Parlamento ruso destraba boicot estadounidense en la lucha global contra el cambio climático

Protocolo de Kyoto, una esperanza para evitar el desastre climático

A casi un mes de la 10 Conferencia sobre Cambio Climático en Buenos Aires, la “Duma” dio luz verde a la ratificación del Protocolo de Kyoto, cuya entrada en vigor compromete al mundo desarrollado a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Fuente:Greempace

MOSCÚ Y BUENOS AIRES, 22 de octubre de 2004.– Greenpeace celebró la ratificación, por parte del Parlamento Ruso, del llamado Protocolo de Kyoto, un acuerdo marco para la reducción de la emisión de gases contaminantes. El 30 de septiembre último, el presidente ruso, Vladimir Putin, giró dicho documento al Parlamento, una noticia largamente esperada, que fue dilatada por varios meses. Con 334 votos a favor, 73 en contra y 2 abstenciones, la Duma (Cámara Baja) dio su visto bueno al Protocolo, alcanzando así el número de países y el porcentaje de emisiones necesario para que el Protocolo de Kyoto entre en vigencia legal. “Esta es una noticia histórica, a siete años de que se iniciaran las negociaciones para la puesta en marcha del Protocolo de Kyoto. Con la ratificación Rusa la reducción de las emisiones destructoras del clima es ineludible”, dijo Mariana Walter, de la campaña Energía de Greenpeace Argentina. “Los impactos del Cambio Climático son cada vez más notorios: el aumento del nivel del mar, los eventos climáticos de gran escala, las lluvias, inundaciones y sequías que cada año se incrementan alarmantemente en el mundo, deben llamar a la acción a personas y gobiernos del mundo”, afirmó Walter. La Organización Mundial de la Salud estima que cada año mueren 160 millones de personas a causa del Cambio Climático. Un fenómeno sin fronteras en el que los países en desarrollo son los más vulnerables (1). “Con todo, no será posible alcanzar los objetivos del Protocolo si no se cuenta con la participación de los Estados Unidos. Hoy EE.UU. y Australia son los únicos dos grandes países industrializados que aún no han ratificado el Protocolo”, afirmó Walter. Los EE.UU. emiten un 25 por ciento de los gases responsables del calentamiento global: aún así la administración del presidente George Bush ha rechazado realizar esfuerzos para combatir el cambio climático global. “El Protocolo de Kyoto es un importante primer paso, pero aún tenemos un largo camino por delante. Para detener el cambio climático debemos replantear el uso del petróleo y del gas e invertir en fuentes de energía seguras y limpias como la eólica y la solar. Debemos también usar la energía en forma más eficiente”, concluyó Walter. El Protocolo de Kyoto entrará en vigencia legal a los 90 días de ser presentado en las Naciones Unidas. Del 6 al 17 de Diciembre se llevará adelante en la Argentina la décima Conferencia de las partes del Protocolo de Kyoto. Aunque el Protocolo de Kyoto no entra en vigencia legal en esta instancia, es de esperar una enorme expectativa mundial sobre este evento.

Fuente:Greempace

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *