Alto Paraná invierte u$s30 millones para generar energía

Con la meta de instalar mejores tecnologías en materia ambiental.

La firma, considerada la mayor productora de pasta celulósica del país, lleva adelante un plan con el que busca generar electricidad para consumo propio.

Fuente: Infobae

BUENOS AIRES (28/5/2007).- La firma Alto Paraná, considerada la mayor productora de pasta celulósica del país, invertirá 30 millones de dólares en un proyecto por el cual reducirá la extracción de agua del río Paraná y ampliará la caldera que quema desechos de madera para generar energía eléctrica para consumo propio. Gustavo Traini, gerente industrial de la compañía, precisó que desde 2006 se hallan en ejecución las obras, por las cuales también se ampliarán las piletas de aireación de los residuos líquidos y se construirá un ducto para volcar los efluentes en medio de río. Esto último agilizará la biodegración de éstos. De acuerdo con Traini, parte de los procesos en marcha cuentan con la asistencia de técnicos de la Universidad Nacional de Misiones. Otras de las labores bajo la supervisión de estos expertos se vinculan con la eliminación de olores de gases desprendidos de las chimeneas de la fábrica, conforme a estándares vigentes en países como Canadá, Suecia y Nueva Zelanda. Por otro lado, la empresa cuya fábrica funciona en Puerto Esperanza, suscribió un convenio con la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y con el Ministerio de Ecología de Misiones con miras a cumplimentar metas propuestas e instalar mejores tecnologías en materia ambiental. El acuerdo fue refrendado por la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti; el ministro de Ecología de Misiones, Luis Jacobo, y los representantes de la compañía Adrián Lerer y Nicolás Burr. La Municipalidad de Esperanza se adherirá a través de un acta complementaria. Objetivo La Secretaría y el Ministerio apoyarán la labor de la empresa con talleres de capacitación para el personal. El objetivo final es resguardar el ecosistema de la región en la que opera la pastera, que utiliza como materia prima árboles provenientes de bosques implantados con pinos de fibra corta. En rigor, desde hace tiempo Alto Paraná viene realizando trabajos para eliminar eventuales impactos, entre ellos el reemplazo del uso de cloro por oxígeno en el proceso de blanqueo de pulpa celulósica. La compañía también avanzó en la construcción de un sistema de tratamiento de efluentes líquidos a base de barro activado con microorganismos y en el cuidado en materia de genética de las especies vegetales cultivadas en sus viveros. También obtuvo las certificaciones de calidad ISO 14001 y OHSAS 18001.

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *