Lavagna le reclamó a Lula un Mercosur más equitativo

Agenda bilateral. Visita de alto nivel en Brasilia

El ministro aseguró que el Gobierno defenderá la industria nacional de desequilibrios del bloque. El presidente brasileño dijo que Petrobras invertirá US$ 200 millones, aunque con fuertes condiciones.

Fuente: La Nación

BUENOS AIRES(11/9/2004).- Ocho horas de reunión con cuatro ministros brasileños y una entrevista con el presidente Lula da Silva, le permitieron al ministro Roberto Lavagna dejar varios papers y un mensaje en Brasil: el proyecto del Gobierno argentino es “reindustrializar” el país y que se peleará en todos los frentes para conseguirlo. Está en juego, les dijo, “una distribución equilibrada de las inversiones” que hacen a la esencia del desarrollo. Aquí reclamó comprensión del socio, es decir, “un cierto tiempo para que los argentinos llevemos adelante ese proceso”. Del lado brasileño encontró una respuesta no tan amena. Sus colegas brasileños de Industria Luis Furlán; de Hacienda, Antonio Palocci, y el canciller Celso Amorim prometieron”estudiar” los cuatro documentos que les entregó el ministro. Y todos se apresuraron a aclarar que “Brasil no tiene la culpa de que las inversiones no vayan a la Argentina”. Para Lavagna, según aclaró después en una entrevista que dio a Clarín y otros dos diarios, esa visión brasileña tiene su cuota de verdad. “No hay que cargar las tintas con Brasil”, sostuvo casi con un gesto de complicidad frente a los tres periodistas. El ministro admitió que decisiones de otros gobiernos argentinos “llevaron al diseño de una política macroeconómica por definición antiindustrial”. Así lo reconoció, también, frente a la cúpula del gobierno de Lula con quienes compartió un almuerzo en el Palacio de Itamaraty (sede de la Cancillería brasileña). Pero enseguida diferenció: “Ahora hay un gobierno que tiene una política distinta: la de reindustrializar el país”. De su entrevista con Lula, el ministro se llevó a Buenos Aires una buena novedad. Recibió del presidente Lula una reconfirmación que buscaba: Petrobras, la petrolera estatal brasileña, realizará la inversión de 200 millones de dólares en el gasoducto San Martín, que se extiende desde Tierra del Fuego al Gran Buenos Aires. Sin embargo, pidió garantías por ley. El ministro inmediatamente llamó al presidente Nestor Kirchner para informarle la noticia: “Está todo resuelto”. Así le contaron a Clarín fuentes en Brasilia. Los dossier que Lavagna distribuyó entre los brasileños Furlán, Palocci y Amorim contemplan tres grandes ejes: · defender la industria argentina de un exceso de importaciones brasileñas mediante un sistema de salvaguardias para emergencia; · adopción de medidas para que las inversiones de las multinacionales se distribuyan en forma más equitativa entre los dos países; · criterios para integrar las cadenas productivas de al menos una decena de sectores identificados por el ministro y sus colegas de Brasil. En este contexto, analizó con ellos la pretensión argentina de reformular el régimen que regula el comercio de autos. ”El tratado que hicimos por la industria automotriz contiene una cláusula que permite rectificar cuando se demuestra que no funcionó”, dijo Lavagna. Los datos revelan claramente —dijo el ministro en Brasilia, en una conferencia de prensa— que hay desvíos de los objetivos originales: un comercio y desarrollo industrial equilibrado. En 1998, relató el ministro, Argentina tenía 14 por ciento del mercado brasileño de autos, hoy representa apenas 2 por ciento. Brasil, hace 6 años, ocupaba 30 por ciento del mercado argentino: hoy posee 60 por ciento. ”Esto exige revaluar las políticas y adoptar las correcciones que hagan falta”. Propuso que es preciso adoptar un nuevo período de transición, que continúe al actual, pero con reglas distintas. Los brasileños no se apuraron a dar el sí, pero aceptaron negociar la prórroga para el comercio de autos. Para Lavagna, su jornada laboral fue muy productiva. “Para encontrar soluciones hay que tener primero un buen diagnóstico”.

Fuente: La Nación

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.