Un informe revela que Argentina perdió casi el 20% del Bosque Atlántico en los últimos 37 años

La cifra se desprende de la nueva edición de MapBiomas Bosque Atlántico Trinacional 2.0, una plataforma abierta de datos sobre uso y cobertura del suelo que contó con el aporte de equipos del CONICET y reúne datos de Argentina, Brasil y Paraguay. La información, disponible y pública,muestran resultados que reflejan procesos ocurridos desde 1985 y son de suma importancia para la toma de decisiones sobre conservación y manejo sustentable de los recursos.

 

Fuente: CONICET y Fundación Vida Silvestre Argentina

 

ARGENTINA (7/10/2022).- Un trabajo del que participaron equipos del CONICET y Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) revela que Argentina perdió casi el 20% del Bosque Atlántico en los últimos 37 años. La cifra se desprende de MapBiomas Bosque Atlántico Trinacional 2.0, una plataforma abierta de datos sobre uso y cobertura del suelo en el Bosque Atlántico en Argentina, Brasil y Paraguay.

El trabajo, que fue presentado el jueves 6 de octubre en una conferencia virtual, reúne información a través de una red colaborativa de especialistas en temas como uso del suelo, teledetección satelital, Sistemas de Información Geográfica (SIG) y programación. Los nuevos datos permiten entender la dinámica histórica de transformación que ha sufrido el bioma del Bosque Atlántico, una de las regiones más biodiversas del planeta, que ocupa el 8 por ciento de Sudamérica con un superficie de casi un millón y medio de kilómetros cuadrados, distribuidos entre Brasil, Paraguay y Argentina.

El Bosque Atlántico ocupa el 8% (1.422.742 km²) de la superficie de Sudamérica. El 92% está en Brasil (1.309.580 km²), 6% está en Paraguay (86.0712 km²) y el 2% en Argentina (27.091 km²). A partir de esta nueva colección de mapas, se logró determinar que el bioma perdió el 11% de su vegetación nativa (bosque, pastizales y humedales) en los tres países en 37 años.

Este porcentaje representa una pérdida de 6,6 Mha (más de dos veces la provincia de Misiones).

Debido a las características del bioma, la mayor parte de esta pérdida se produce en ecosistemas boscosos (71%-4,7 Mha). La disminución de los bosques en la región responde principalmente al crecimiento de las áreas de uso agrícola y a las forestaciones. Estos usos, registraron un aumento del 115% a lo largo de los 37 años.

En representación de Argentina, participó un equipo de expertos del Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM), integrado por Juan Pablo Zurano, Ariel Insarrualde e Ignacio Minoli. También formaron parte del trabajo especialistas de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), la Fundación Vida Silvestre Argentina, además de grupos de ArcPlan y SOS Mata Atlântica por Brasil y la WWF Paraguay.

A través de la plataforma del Bosque Atlántico Trinacional se crearon mapas anuales de cobertura y uso del suelo desde 1985 hasta el 2021.  La nueva colección de mapas  logró determinar que el bioma perdió el 11 por ciento de su vegetación nativa en 37 años.

Los datos presentados revelan que en Argentina la pérdida de bosques fue de 305 mil hectáreas, lo que significa que se perdió casi el 20% de los bosques que existían en 1985 a un ritmo promedio de 8.260 hectáreas por año, una superficie equivalente a casi 12 mil canchas de fútbol.

Las tierras que ocupaban estos ecosistemas se destinan en la actualidad a la agricultura, forestaciones y pasturas. El mayor aumento se registró en el área ocupada por  las plantaciones forestales pasando de 130 mil hectáreas en 1985 a 330 mil hectáreas en el 2021, lo que representa un aumento del 151 por ciento.

De la presentación participó la becaria del IBS, María Eugenia Iezzi, quien presentó detalles acerca de las investigaciones que realizan en el instituto referidas a las respuestas diferidas de la biodiversidad al cambio del uso del suelo. En ese sentido, mostró cómo los datos obtenidos a través de MapBiomas son de gran utilidad para realizar este tipo de análisis.

“Entender qué sucede con los bosques es fundamental en este bioma. Pero con la herramienta MapBiomas buscamos ir más allá y producir información que nos permita analizar los usos del suelo”, señaló Ana Eljall, especialista en gestión de la información socioambiental de la Fundación Vida Silvestre Argentina. “Es importante entender la dinámica del territorio, los cambios, para luego, con otro tipo de información y conocimientos, buscar las mejores herramientas para tomar decisiones”, agregó.

Otro de los participantes de la presentación fue el becario doctoral del CONICET en la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, Andrés Leszczuk, quien presentó cómo utilizaron las colecciones de MapBiomas para un trabajo acerca de los incendios en la provincia de Misiones entre 2021 y 2022.

Leszczuk es especialista en Telemedición y SIG aplicada a los recursos naturales y agropecuarios y colaborador de MapBioma desde 2019.

El trabajo realizado sobre los incendios registrados entre diciembre de 2021 a marzo de 2022, que venía sufriendo dos años de sequía y, en consecuencias, se produjeron incendios que en la zona del Bosque Atlántico que antes no ocurría naturalmente o de forma continua.

“La pregunta fue responder cuál fue la superficie y cobertura de uso más afectadas por el fuego. Se trabajó en determinar las cicatrices de fuego mediante la metodología propuesta por Naciones Unidas y cruzamos datos con otras tecnologías de MapBioma. Registramos principalmente dos cicatrices de fuego, dos focos de mayor superficie en la zona centro de la provincia, una fue 6.000 hectáreas y otra de más de 4.300 hectáreas”, detalló el profesional.

Del análisis resultó que el uso y cobertura afectada de estas 10.300 ha fueron:

En el área de 6.000 ha:
-71,89 % de bosque nativo
-21,15 % plantaciones coníferas de pino
–  2,77 % cultivos anuales

En el área de 4.300 ha:
– 90 % Bosque de BA
–  6% plantaciones de coníferas, entre otros tipos de usos

Leszczuk compartió datos preliminares, y adelantó que el trabajo final será presentado en las Jornadas Forestales de Entre Ríos los días 12 y 13 de octubre.

Tal vez te interese leer: INTA Concordia | Retornan en forma presencial las tradicionales Jornadas Forestales de Entre Ríos

Datos clave para la planificación y gestión del paisaje

Los resultados presentados arrojan claridad sobre los procesos ocurridos en los últimos 37 años en la selva misionera. Los análisis revelan que la pérdida de bosques en nuestro país fue de 305 mil ha, lo que significa que en 37 años perdimos casi el 20% de los bosques que existían en 1985, a un ritmo promedio de 8.260 ha por año. A su vez, destacan que las tierras que ocupaban estos ecosistemas se destinan en la actualidad a agricultura (60%) y forestaciones (27%) y pasturas (10%).

Actualmente, la porción Argentina del Bosque Atlántico está ocupada principalmente por bosques (56%), tierras destinadas a uso agropecuario (29%) y forestaciones (12%), tomando como unidad mínima de análisis 0,5 ha.

A su vez, se logró detallar que, en relación a las tierras dedicadas a la producción, el aumento de la superficie fue de 318 mil ha, avanzando principalmente sobre bosques, pero también sobre otros ambientes naturales como pastizales, al sur de la provincia. Dentro de esta categoría, el mayor aumento ocurrió en las plantaciones forestales, pasando de 130.000 ha en 1985 a 330.000 ha en el 2021 (151%) y en agricultura aumentando de 678.000 ha en 1985 a 796.000 ha en el 2021 (32%).

“Los resultados que nos brinda MapBiomas son clave para la gestión del paisaje. Tenemos que aprovecharlos para planificar estratégicamente acciones que nos permitan ordenar las actividades a terreno, tanto productivas como de conservación”, destacó Lucía Lazzari, coordinadora de paisajes terrestres de Fundación Vida Silvestre.

“Además de identificar áreas críticas donde tenemos que frenar la deforestación de manera urgente, por su alto valor de conservación, nos permite identificar parches de bosque que se están desconectando. En estas áreas tenemos que concretar acciones de restauración de manera urgente, para establecer corredores ecológicos que nos permitan sostener la funcionalidad de los grandes bloques de selva que todavía nos quedan, y así conservar los servicios ecosistémicos vitales para las personas y el hábitat para muchas especies”, finalizó.

Acerca de MapBiomas

MapBiomas es una red de ONGs, instituciones de investigación y startups tecnológicas que producen y promueven el uso de información calificada para la administración del uso y cobertura del suelo en América del Sur y otras regiones tropicales y subtropicales. Como red, está comprometida en generar datos, métodos, herramientas e información para mejorar la calidad, entendimiento y análisis de datos en los procesos de toma de decisiones sobre conservación y manejo sustentable de los recursos naturales continentales.

MapBiomas Bosque Atlántico Trinacional es una de las seis iniciativas que hoy forman parte de la red MapBiomas (Brazil, Amazonia, Chaco, Pampa Trinacional e Indonesia) que con la participación de especialistas en geografía, manejo ambiental, cartografía y teledetección de Argentina, Brasil y Paraguay generaron los mapas de cobertura y uso de suelo del Bosque Atlántico, desde 1985. El proyecto utiliza imágenes de satélite Landsat y procesamiento en la nube por medio de la plataforma Google Earth Engine para producir mapas anuales de cobertura y uso del suelo con la mejor tecnología disponible y de bajo costo.

El trabajo en MapBiomas Bosque Atlántico Trinacional se inició en noviembre de 2019 como una extensión geográfica del proyecto MapBiomas Brasil. La primera colección incluyó mapas del período 2000 a 2019, con 12 clases de cobertura y uso del suelo. En esta actualización, el periodo comprendido se remonta al año 1985 y se extiende hasta 2021.

Se puede acceder a los datos de forma libre y a más información del proyecto en la web  https://bosqueatlantico.mapbiomas.org/es.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.