica, las funciones (producción, protección, socioeconómicas), el marco normativo, institucional y de política.

Su importancia radica en que con su implementación se puede garantizar la permanencia, crecimiento y proyección de los beneficios que aportan los bosques, además de alinearse con exigencias de distintas agendas globales en materia de producción, ambiente y mercados.

Bosques subantárticos, Parque chaqueño y Selva Paranaense: Recursos nativos para la gestión forestal sostenible

¿Cómo abordar la GFS?. Implica tener y disponer de los recursos forestales. Muchas regiones del mundo pudieron concretarlo, algunos  países incluso han  incrementado su superficie boscosa, su potencial de producción y de abastecimiento, mientras otros conviven con la falta de perspectivas a futuro o directamente ya sin la disponibilidad de maderas para uso industrial y/o energético.

En términos de superficie y producción forestal, la Argentina no es ajena a este proceso ya que ha perdido un poco más de 50 millones de hectáreas de bosques nativos. En otro orden, tampoco pudo cumplir sus metas de forestación, industrialización y sustitución de importaciones.

Los principales desafíos que debe enfrentar nuestro país son:

  1. frenar la pérdida de  bosques nativos y estabilizar su superficie,
  2. incrementar la superficie de bosques implantados especialmente en zonas donde la materia prima va a faltar (regiones que hoy se abastecen del bosque nativo)
  3. Y orientar las herramientas financieras que posibiliten el manejo forestal.

Sobre las superficies de bosques (implantados o nativos) ya definidas o en proceso de definición se deben aplicar los criterios e indicadores de la gestión forestal sostenible que permitan certificar bajo estándar  FSC (Consejo de Manejo Forestal) o  PEFC/CerFoAr (Sistema Argentino de Certificación Forestal).

 

Desarrollo y Gestión Forestal Sostenible

El desarrollo puede medirse en términos históricos, actuales o potenciales. Puede tener varias acepciones, pero cuando se trata de desarrollo económico nos referimos a la capacidad que se tiene para generar riqueza. ´

En lo forestal las posibilidades de lograr un desarrollo económico dependen de varios factores, pero en particular, debemos disponer del recurso, ser competitivos, acercar la capacidad productiva a la potencial, contar con gestión pública eficiente, responsabilidad ambiental,  investigación y transferencia de tecnología, sostenibilidad y comercio exterior.

Es evidente que el desarrollo forestal puede darse sólo sobre la base de una gestión forestal sostenible y éste es un punto importante en el comercio exterior de productos forestales donde se impone, cada vez más, como una barrera que condiciona no sólo expansión del mismo sino también su permanencia. Al respecto cabe mencionar que en la Argentina se cuenta con poco más de 700.000 hectáreas de unidades de manejo con cerca de 340.000 hectáreas bosques implantados certificadas bajo normas FSC y PEFC / CerfoAr.

Pinos y Eucaliptos: Bosques implantados en la Región Mesopotámica.

 

Implementación de la Gestión Forestal Sostenible

Puede ejecutarse por medio de procesos y acciones en los campos de administración, promoción y desarrollo forestal. Las herramientas de gestión y sobre todo las de promoción deben estar directamente dirigidas a las actividades y acciones que fortalecen al sector forestal, dotándolo de  mayor competitividad y sostenibilidad.

1.    ADMINISTRACIÓN

Comprende la fiscalización del aprovechamiento, conservación, protección y conversión de bosques. Este proceso debe dejar claramente establecido un piso de conservación del bosque nativo en categorías de bosques más allá de lo establecido por los ordenamientos territoriales. Se podrían incluir las siguientes áreas de la esfera tanto pública como privada:

·       Áreas de Producción: Abastecimiento industrial y  energético.

·       Áreas de Protección: Red de áreas protegidas.

·       Áreas para otros Servicios: Cortinas de protección y abrigo.

2.    PROMOCIÓN

Se relaciona con los mecanismos de promoción y fomento que se instrumentan por medio de las leyes 27.487,  26.331,  26.190 y 27.191. Aquí es importante  definir metas por región y cuenca forestal. Estas deben estar acordadas con actores institucionales y empresariales. También deben estar acordadas las políticas de investigación, capacitación y relevamientos.

Principales actividades que aportan a la sostenibilidad:

·       Vivero y mejoramiento genético.

·       Forestación y enriquecimiento de bosques.

·       Manejo del bosque nativo: producción y servicios ecosistémicos.

·       Dendroenergía.

·       Certificaciones: Gestión forestal sostenible y cadena de custodia.

·       Centros tecnológicos: de capacitación y servicios en foresto-industria

·       Cluster Forestoindustriales por región: impulso / fortalecimiento.

3.    DESARROLLO

Programas de articulación entre los sectores privados y públicos para generar y poner en marcha proyectos que fortalezcan a las cadenas forestales de distintas partes del país. Principales actividades que aportan a la sostenibilidad: [1]

·       Articulación y acuerdos previos entre actores públicos y privados.

·       Planes y programas de producción forestal en las regiones (bosques implantados y bosques nativos, tierras y reservas forestales).

·       Proyecto celulósico papelero de sustitución de importaciones

·       Viviendas de madera, aberturas y muebles en los programas de gobierno.

·       Desarrollo de la industria de combustibles y energía de biomasa (inducción de la oferta y demanda)

·       Proyecto térmico de sustitución de combustibles fósiles

·       Fortalecimiento del mercado nacional e internacional de la producción forestal

·       Mercados internacionales: misiones comerciales, ferias y exposiciones, ronda de negocios, promoción de exportaciones, capacitación.

·       Constituir empresas y organismos de desarrollo con participación estatal y/o empresas estatales cuando el sector privado no se decida en intervenir.

Combustibles forestales: Empleo, divisas y soberanía energética.

 

Aspectos institucionales

La gestión forestal sostenible debe instrumentarse con  trabajo, compromiso, interacción, participación, seguimiento y evaluación. La definición de sector forestal dada al principio, con sus componentes, es una  aproximación que permite, por una parte, observar y generar una reflexión acerca de cómo trabaja el sector forestal y cuánto se necesita de uno u otro componente para lograr mejores resultados. En otro orden, posibilita tener respuestas a algunos interrogantes que interesan en términos de evaluar resultados, por ejemplo:

·       Si interactúan las partes o componentes

·       En que ámbitos y en qué grado lo hacen

·       Qué problemas / aspiraciones se plantean

·       Qué cuestiones condicionan el / los trabajos de cada uno

·       Qué decisiones se toman

·       Qué responsabilidades se asumen

·       Qué respuestas se tienen.

·       Si esas respuestas mejoran las perspectivas

·       Qué indicadores evalúan los resultados, etc.

Los ámbitos donde se podrían tratar estas cuestiones son los siguientes:

-Mesa de Competitividad Foresto-industrial (Hoy, Mesa Nacional Forestal): es un ámbito propicio para la interacción público privada en materia de política forestal y decisiones estratégicas. La participación del anterior Presidente de la Nación ha marcado un hito, reconociendo con su presencia el trabajo e impulso de los sectores comprendidos en esta mesa. Es de esperar que continúen con la misma dinámica con el actual mandatario. Sería importante también la convocatoria a las instituciones que nuclean a los profesionales del área forestal.

-Comisión Asesora de la Ley 25.080 / 27.487: ha cumplido un rol importante en materia de implementación y el seguimiento de los planes. Se espera que la llegada de las nuevas autoridades este 2020 instrumente y recupere la dinámica de otros tiempos. Sería importante contemplar la participación de las áreas de investigación, educación y tecnología.

-Comisión de Bosques Nativos (COFEMA, Consejo Federal de Medio Ambiente): la dinámica que se genera en el impulso de las políticas públicas relacionada con los bosques nativos, requiere de la participación de los sectores privados e institucionales, de la investigación, educación y tecnología. Es de esperar que las nuevas autoridades puedan generar esta apertura.

Marco normativo

Ley 27.487. Derogó el artículo 29 de la Ley 25080, y con ello eliminó las posibilidades de intervención estatal por medio de empresas, otros entes, fideicomisos, en la toma de beneficios y  escalas de superficie definidas en la Ley anterior. Esta es una herramienta para políticas de desarrollo que quizá  el decreto reglamentario puede subsanar,  o habría que generar una Ley específica.

Ley 26.331. Ha mejorado la dotación presupuestaria de las autoridades de aplicación para procesos de administración. En cuanto al proceso de promoción (compensaciones previstas por medio del Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos), éste tendría que ser revisado para ver si se dan los supuestos previstos en la Ley.  En otro orden sería importante direccionarla hacia  la motorización de la economía forestal de los bosques nativos.

Ley 26.190 y 27.191: Es una importante herramienta para el desarrollo de la dendroenergía. El Programa PROBIOMASA ha realizado un trabajo de base importante que se espera pueda ser capitalizado en el corto plazo para usufructuar el potencial de generación eléctrica y térmica con biomasa forestal. El programa Renovar tendría que incrementar la participación de la biomasa en las licitaciones de energía renovable.

Metas para mediano plazo (10 años)

Se tendría que trabajar con la mirada puesta a 10 años en la consecución de las siguientes metas, en adición a lo existente:

·       Bosques implantados: 700.000 / 1.000.000  de hectáreas. (70.000/100.000 has/año)

·       Reservas de  bosque nativo: 5.000.000 de hectáreas. (500.000 has/año)

·       Emprendimiento celulósico papelero: 700.000 ton de papel y 1.200.000 ton celulosa

·       Viviendas: 80.000 unidades equipadas. (8.000/año)

·       Generación eléctrica con biomasa: 1.200 a 1.500 Mwe de potencia.  (120/150 Mw/año)

·       Generación térmica con biomasa: 1.000  Mwt de potencia (100 Mw/año)

·       Combustibles: 3.000.000 ton carbón, 300.000 ton de briquetas de carbón, 20.000.000 ton de pellets y briquetas de biomasa, 50.000.000 ton de chips

Energía, Celulosa y Papel.  Proyectos de gran impacto económico y social, sustitución de importaciones

 

Visión integral, sustentabilidad, y jerarquización: “Unificar las carteras forestales”

En resumen, el conocimiento sectorial con base científica y tecnológica permite comprender que la gestión forestal sostenible en la Argentina se puede implementar como Política de Estado y ello puede contribuir al desarrollo del país.

Ponerlo en práctica de una manera consistente amerita de una verdadera institucionalidad política que unifique las áreas de gestión de los bosques en un sólo ámbito de gobierno y que éste tenga rango de Secretaría de Estado o Ministerio.

Esto es medular y de suma importancia, lo es también para la foresto-industria, y va en línea con lo que puede aportar el sector forestal al país. En otro orden, cabe mencionar que en la actualidad, la mayoría de los países las áreas forestales funcionan de una manera unificada.

 

(*) Reseña del autor

Egresado de la Facultad de Ciencias Forestales Universidad Nacional de Santiago del Estero, en 1989.

Fue docente de la Facultad de Agroindustrias , de la Universidad Nacional del Nordeste.

Con 27 años de experiencia en la función pública, en el Ministerio de Producción de la Pcia del Chaco, en la Dirección de Bosques. Anteriormente, trabajó en Agua y Energía Eléctrica – Delegación Estudios y Proyectos Riego y Drenaje. Santiago del Estero (1.987-1.989); en el Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias. Chaco (1.989 – 1.990); en el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Programa de Asistencia Técnica Forestal. Chaco (1.990-1.994); en el Ministerio de Agricultura y Ganadería-Ministerio de Producción. Dirección de Bosques. Chaco (1.994) a la fecha, con interrupciones por desempeño en cargos de mayor jerarquía.

Fue Director de Bosques de Chaco (1.998- 2.000), Subsecretario de Recursos Naturales. Provincia del Chaco ( 2008 – 2009), presidente del Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias (Chaco, 2008-2009); Asesor en Políticas sobre Recursos Naturales-Ministerio de Producción y Ambiente. Personal de Gabinete. Chaco (2010- 2011); asesor en Políticas sobre Recursos Naturales-Ministerio de Producción ( 2012 y 2013); Miembro Titular Comisión Promotora y Director Titular de la Corporación Forestal del Chaco Sociedad Anónima (2010 – 2014); Presidente Corporación Forestal del Chaco Sociedad Anónima (2012- 2014).

En la actividad privada:

-Se desempeña como Asesor y consultor vinculado a emprendimientos privados de empresas forestales en la Provincia del Chaco.

-Asociación de Productores Forestales del Chaco ( 1.993 – 1.997; 2000-2007), con tareas desarrolladas : asistencia técnica, desarrollo y transferencia de tecnología, forestación y enriquecimiento de bosques, capacitación.

-Unitec Agro SA. Chaco (2003-2008). Tareas desarrolladas. Vivero forestal, diseño, montaje, producción, plantaciones con especies nativas y exóticas, plan de abastecimiento planta de pisos de madera, inventario de masa boscosa, planeamiento de producciones dendroenergéticas, zonificación productiva de campos.

-Administración Duhau SA (2002-2007). Tareas desarrolladas. Zonificación de campos, asesoramiento productivo para la venta de madera y monte en pié, forestaciones Plantaciones con especies nativas.

-El Recodo SRL. Manejo de plantaciones de eucaliptos colorados. Chaco (2014-2015). Campos de aplicación: formulación y dirección de planes de forestación, enriquecimiento de bosques, manejo forestal de bosque nativo y planificación predial con imágenes satelitales, mediciones forestales en bosques nativos e implantados

-Diseños de proyectos. Planes de inversión, planes de abastecimiento forestal, planes de forestación, enriquecimiento, foresto-ganadería, producciones dendro-energéticas.

Contacto: mariooscarbejarano@hotmail.com 

BIBLIOGRAFIA
(1)                       Ministerio de Hacienda, Secretaría de Política Económica, Subsecretaría de Programación Microeconómica. 2019. Informes de Cadenas de Valor. Forestal, papel y muebles. Buenos Aires 38 paginas.
(2)                       Ministerio de Energía y Minería, Secretaría de Energía Eléctrica, Subsecretaría de Energías Renovables. Programa Renovar 2019. https://www.minem.gob.ar/www/833/25897/ proyectos -adjudicados- del-programa renovar.
(3)                       Bejarano, Mario O. 2016. Valor Agregado y Sustentabilidad Ambiental en el Bosque Chaqueño-Departamento General Güemes, Chaco. 5 páginas.
(4)                       Unidad para el Cambio Rural – Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación. 2014. Argentina: Plantaciones Forestales y Gestión Sostenible. Buenos aires 15 páginas.
(5)                       FAO. Trabajando con los Países para Hacer Frente al Cambio Climático por medio de la Gestión Forestal Sostenible. http://www.fao.org/3/i2906s/i2906s00.pdf. 20 páginas
(6)                       Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica. 2009. Gestión forestal sostenible, biodiversidad y medios de vida: Guía de buenas prácticas. Montreal, 47 + iii páginas.
(7)                       Gonzalo Delacámara.2008. CEPAL- Colección de documentos de proyectos, guía para decisores – Análisis económico de externalidades ambientales. ONU. Santiago de Chile. 82 páginas
[1] Nota: Las actividades de investigación, desarrollo y  transferencia de tecnología,  deben estar incorporadas en los tres procesos. Es la lógica de un país que pretende crecer sostenidamente.  Cada programa, público, privado o mixto, tendrían  que definir una alícuota presupuestaria en los ítems que se mencionan.

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores. 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *