Profesionales defienden la modalidad de Planes Agrupados pero piden mejoras en la operatoria

Reclaman a la Nación fortalecimiento de la ley de promoción forestal

Ingenieros forestales explican las fortalezas y debilidades que presenta la operatoria de la 25.080, pero aseguran que el sistema se presenta como una oportunidad de desarrollo para los pequeños productores.

Por Patricia Escobar

MISIONES(21/9/2004).- Durante los últimos meses, entidades, organizaciones, cámaras empresariales y representantes de productores forestales, intensificaron sus reclamos ante la Nación -y en distintos medios de comunicación- por el incumplimiento en la aplicación de los beneficios de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados. En Misiones, entre los problemas de aplicación, preocupa fundamentalmente la modalidad de promoción Agrupada que involucra a aquellos pequeños productores que plantan menos de cinco hectáreas por año. En este segmento, y en consideración a sus bajos recursos, se le otorga un adelanto de los aportes económicos no reintegrables (ANR) el 30 por ciento sobre la plantación realizada. Estos planes son administrados por una entidad presentante (ONG, Cooperativa, Municipio), quien provee la logística y financiamiento de plantines e insumos. En tanto, el 70 % restante del incentivo se otorga con la certificación lograda al igual que los demás productores individuales. En ese marco, el consultor forestal Ivo Götz, explica la experiencia exitosa lograda en la provincia, a pesar de las dificultades presentadas desde su implementación en el año 2000. “Las principales trabas fueron especialmente por las altísimas exigencias administrativas y de rendiciones, pero este años fueron subsanadas por la Autoridad Nacional -Secretaría de Agricultura- recientemente, mediante la Resolución 609/2004; y la discontinuidad en los pagos de los incentivos para las campañas 2001 a la fecha”, rescató el director ejecutivo de Grupo Guaraní Srl. La experiencia inicial ha demostrado un alto interés de los productores y municipios, logrando en la modalidad de Planes Agrupados más de cien proyectos y más de 10.000 hectáreas solicitadas en el año 2001 para la provincia de Misiones. En un rápido análisis del sistema, y en base a la experiencia lograda hasta la fecha, el profesional presentó un matriz FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), de la cual concluye que la causa principal que no ha permitido consolidar al sistema fue la discontinuidad en la obtención de los incentivos, desde la implementación de la modalidad. “Aun así, existen emprendimientos muy buenos, con más del 90% de logro, y se mantiene el interés y la demanda de los Productores, Municipios y Cooperativas”, dijo. Por otra parte, Götz consideró que también a las empresa líderes de la región les ha llevado varios años desarrollar y ajustar los procesos, para lograr plantaciones de buena calidad. “La modalidad es una herramienta fundamental en el desarrollo estratégico y la participación en el negocio forestal de los pequeños productores de la provincia. En general, la totalidad de la Ley 25.080 ha tenido tropiezos y son procesos que se mejoran paulatinamente mediante la continuidad, la experiencia y la aplicación del concepto de la mejora continua. Pero sin dudas es una herramienta de fundamental importancia para el desarrollo forestal armónico y equitativo de Misiones, por lo tanto, merece su continuidad y apoyo”, recalcó finalmente. subtitulo/Análisis FODA/subtitulo FORTALEZAS: Amplia respuesta de pequeños productores y Municipios, en Proyectos Plurianuales de Desarrollo Forestal Municipal. Gran predisposición a recibir capacitación, por parte de los productores. Mano de obra del propio productor y su grupo familiar. Existencia de una cadena de proveedores y profesionales que financian plantines e insumos, capacitaciones u otras necesidades, aunque con capacidad limitada. Colaboración de numerosas entidades, a los fines de agrupar a los pequeños productores. Gran disponibilidad de superficie de tierras degradas, ya no aptas para cultivos anuales. Menor costo de control por parte de las autoridades de aplicación (Pocas carpetas y muchos Productores). Las plantaciones son indefectiblemente “complementos” de otros cultivos en las chacras. Apoyo político por parte de la Provincia y el Ministerio, y excelente predisposición del personal técnico para resolver problemas. La Resolución 609/2004 acaba de clarificar los requisitos administrativos y fortalecer las exigencias de certificación y control.(Punto de GPS). DEBILIDADES: Recursos económicos limitados de las Entidades y de los Profesionales, que ante los atrasos en la “cadena” se agotan rápidamente. Mayor costo Técnico y Administrativo para las Entidades y Profesionales (Por ha y Productor) que los planes Individuales mayores a 10 ha, por una cuestión de escala. Inadecuada presupuestación de algunos Técnicos, lo que luego los deja sin recursos y posibilidades de presencia en el campo.*Calidad de Plantaciones no homogéneas. Falta mejorar aspectos “Cualitativos”. Falta de continuidad para poder afianzar y mejorar paulatinamente la modalidad. Con tres años consecutivos de un buen funcionamiento del sistema por parte del Estado, se podría presentar resultados no solo cuantitativos, sino también cualitativos. OPORTUNIDADES: Afianzar un Modelo adecuado para Misiones y ciertas zonas del país, incorporando al pequeño productor, desarrollando futuras zonas fronterizas y marginales. Fuerte impacto social positivo y bajo impacto ambiental. Alta generación de mano de obra por bajo nivel de mecanización y uso de herbicidas. Se evita el éxodo rural . Se evita la concentración de tierras y forestaciones en pocas manos. Se mantiene la oferta de especies de mayor valor en el mercado nacional (Cedro, Kiri, Grevilea, ParaísO. Crear las bases y recursos para la futura organización asociativa de Pequeños Productores, enfrentando los problemas de manejo, industrialización y comercialización. Asegurar materia prima futura a numerosas industrias madereras Pymes, que no poseen tierras ni recursos para plantar. Estimamos un potencial anual de 10.000 a 15.000 ha anuales en Misiones, si se logra continuidad y confianza. AMENAZAS: Falta de Recursos para Certificar Campaña 2001 por parte de Entidades y Profesionales, por rotura de la cadena de percepción de los Incentivos Fiscales. Falta de comprensión y criticas de algunos sectores hacia la modalidad, poniendo en duda su efectividad, con propuestas de anulación o nuevos cambios, que provocan nuevas incertidumbres en vez de afianzar el sistema. Perdida de Cantidad y Calidad de las Superficies implantadas en el 2001, ante el desánimo de productores y el agotamiento de recursos económicos y financieros para su mantenimiento. Inspecciones tardías por parte de la SAGyA.

Por Patricia Escobar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *