Las inversiones en la industria papelera llegan a 46 millones de dólares

Sustitución de importaciones

El proyecto más grande es el de Celulosa, que destinará US$ 30 millones a su planta.Massuh incorpora maquinaria.Papelera Tucumán levantará una fábrica. Los nuevos proyectos se agregan al que ya tiene en marcha Ledesma, por 100 millones.

Fuente: Diario La Nación

BUENOS AIRES(12/11/2003).- En las últimas semanas el sector papelero se convirtió en la industria estrella en materia de inversiones. Siguiendo los pasos de sus principales competidores, Celulosa Argentina anunció ayer una inversión de US$ 30 millones para ampliar su planta de producción de Capitán Bermúdez (provincia de Santa Fe). Los fondos para el proyecto serán aportados por el grupo uruguayo Fanapel, que hace tres años tomó el control de la papelera argentina. La ampliación de la planta de Bermúdez se concretará en un plazo de tres años y le permitirá a la empresa incrementar en un 40% su capacidad de producción, hasta alcanzar un nivel de 180.000 toneladas anuales de celulosa y 140.000 toneladas de papel. Con el nuevo proyecto, el objetivo que persigue la firma es incrementar sus exportaciones. “Buscamos flexibilidad, no queremos depender del mercado interno”, manifestó un ejecutivo de la compañía al diario rosarino La Capital. El peso relativo de las exportaciones en la producción total de la empresa ya viene creciendo en forma sostenida desde la devaluación del peso. En la década del noventa, su participación apenas rondaba un 4% y en 2002 había trepado a un 20%. Para este año, la proyección que manejan en la empresa es que trepen hasta un 30%, hasta alcanzar los 12 millones de dólares. Para Fanapel, la ampliación de la planta significa el segundo gran proyecto que pone en marcha en su filial argentina en el último año. El primero fue la reactivación, en septiembre de 2002, de la fábrica de Celulosa, que había estado cerrada desde 1999. La reapertura de esas instalaciones le permitió en su momento a la empresa aumentar en un 30% su capacidad de producción. negrita/Competencia/negrita El proyecto de Celulosa Argentina se suma a otros proyectos que ya fueron anunciados en las últimas semanas por otras empresas de la industria papelera. La primera en reactivar su plan de inversiones fue la firma Massuh, que anunció un desembolso de US$ 6 millones en la incorporación de una nueva máquina de papel, importada desde Estados Unidos. El lanzamiento del emprendimiento fue paralelo a la presentación de una oferta de reestructuración financiera por la cual sus acreedores podrán capitalizar su deuda a cambio de un porcentaje cercano a un 16% en el capital social de Massuh. La otra empresa del rubro que difundió en las últimas horas sus planes de inversión fue Papelera Tucumán, empresa del ex diputado peronista Alberto Pierri. La firma invertirá US$ 10 millones en la construcción de una nueva planta de pulpa de papel, que se levantará en la ciudad tucumana de Lules. Estos proyectos se suman también al programa de inversiones por US$ 100 millones que el grupo Ledesma puso en marcha hace dos años y que finalizará en 2008. . Los fondos se destinarán, principalmente, a incrementar la capacidad de producción de papel de las 65.000 toneladas actuales a más de 150.000, en la planta que tiene la empresa de la familia Blaquier en la localidad jujeña de Libertador General San Martín. . En todos los casos, los proyectos de inversión responden al cambio en la ecuación económica de su negocio que beneficia a la industria papelera, desde la devaluación del peso, en enero de 2002. . Prácticamente de un día para el otro desaparecieron del mercado los productos importados, lo que impulsó primero un fuerte proceso de sustitución de importaciones y ahora se convirtió en el principal motor de las exportaciones del rubro. . Por Alfredo Sainz De la Redacción de LA NACION .<< Comienzo de la notaEn las últimas semanas el sector papelero se convirtió en la industria estrella en materia de inversiones. Siguiendo los pasos de sus principales competidores, Celulosa Argentina anunció ayer una inversión de US$ 30 millones para ampliar su planta de producción de Capitán Bermúdez (provincia de Santa Fe). . Los fondos para el proyecto serán aportados por el grupo uruguayo Fanapel, que hace tres años tomó el control de la papelera argentina. . La ampliación de la planta de Bermúdez se concretará en un plazo de tres años y le permitirá a la empresa incrementar en un 40% su capacidad de producción, hasta alcanzar un nivel de 180.000 toneladas anuales de celulosa y 140.000 toneladas de papel. . Con el nuevo proyecto, el objetivo que persigue la firma es incrementar sus exportaciones. "Buscamos flexibilidad, no queremos depender del mercado interno", manifestó un ejecutivo de la compañía al diario rosarino La Capital. . El peso relativo de las exportaciones en la producción total de la empresa ya viene creciendo en forma sostenida desde la devaluación del peso. En la década del noventa, su participación apenas rondaba un 4% y en 2002 había trepado a un 20%. Para este año, la proyección que manejan en la empresa es que trepen hasta un 30%, hasta alcanzar los 12 millones de dólares. . Para Fanapel, la ampliación de la planta significa el segundo gran proyecto que pone en marcha en su filial argentina en el último año. El primero fue la reactivación, en septiembre de 2002, de la fábrica de Celulosa, que había estado cerrada desde 1999. La reapertura de esas instalaciones le permitió en su momento a la empresa aumentar en un 30% su capacidad de producción. . Competencia . El proyecto de Celulosa Argentina se suma a otros proyectos que ya fueron anunciados en las últimas semanas por otras empresas de la industria papelera. . La primera en reactivar su plan de inversiones fue la firma Massuh, que anunció un desembolso de US$ 6 millones en la incorporación de una nueva máquina de papel, importada desde Estados Unidos. El lanzamiento del emprendimiento fue paralelo a la presentación de una oferta de reestructuración financiera por la cual sus acreedores podrán capitalizar su deuda a cambio de un porcentaje cercano a un 16% en el capital social de Massuh. . La otra empresa del rubro que difundió en las últimas horas sus planes de inversión fue Papelera Tucumán, empresa del ex diputado peronista Alberto Pierri. La firma invertirá US$ 10 millones en la construcción de una nueva planta de pulpa de papel, que se levantará en la ciudad tucumana de Lules. . Estos proyectos se suman también al programa de inversiones por US$ 100 millones que el grupo Ledesma puso en marcha hace dos años y que finalizará en 2008. . Los fondos se destinarán, principalmente, a incrementar la capacidad de producción de papel de las 65.000 toneladas actuales a más de 150.000, en la planta que tiene la empresa de la familia Blaquier en la localidad jujeña de Libertador General San Martín. . En todos los casos, los proyectos de inversión responden al cambio en la ecuación económica de su negocio que beneficia a la industria papelera, desde la devaluación del peso, en enero de 2002. . Prácticamente de un día para el otro desaparecieron del mercado los productos importados, lo que impulsó primero un fuerte proceso de sustitución de importaciones y ahora se convirtió en el principal motor de las exportaciones del rubro. . Por Alfredo Sainz De la Redacción de LA NACION .

Fuente: Diario La Nación

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *