Apicofom apunta a la reconversión industrial de las Pymes forestales pero exige políticas de apoyo

Preocupación por las dificultades en la disponibilidad de la materia prima

La planificación y el aprovechamiento de la materia prima son los principales desafíos de la industria local. El gerente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones (Apicofom), Christian Lamiaux, analizó la problemática de las Pymes en la disponibilidad de la materia prima, y respondió algunas de las expresiones del Lic. Gustavo Braier, profesional que se sumó al debate y, por medio de varios escritos, convoca al sector a trabajar en forma institucional en un Plan Forestal Nacional.

Por Patricia Escobar

MISIONES(1/2/2005).- En declaraciones a ArgentinaForestal.com, el Lic. Gustavo Braier sostuvo que “la falta de la materia prima es un debate falso. Hay 283 mil hectáreas plantadas en Misiones y Alto Paraná SA tiene sólo 110 mil. Misiones y Corrientes forman una cuenca forestal regional. Si hay sobreoferta de madera en Corrientes, se debe ir a comprar a ésta provincia. Si bien se deberá pagar más caro el flete, el industrial de Misiones puede plantearse o planificar instalarse donde la madera esté más cerca. El problema no es por la oferta disponible sino porque los industriales quieren pagar precios más bajos”. Con respecto a la falta o no de materia prima, Lamiaux señaló que “será un tema a determinar cuantitativamente en forma efectiva, tras el estudio que realizará la Comisión de Inventario Forestal, recientemente conformada por representantes del sector público y privado, creo que sobre este punto se podrá saber en un futuro cercano. Pero lo que sí podemos decir que es concreto es que la disponibilidad de la materia prima es lo que hace la diferencia, porque no hay una disponibilidad ni una fluidez en el mercado. Hoy son muchas las empresas que se están encontrando con problemas de abastecimiento”, relató. Acerca de la posibilidad que se presenta, para los industriales de la provincia, de abastecerse de madera de Corrientes, reconoció de que “sin dudas, el incorporar al mercado la oferta de materia prima de la provincia vecina es una ventaja para algunos empresarios, pero con un encarecimiento a través del flete, y una perdida de lógica económica en los costos de la entrada de materia prima dentro de sus industrias”, remarcó. El gerente de la Apicofom recordó que para lograr competitividad, al momento de instalarse la industria forestal debe contemplarse tres factores básicos: calidad del sitio; mercado existente; y distancia al consumo. “Esto nos enseñan desde la facultad, siempre fue así, y un factor muy importante es el tomar en cuenta la distancia porque los fletes inciden en forma significativa en la economía de la empresa”. Actualmente la incorporación de Corrientes dentro de la oferta de materia prima es una realidad, y esta situación generó también que se encarezca la materia prima, disminuya la competitividad del sector y, en algunos casos, puede llegar a desplazar a algunas industrias del mercado, dado que en Misiones es alto el porcentaje de las pequeñas industrias que no tienen la capacidad para poder hacerlo”, advirtió. El empresario maderero señaló que se trata de un contexto político económico, donde el país y la provincia deben atender los efectos y las consecuencias de la mencionada situación. “Se tiene que tratar de evitar el cierre de industrias, perdidas de mano de obra , y todo el impacto económico que acarreará esta situación. Y desde la entidad pretendemos lograr que, el Estado, en la defensa de este tipo de políticas, frenen los efectos negativos y se logre avanzar hacia el camino de crecimiento que todos queremos ir”, opinó. Avanza el éxodo industrial Si existe oferta disponible en Corrientes, para Lamiaux no siempre la mejor opción del industrial es “trasladarse”, aunque para para la visión del Lic. Braier sería lo más “razonable” para la cuenca. “Si bien hay industrias que se están trasladando, y hay otras que están realizando inversiones en Corrientes, este fenómeno que se está dando no debiera considerarse como la única opción para todas las industrias. Y si hablamos desde el punto de vista de Misiones, no es una cosa de poca atención para el gobierno no tomar en cuenta las posibilidades de que los industriales se vayan. Se debe tener en cuenta que cuando esto suceda, los empresas se van a ir pero no se van a llevar a su personal. Lo que ocurrirá con esto es que se incrementará un porcentaje importante de la franja de desocupación en la provincia”, reflexionó el directivo. Por otra parte, explicó que para un industrial Pyme, trasladar su industria no es un negocio, dado que le significará un nivel de costo similar a perder en un incendio de su industria, “es recuperarla de un incendio”, comparó. “Ahora, entendemos que como opción es real. Pero considerar que esa opción hay que dejarla como cosa natural y que seria la única, es una cosa muy distinta”, aclaró. Competitividad cero Otro aspecto que analizó el Lic. Gustavo Braier fue que “el problema de las Pymes no es por la oferta disponible sino porque quieren pagar precios más bajos por la materia prima”. Esta apreciación fue compartida por Christian Lamiaux: “sin lugar a dudas el tema del precio influye en la competitividad de la empresa, todo el mundo pretende pagar siempre el menor costo por lo que adquiere. Este es un término de filosofía de mercado. Pero la realidad es que hoy los precios han subido en forma alarmante, estamos llegando a los precios de países internacionales, por lo menos muy cerca de los precios de Brasil, como es el caso de la zona Norte de la provincia. Otra limitante con Brasil –que afecta nuestra competitividad-, es la distancia a los puertos. Y estas diferencias hacen a la rentabilidad de la industria”, explicó el representante de la Apicofom. En el caso de los brasileños, los industriales tienen una inversión mucho mas atomizada en plantas de reprocesamiento de subproductos. “Ellos absorben todos los residuos o excesos no utilizables en muchas regiones. En nuestro caso (Corrientes y Misiones), aún no hay mercado para absorber los desperdicios de costeros, aserrín, birutas, todo eso que podría ser una devolución de costo, actualmente no esta planteado. Tampoco existe una política de reconversión de la industria, y esa seria una buena solución. Pero aquí no hay políticas de apoyo a las Pymes”.

Por Patricia Escobar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *