Especialistas de FAIMA estiman las pérdidas económicas por los incendios forestales: “Ascienden a 3.850 billones de pesos”

La Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) es una de las primeras organizaciones en estimar las pérdidas económicas por los incendios forestales que afectan a buena parte del país. “Ya ascienden a 3.500 millones de pesos por cada 1000 hectáreas de bosques implantados. Solamente en 2020 se quemaron en la Argentina 1.100.000 hectáreas de bosques. Es decir, se estiman pérdidas que ascienden a 3.850 billones de pesos (millones de millones)”, indicaron desde la Comisión de Bosques Nativos.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES (25/1/2022).- Desde la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), que aglutina a 28 cámaras que representan a todos los eslabones del sector forestal, emitieron un informe de prensa que da cuenta de la preocupación frente a las millonarias pérdidas económicas y daños ambientales provocados por los incendios: “En parte, la responsabilidad por los incendios es por políticas públicas erradas que urge cambiar, ya que son escasas e ineficientes. Hay que focalizar más en la prevención”, advirtió el coordinador de Bosques Nativos,  Daniel Loutaif.

La FAIMA se estimó que las pérdidas por los incendios forestales que afectan a buena parte del país ya ascienden a 3.500 millones de pesos por cada 1000 hectáreas de bosques implantados. Solamente en 2020 se quemaron en la Argentina 1.100.000 hectáreas de bosques, por lo tanto la estimación de los especialistas de la entidad gremial federal apuntan a pérdidas por incendios forestales que ascienden a 3.850 billones de pesos (millones de millones).

Sería más de 3 veces la recaudación de la AFIP de diciembre 2021. Equivale a los recursos que el Gobierno Nacional coparticipó a las 24 jurisdicciones el año pasado, según compararon en el documento. “Este desastre ambiental es en parte consecuencia de políticas públicas erradas, que hace tiempo vienen desfinanciamiento la Ley de Bosques (26.331)”, apuntó Loutaif.

Argentina cuenta con un millón trescientas mil hectáreas de bosques implantados y 55 millones de hectáreas de bosques nativos.

En los últimos años, el Estado Nacional viene en forma progresiva desfinanciando las leyes destinadas a proteger los Bosques Nativos y fomentar las forestación sustentable (bosques cultivados).

Los fondos destinados en el Presupuesto 2022, que no se llegó a sancionar, para la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, representa solo un 3% de lo que corresponde: apenas $ 22 pesos por hectárea de bosque. Esta normativa, desde su sanción, nunca fue cumplida por ninguno de los gobiernos de turno.

“Debe haber una política de estado que trascienda los distintos gobiernos. No podemos continuar desfinanciando las leyes que regulan tanto los bosques nativos como los bosques implantados”, señaló Loutaif.

De acuerdo al Global Forest Watch, solo en el último mes (24/12/2021 al 24/01/2022) se registraron 7.849 alertas de incendios en Argentina. Y el 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, indican en los reportes del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

Esas intervenciones abarcan desde preparación de áreas de pastoreo con fuego hasta dejar fogatas o colillas de cigarrillo mal apagadas, entre otras causas.

“Indudablemente que en los incendios forestales además existe un componente climático que contribuye a su propagación, pero es insoslayable mencionar lo errado de las distintas políticas públicas en el manejo del fuego”, agregó Loutaif.

Solo durante el 2020, se quemaron un millón cien mil hectáreas de bosques en nuestro país. Por ello es que desde FAIMA aseguran que “las políticas reactivas propuestas por el Gobierno son escasas e ineficientes. Debemos sentarnos juntos, sector público y privado, a trabajar incansablemente en la prevención, donde seamos capaces de provocar un cambio cultural en la población para que todos cuidemos los bosques”.

Pérdidas estimadas por los incendios forestales

Para poder mensurar las pérdidas que este siniestro ocasiona, es necesario distinguir un incendio forestal de Bosque Implantados de uno en Bosque Nativo.

“El Bosque Implantado tiene la particularidad de contar con una mayor cantidad de madera por hectárea (aproximadamente 350 M3) en época de corte final, es decir, a los 15 años de plantado”, indicaron.

Si cada M3 rinde en aserradero aproximadamente 200 pies cuadrados a un valor de $50 cada uno significa que:

●       A valor de madera en rollo, una hectárea de Bosque Implantado representa $ 700.000 de valor. Si se queman 1.000 hectáreas, se pierden $ 700 MM.

●       A valor de madera aserrada, una hectárea de Bosque Implantado representa $ 3.500.000. Si se queman 1.000 hectáreas son $3.500 MM. 

En el caso de los Bosques nativos, son especies de crecimiento lento y de mucha menor densidad por hectárea. La cantidad de madera en diámetro de corte por hectárea de un bosque nativo en buenas condiciones puede llegar a 15 M3.

Por ejemplo, el precio de un metro cúbico de Cedro es de $ 30.000, mientras que el precio de un metro cúbico de Lapacho es de $ 25.000. Si cada M3 rinde en aserradero aproximadamente 200 pies cuadrados a un valor de $400 cada uno significa que:

●       A valor de madera en rollo nativa una hectárea representa $ 450.000. Si se queman 1.000 hectáreas, se pierden $ 450 MM.

●       Mientras que a valor de madera aserrada nativa 1.000 hectáreas son $ 1.200 MM. 

Estos datos son estimados y varían de acuerdo a la calidad y diámetro de la madera. Por otro lado, se sufren daños más difíciles de cuantificar, entre ellos, la pérdida de la Biodiversidad, los Servicios Ecosistémicos, la Escorrentía del suelo, los Gases Efecto Invernadero, entre otros posibles Impactos Ecológicos en un área de alto valor de conservación.

“Se necesita de un trabajo en conjunto entre el gobierno, las empresas y la sociedad. Necesitamos políticas públicas desde el estado, que generen herramientas sostenibles en el tiempo, y el financiamiento y los recursos necesarios para poder llevar adelante los planes de acción”, concluyó Loutaif.

 

 

Fuente: FAIMA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.