No hay consenso respecto del impacto de Celulosa Itata

Internacionales

Estudio de impacto ambiental detiene obras de segunda fase. El director regional de la Comisión Nacional del Medioambiente, Bolívar Ruiz, dio a conocer que las obras de la segunda fase del complejo forestal e industrial, Itata, no pueden ser construidas mientras se tramita el proyecto de impacto ambiental.

Fuente: Lignum

CHILE(7/10/2004).- Respecto de este tema, se conocieron por lo menos dos versiones durante el seminario realizado en el centro de eventos Sur Activo, en Concepción, por el EULA de la Universidad de Concepción. Por un lado, el gerente ambiental de la empresa, Mario Urrútia, dijo que la construcción de la segunda fase había comenzado, mientras que por otro Bolívar Ruiz dejó claro que la planta de celulosa, parte fundamental de aquella, no puede comenzar a ser edificada. Urrútia, dijo que la construcción de la segunda fase “ya empezó, en todo aquello que no está siendo evaluado en el nuevo estudio; todas esas obras las acabamos de iniciar. Estamos construyendo la planta en general, pero en particular la construcción más avanzada es la bodega de celulosa”. En todo caso, a pesar que no dio muchas luces al respecto, quedó la impresión que la empresa ya había comenzado a construir la planta de celulosa propiamente tal o por lo menos que ésta comenzaría a levantarse próximamente y no sólo sus obras adicionales. Señaló que “las modificación respecto de la capacidad de producción, en definitiva se traduce en emisiones y estamos demostrando que esas emisiones son iguales o menores al permiso que ya tenemos. Todas aquellas cosas que están como cambios de consideración y que no están siendo evaluadas, en nuestra opinión, las podemos construir”. Conama Bolívar Ruiz, dijo que la empresa, puede construir todo lo autorizado en la resolución Nº9 del Consejo de Ministros del año 2001, menos las modificaciones significativas del proyecto, las que deben ser evaluadas ambientalmente. En este sentido, no se pueden construir por el momento, la “nueva toma de agua, la laguna de estabilización, pozos profundos, la planta de celulosa propiamente tal, porque cambios de tamaño y su magnitud de significación, pudieran provocar impactos”. Hay que recordar que la planta de celulosa pasaría de producir 550 mil toneladas anuales, a unas 856 mil toneladas anuales, según el nuevo proyecto. Fuente: La Discusión de Chillán

Fuente: Lignum

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *