Buenos Aires: Legisladores debatieron sobre los residuos domiciliarios y los envases post consumo.

Organizado por el Círculo de Legisladores de la Nación, el 14 de noviembre pasado, se llevó a cabo en el Salón Eva Perón del Senado de la Nación, una jornada debate sobre residuos domiciliarios y envases post consumo. Disertaron, Claudio Terrés (Presidente de la AFCP) por la Unión Industrial Argentina, Alicia Montoya, representante de la Federación Argentina de Cartoneros y recicladores y José Luis Piccone de la Cámara Argentina de Industria de Reciclados Plásticos.

Fuente: AFCP Boletín de Noticias N°290

BUENOS AIRES (27/11/2019).- Un ciclo de conferencias fue presentado por el titular del Círculo Legisladores Daniel Basile y por la Secretaria de la Comisión de Cambio Climático del Círculo de Legisladores, Senadora de la Nación (MC), Mabel Muller. El Presidente del Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Internacionales (IERI), Diputado de la Nación (MC), Humberto Roggero, fue el encargado del cierre final.

Mabel Muller, señaló “tenemos la intención de aportar lo que sabemos y lo que aprendimos para ayudar al desarrollo de una sociedad que necesita de todos. El esfuerzo para la lucha contra el cambio climático, es de todos” y agregó “los temas del cambio climático son muchos pero el tema de los residuos domiciliarios nos preocupa de sobremanera”. Muller aportó algunos datos: “Hay 17 millones de toneladas diarias de residuos y el CEAMSE sólo recicla 1.100 toneladas. El resto termina en rellenos sanitarios o basurales a cielo abierto”.

Finalmente Muller señaló “si queremos mejorar la calidad de nuestro medio ambiente tenemos que aprobar en forma urgente una ley de Envases”.

Alicia Montoya dirige la cooperativa de recuperadores El Álamo, que funciona en la ciudad de Buenos Aires, y es referente en la lucha del movimiento de recicladores urbanos. Ella comentó: “Para nosotros estas cooperativas no tienen sustentabilidad si no son parte de un proceso de política pública. Los recicladores realizan un servicio público indispensable. Ellos tienen un expertise, que hay que aprovecharlo. Recuperan el material sin atentar contra el medio ambiente y ya tienen un derecho adquirido después de realizar durante tantos años esta tarea sin protección. Los residuos son potestad de los municipios, por lo tanto tiene que haber un trabajo colectivo. La comunidad tiene que separar los residuos y las empresas deben involucrarse porque son quienes ponen los envases en el mercado. Cada uno tiene una cuota de responsabilidad”.

La visión del Sector Industrial fue expresada en nombre de la Unión Industrial Argentina por el Presidente del Departamento de Medio Ambiente, Claudio Terrés, quien sostuvo que desde la UIA se trata de participar para consensuar el trabajo público con el privado como así también se está a favor del desarrollo sustentable: la idea es que se pueda producir sin dañar el medio ambiente.

Terrés planteó la necesidad urgente de una ley de envase que tiene que tener criterios mínimos como:

* Presupuestos Mínimos, a los efectos de asegurar la uniformidad y homogeneidad de criterios y pautas que son aplicables en cada jurisdicción, para lo cual es necesario que haya un marco regulatorio nacional que establezca los presupuestos mínimos.

* Alcanzar a los Residuos de Envases post-consumo, donde se debe disponer de una solución integral con el fin de evitar la acumulación de residuos de envases post-consumo, de reducir los costos de gestión a través de una adecuada valorización de estos residuos.

* Incorporar los conceptos de gradualidad, progresividad y razonabilidad: conceptos necesarios para que la normativa sea técnica, económica y socialmente sustentable: necesidad de cambio cultural que requiere tiempo, de montaje de instalaciones e infraestructuras específicas de clasificación y recuperación, y de generar un mercado para el reciclado y la valorización.

* Respetar la libertad en el diseño de los Envases, teniendo en cuenta los requisitos de una Gestión Ambiental responsable, como así también, estas decisiones contemplan otros requisitos, tales como las normas de seguridad internacionales para que los envases sean seguros en condiciones de transporte y uso.

* Sistemas Integrados de Gestión (SIG): hay una necesidad de articulación pública-privada con la participación efectiva del sector privado (cadena de envasamiento) en el proceso de toma de decisiones en los SIG.

* Los aportes que recibe el SIG deben estar exentos por normas impositivas, donde los costos diferenciales en la gestión de los residuos de envases domiciliarios post-consumo en que incurren los gobiernos locales serán solventados por el SIG.

* El importador como sujeto obligado: el importador también debe ser considerado el responsable de la primera puesta en el mercado de un producto fabricado fuera del territorio nacional.

* Que los residuos estén exentos de normas impositivas.

Terrés señaló finalmente “que el presupuesto que será tratado este año por el parlamento podría incorporar un artículo que establezca la eliminación del IVA a la primera compra de residuo”.

Cerró el debate el diputado de la Nación (MC), y titular del IERI, Humberto Roggero, quien señaló que la futura ley de envases “tiene que tener un sentido federal, respetando las autonomías pero con una política única nacional. Una ley a 10 años no existe, si no se controlan forman parte de una brillante moción de anhelos pero no de la realidad moderna del ahora”.

 

Fuente: Baires En Línea, 15 de noviembre de 2019.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *