Alto Paraná aumentó casi el 50 por ciento su facturación en el primer trimestre del año: 952 millones

Pablo Mainardi, uno de los ejecutivos de Alto Paraná. Los negocios vienen mejorando para Alto Paraná S.A. que generó una facturación de 952,6 millones de pesos en los primeros tres meses del 2014, lo que representó un incremento de casi el 50 por ciento, comparados con los $638,8 millones que registró en el mismo período del 2013.

 

 

 

BUENOS AIRES y MISIONES (11/07/2014).- El incremento de la facturación se explica, en parte, por la recuperación del precio internacional de la celulosa, principal producto de Alto Paraná en el mercado externo y el segundo más importante en el mercado interno. Según el balance presentado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la empresa controlada por el Grupo Arauco, de origen chileno, generó 445 millones de pesos con la pasta celulósica que colocó en el mercado local ($177 millones) y del exterior ($268 millones).

 

Sin embargo, el principal rubro de facturación en el país fueron los tableros, que explicaron ingresos por $239 millones en el período enero-marzo de 2014.

Las ganancias registradas por Alto Paraná para este primer trimestre del año fueron de 32,8 millones de pesos.

 

Pablo Mainardi, uno de los ejecutivos de Alto Paraná. Según lo informado a la Bolsa de Comercio, los directores y la alta gerencia de APSA -encabezados por Pablo Mainardi, gerente general y presidente del directorio de la pastera-, se repartieron remuneraciones (sueldo y bonus) por $16,6 millones en los primeros tres meses del año, es decir, casi la mitad de las ganancias registradas por la empresa en ese período. Representó un incremento en las remuneraciones de casi el 50 por ciento con respecto al mismo período del 2013, cuando recibieron $11,1 millones por este concepto.

 

 

Pablo Mainardi, gerente general de Alto Paraná.

 

 

Juicio millonario de la AFIP

 

En los reportes presentados a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires por Alto Paraná, tanto como por el Grupo Arauco –controlante de APSA- a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), se refleja la preocupación de los inversores por el millonario juicio que la AFIP le sigue a la pastera de origen chileno desde el 2007 por una supuesta mala liquidación del impuesto a las Ganancias en el 2002, 2003 y 2004.

 

En el 2001, cuando se avecinaba la crisis en la Argentina y las grandes empresas buscaban fugar dólares del país, Alto Paraná emitió un bono en dólares en forma privada y la mayor parte del dinero que obtuvo lo giró a la casa matriz. Cuando se emite un bono, los intereses que se pagan se pueden deducir de Ganancias, pero en este caso la AFIP objeta esas deducciones ya que la compañía, básicamente, se pagó a sí misma en la operación (una subsidiaria, APSA, le giró los fondos a otra empresa del mismo grupo).

 

El fisco aduce que hubo incorrectas deducciones de las Obligaciones Negociables emitidas por la empresa, y que debe pagar una suma que, al día de hoy, computando todos los conceptos, asciende a los $718 millones.

 

El juicio lo ganó la AFIP en primera instancia ante el Tribunal Fiscal de la Nación. Alto Paraná apeló y la Cámara en lo Contencioso Administrativo volvió a darle la razón al ente recaudador, y el 27 de mayo del 2013 el proceso llegó a la Corte Suprema de Justicia.

 

La AFIP reclama una suma de $167.061.179 en concepto de capital, $133.904.203 en calidad de intereses resarcitorios y $ 116.942.825 en concepto de multa. Además, está reclamando otros $ 302.937.605 adicionales por intereses. En sus reportes a los inversores, los abogados de la empresa manifiestan que tienen esperanzas de que la Corte Suprema escuche sus argumentos y les de finalmente la razón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *