Nuevas oportunidades para la madera de uso estructural de Misiones en el mercado EE UU

Perspectivas de crecimiento a mediano plazo

La empresa Alto Paraná SA logró recientemente la certificación para el uso de la madera estructural proveniente de Misiones en el mercado de la construcción de Estados Unidos. “Este aval beneficiará a toda empresa de la región que pueda certificar la calidad de su producto de origen de la provincia de Misiones, en las especies de Pinus elliotti y P. Taeda”, explicó el consultor forestal, Gustavo Centrángolo

Por Patricia Escobar

MISIONES(17/9/2004).-El consultor y asesor forestal, Gustavo Cetrángolo, se refirió a las perspectivas de crecimiento de la industria maderera en el mediano plazo durante el seminario sobre “Actualización, oportunidades y tendencias del negocio forestal”, organizado semanas atrás por la Fundación Nosiglia. En ese marco, destacó el avance logrado por la empresa Alto Paraná SA (APSA) al certificar la madera de Misiones para el uso estructural (construcción) en el mercado norteamericano. Sería la única del país y de todo el hemisferio sur que hasta el momento logró la aprobación. “Pero lo importante es que el aval logrado permitirá que se beneficie todo aquel aserradero de la región que tenga interés en ingresar a este gran mercado y pueda certificar que su producto es de origen de la provincia de Misiones de las especies de Pinus elliotti y P. Taeda”, recalcó Centrángolo. Después de un proceso de varios años y una inversión que demandó más de 200 mil dólares, la empresa Alto Paraná consiguió finalmente este año la autorización para ingresar a este mercado. subtitulo/Un cambio en el mercado/subtitulo Para Cetrángolo, aún son pocos los actores del sector que dimensionan el paso trascendental que logró la empresa en beneficio del mercado forestal.“Lo importante es que la certificación no es para APSA exclusivamente, la certificación es para la madera de la región de la provincia de Misiones, es una marca registrada, por lo tanto, de alguna forma aquellos empresarios que puedan acceder a que se le certifique y se le selle la madera estructural, podrán entrar al mercado de Estados Unidos”, subrayó. El profesional enfatizó en su charla sobre dos aspectos principales que impactarán sobre el sector en el mediano plazo con éste avance. “Primero, que se podrá acceder a un mercado de 50 mil millones de pie cuadrado por año en Estados Unidos, al cual no se accedía antes. Y para que se tenga una idea de la dimensión de este mercado, Misiones hoy estaría oficialmente en uno 350 millones de pie cuadrado de producción. Es decir que estamos hablando de una cifra muy grande”, consideró. En segundo lugar, sería mucho más rendimiento de la madera para el fabricante, teniendo en cuenta que “todo lo que se factura en nuestro país como medida de dos pulgadas por cuatro (o dos pulgadas por seis), en realidad lo que se estaría enviando es una pulgada y media, por el sistema de comercialización que tiene Estados Unidos. Por lo tanto, esta diferencia permite a los aserraderos que trabajan con esta madera alcanzar un rendimiento sustancialmente superior”, aseguró. Por este motivo, el consultor recomendó a los empresarios presentes a interiorizarse un poco más sobre el tema, teniendo en cuenta que comercialmente podrían alcanzar un impacto realmente importante en los próximos meses del año en la zona. “Si bien esto puede llegar también a sustraer una cantidad muy importante de materia prima en el mercado domestico , que si bien hasta ahora estaba medio amesetado estamos aun por debajo de los niveles de consumo del año 98. Por lo tanto, cualquier pequeña expansión en el área de la construcción , va a estirar también del lado de la demanda una suma adicional del precio de la madera”, advirtió. subtitulo/Requisitos para ingresar al mercado/subtitulo Estados Unidos exige un sello de calidad para la madera de uso estructural que es autorizado por certificadores especiales. La certificación es por especie y cada clase tiene valores de diseño asignados. A las piezas se evalúan visualmente, mecánicamente, o se examinan digitalmente, y se les asigna una clase -principalmente- en base a la resistencia de cada miembro, no por su apariencia. Las reglas de clasificación limitan el número de características naturales y de imperfecciones de manufactura que afectan la resistencia, e influyen en los usos finales correspondientes a cada clase, especie y tamaño. Los valores de diseño correspondientes a la madera de uso estructural se derivan de las normas de la Sociedad Norteamericana para Pruebas de Materiales (American Society for Testing of Materials – ASTM), y de cualquier criterio considerado adecuado por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología de EE.UU. (National Institute of Standards and Technology), con el asesoramiento y la consultoría del Laboratorio de Productos Forestales (Forest Products Laboratory) de la USDA.

Por Patricia Escobar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.