Misiones | Destinaron millonaria inversión en equipamiento e indumentaria para el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de El Soberbio

El Jefe de Bomberos Voluntarios de El Soberbio, Julián Kruszelniki, se refirió en una entrevista a la incorporación de equipamiento que vienen realizando para mejorar las condiciones de trabajo de los jóvenes brigadistas que integran el cuerpo para la presente temporada de alto riesgo de incendios rurales. Vocación, responsabilidad y compromiso para enfrentar las emergencias climáticas en la localidad.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

MISIONES (23/11/2022).- “Nuestro plantel de bomberos está conformado por 23 voluntarios entrenados y preparados, que van desde los  18 y 36 años de edad. Tienen una fuerte vocación del servicio público, son especiales siempre digo porque hay que estar dispuesto a dar tu vida por el otro. Es un compromiso con la comunidad, y por ello llevamos adelante un trabajo activo desde la comisión directiva, con transparencia respecto al manejo y destino de los fondos. El resultado es que fuimos beneficiados con más de 1.200.000 de pesos de los subsidios nacionales obtenidos a través de la Ley N°25.054, entre otros aportes que nos llegaron en los últimos meses y permitieron una inversión de alrededor de 3.000.000 de pesos en equipamiento, mantenimiento e indumentarias varias para el plantel”, detalló el Jefe de Bomberos Voluntarios de El Soberbio, Julián Kruszelniki, en la entrevista con ArgentinaForestal.com

Explicó que en forma constante se encuentran trabajando para adquirir más equipos, “de mejorar y facilitar a nuestros bomberos las condiciones de trabajo y la disponibilidad de las herramientas que necesitan. En esta ocasión seguimos incorporando equipamientos con los fondos del subsidio nacional, ya que llegaron este miércoles los equipos que compramos a FIRE; hace unos meses el gobierno provincial también otorgó un subsidio de 500 mil pesos para la compra de uniformes y borceguí, y hace un mes que estamos trabajando en la reforma de una autobomba urbana. Es un vehículo viejo que se utilizaba en operaciones en el pueblo, con el tiempo incorporamos nuevas unidades y esta unidad quedó para el combate de incendio rural, se arregla en caminos vecinales pero era limitada su capacidad de carga de agua y bombeo, por lo que estamos haciendo reformas en metalúrgicas de la zona que tienen buenos talleres para mejorar las condiciones y así contar con esa herramienta este verano”, indicó Kruszelniki.

Este miércoles fueron entregados por la empresa FIRE los equipamientos adquiridos a través del fondo nacional: una motobomba de 3 pulgadas, con manguerote de succión y acoples; 5 rollos de mangueras percolantes; 4 rollos de mangueras estructurales, una lanza 366 y varios acoples, adaptadores para mangueras, entre otros equipamientos.

“En menos de una semana la empresa que nos provee nos dio una rápida respuesta y nos entregaron los equipos”, valoró el Jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

Vocación y compromiso

Kruszelniki es oriundo de El Soberbio, tiene 36 años y hace 12 años que forma parte del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de su localidad.  En la entrevista expresó su satisfacción por los logros obtenidos este año, fundamentalmente por el apoyo que reciben de la comunidad  les permite seguir creciendo.

Sumado a ello, valoró el apoyo a través de la Federación Misionera de Bomberos Voluntarios del gobierno de la provincia de Misiones que también les otorgó un subsidio de 500 mil pesos hace unos meses atrás para la compra de uniformes para los bomberos.

“En total, entre octubre y noviembre hemos recibido tres millones de pesos que se destinaron a la compra de equipamientos, mantenimiento y reparaciones de vehículos, combustible, uniformes, botas y equipos de protección del plantel. Realmente todo es costo, y siempre estamos trabajando para mejorar las condiciones de nuestro cuerpo de bomberos y estar preparados para las situaciones de emergencias, que cada vez son más requeridas nuestras intervenciones en zonas rurales”, precisó.

La lucha contra los costos

Los bomberos voluntarios tienen formación y entrenamiento para la actuación de determinadas emergencias urbanas y rurales, pero para ello requieren de equipamiento específico que tiene un alto costo y, además, requiere de mantenimiento.

Solo en su uniforme especial,  el borceguí tiene un valor promedio actual de 25.000 pesos (dependiendo de la calidad y las empresas del mercado) y estos requieren ser renovados para el combate de incendios. “Tienen una vida útil estimada de un año, pero se deteriora con mayor facilidad en épocas críticas donde se debe ingresar en zonas rurales para combatir incendios o ante las actuaciones en las inundaciones en la zona de la costa del Uruguay, que este año tuvimos en ambos temas mucho trabajo y por ello los elementos de protección para el personal que son específicos deben ser renovados, y tienen costos altos”, comentó respecto al esfuerzo que deben realizar desde el Cuerpo de BV para hacer frente a la compra que requieren para estar en mejores condiciones al momento de brindar el servicio para el que son requeridos. “Todo tenemos que facilitarle a nuestros voluntarios”, remarcó Kruszelniki.

En cuanto a los equipos que se requieren, dijo que en la mayoría de los casos son artefactos fabricados en otras provincias “se requieren de insumos importados y a precios dolarizados, muchas veces no hay stock, se presentan demoras, lo que lleva su tiempo la gestión para acceder a los mismos. Por dar un ejemplo, una llave de paso en 3 pulgadas no se consigue en la provincia, es una medida especial que hay que pedir a proveedores de Buenos Aires o Córdoba, por lo tanto poder adquirirla es una inversión de compra, fletes, tiempo de entrega”, comentó.

Algo que deben reponer con frecuencia son las mangueras, que utilizan en una medida especial (dos pulgadas y media o más), y deben solicitarse a pedido. El costo supera los 85 mil pesos en promedio.

O sólo el cambio de 6 neumáticos y 6 llantas que debieron hacer esta semana, superó en costos el 1.600.000 pesos.

“Todo los equipamientos los compramos con los aportes que recibimos de los subsidios, y con fondos propios que recaudamos gracias a la gente del pueblo lo destinamos a cuestiones operativas. Y todo lo que invertimos vuelve al pueblo, por eso nos ocupamos de invertir bien y tratamos de prestar un mejor servicio. Y siempre informamos a la comunidad lo que estamos haciendo, entendemos que lo más importante es llevar adelante un proceso transparente porque eso es lo que da mucha confianza a nuestra gente, y siempre están colaborando con las actividades que proponemos para recaudar fondos. Nuestros costos económicos son altos, solo en combustible tenemos en promedio un consumo que supera los 200 mil pesos por mes en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, y aún no estamos en la temporada más crítica, aunque sí con riesgos extremos de Peligro de Incendios. En forma diaria estamos saliendo a zonas rurales, porque no solo es el combate de incendios sino también el trabajo de prevención y alerta temprana, donde nos trasladamos hasta donde nos llaman para verificar o actuar de manera rápida”, relató el Jefe de BV respecto a la tarea cotidiana que implica el accionar del cuerpo.

Estar preparados en entrenamiento y recursos tiene su costo económico, y los bomberos voluntarios además de destinar horas de su tiempo a socorrer a víctimas de emergencias o protección ambiental, muchas veces en las intervenciones arriesgan su vida, y en paralelo, además trabajan en forma solidaria en la recaudación de fondos para poder prestar un mejor servicio público a su comunidad.

Capacitación y entrenamiento

En paralelo a las actividades en combate de incendios, este año hubo un fuerte trabajo de capacitación a los voluntarios. “Destinamos fondos para que asistan a cursos de capacitación que implican traslados y estadías. En la sede del cuerpo de BV tenemos la escuela de cadete auxiliar donde vamos formando a los futuros bomberos. La convocatoria está dirigida a niños y niñas desde los 12 años, donde reciben conocimiento básico, principalmente les inculcamos los valores de un bombero voluntario, porque quien se dedica a esto tiene un perfil especial, tiene disciplina, responsabilidades, respeto por los demás, se preocupa por el otro, hasta el punto que está dispuesto a ceder su tiempo de familia, amigos, o resigna tiempo personal por responder a la ayuda de quien lo requiere. Muchas veces por varias horas o incluso días, dependiendo de la situación que le toca enfrentar. Además, la escuela funciona para los adolescentes como un espacio de contención en un contexto social y cultural muy difícil, donde abundan los vicios. Inculcando los valores de la solidaridad, el amor por lo que uno hace y por el prójimo, muchas veces también se encuentra un camino de superación personal”, detalló Kruszelniki.

Hace 10 años atrás en el cuerpo de bomberos voluntarios de El Soberbio eran sólo 6 en el plantel  y hoy son 23 voluntarios. “Lo considero un gran logro, pero aún hay mucho por hacer. Hoy es un día en el que estamos muy contentos porque recibimos estos equipos que nos permitirán mejorar el servicio que prestamos a la comunidad, ya que hay un aumento exponencial de incendios rurales, más allá de que rige la prohibición de quemar, es cultural el uso del fuego, porque para el colono en más barato quemar para la limpieza de su chacra, que usar herramientas de quema prescripta”, explicó.

Frente a este contexto local, indicó que se trabaja en prevención con el boca a boca, por radios, por redes sociales, o por whatsapp para que eviten hacerlo. El desmonte, la falta de agua, la explotación de los bosques hace que el problema sea mayor en la zona de la reserva de Biosfera Yabotí.

“El ser humano es muy dañiño con el ambiente, y por ello se trabaja con el Comité de Defensa Civil de la localidad, con la Municipalidad, desde la Federación de BV con los organismos de la provincia en el alerta temprana, con sistema de monitoreo de puntos de calor, con herramientas que brinda la tecnología y que ayuda a la prevención. Actuamos ante los llamados para dar una respuesta desde la unidad de acción rápida como primera medida, evaluamos la situación y si pasadas las 24 horas no se logra controlar el incendio, requerimos refuerzos a la Federación. Estamos comunicados en forma permanente con toda la red provincial, este año nos hemos preparado con recursos y entrenamiento, contamos con refuerzo aéreo del gobierno provincial que nos da un mayor respaldo en caso que sea necesario. Nunca sabemos si serán suficientes los recursos de los que disponemos, aprendimos que muchas veces ante un incendio hay que replegarse para evitar pérdidas de vidas humanas si no es posible de controlar, hay muchos factores que influyen una vez que inicia un incendio, por ello es mejor evitar la quema. De igual forma, estamos alertas y preparados para responder”, concluyó.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.