Entrevista a Gustavo Zurita, del CeIBA: “El Bosque Atlántico representa una gran oportunidad para mostrar al país, y al mundo, que es posible conciliar un desarrollo humano de calidad con una naturaleza saludable”

El investigador del CONICET y vicepresidente del Centro de Investigación del Bosque Atlántico (CeIBA) -sede Puerto Iguazú-  reflexionó sobre el escenario actual de los bosques y el Cambio Climático, y el rol clave de la ciencia para fortalecer las estrategias de conservación de la biodiversidad en la ecorregión de la Selva Parananense.

Leer Más

Experiencias en la región pampeana para la diversificación y mayor aprovechamiento de los ambientes con un diagrama de manejo de Eucalyptus viminalis

“Existe un escaso desarrollo de modelos que permiten estimar las existencias de madera del rodal y por lo tanto, su valor. Por este motivo, desarrollamos un diagrama de manejo de E. viminalis que permite estimar el volumen y la biomasa en pie junto a la cobertura aérea utilizando ecuaciones alométricas e información de inventarios forestales en rodales distribuidos en casi todos los ambientes de Buenos Aires”, señalan los investigadores, Ana María Lupi y Javier Gyenge.

Leer Más

Ciencia en acción por los bosques: Diego Varela, junto al equipo de investigadores del CeIBA, aportan conocimientos estratégicos para la conservación de la biodiversidad del Bosque Atlántico

El profesional del CONICET inició en 2002 desde la ONG Conservación Argentina el proyecto del Corredor Biológico que conecta las áreas protegidas y reservas privadas entre los Parques Provinciales Urugua-í Foerster, hoy un ejemplo de restauración de la selva misionera en América Latina. Y desde hace 15 años, junto al equipo del Centro de Investigación del Bosque Altlántico (CeIBA) llevan adelante además diferentes acciones, como el Proyecto Yaguareté, el Proyecto Carayá Rojo, Genética de la Conservación, la Red Argentina de Monitoreo de Fauna Atropellada a nivel nacional y el proyecto Tatú Carreta, en la región chaqueña.

Leer Más

Cómo la pérdida de biodiversidad del planeta está perjudicando la capacidad para combatir las pandemias

La frecuencia de los brotes de enfermedades ha aumentado constantemente. Entre 1980 y 2013 hubo 12.012 brotes registrados , que comprenden 44 millones de casos individuales y afectan a todos los países del mundo. Varias tendencias han contribuido a este aumento, incluidos los altos niveles de viajes mundiales, comercio y conectividad, y una vida de alta densidad, pero los vínculos con el cambio climático y la biodiversidad son los más llamativos.

Leer Más