Casas de madera | “El discurso del presidente Alberto Fernández perjudicó a la industria forestal argentina”, cuestionaron desde FAIMA

El presidente argentino participó ayer de la inauguración del Mercado Lomas –junto a otras autoridades- en provincia de Buenos Aires, y en un momento de su discurso al relatar el reclamo de un productor (Nahuel) que trabaja la tierra y se dedica a la producción orgánica deslizó una frase que fue considerada “desafortunada” para la industria de la madera. “Me dice (Nahuel) que cuida la tierra, pero que aún no tiene su propia tierra, que quiere vivir dignamente y no en una casa de madera. Y tiene razón ..(SIC)”. Este relato derivó en cuestionamientos al presidente desde el sector, ya que consideran “avala” uno de los prejuicios culturales instalados respecto a la madera como material de construcción.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOSAIRES (11/08/2022).- “La dignidad no es algo atribuible al material constructivo. Existen innumerables ejemplos de situaciones de precariedad profunda, y que es inherente a los materiales que se utilizan en la construcción de las viviendas”, aclararon desde la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), a través de un comunicado por medio del cual consideraron de “desafortunadas” las expresiones del presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien este miércoles participó de la inauguración del Mercado de Lomas en la provincia de Buenos Aires.

Ver video- Fragmento del discurso del presidente Alberto Fernández que se refiere a “vivir dignamente” y “no en una casa de madera”.

El relato literal del presidente Fernández durante el acto en el Mercado de Lomas fue de lo planteado por el productor “Nahuel”, pero la vinculación del mandatario de “vivir con dignidad, no en casas de madera” molestó a sectores de la industria forestal de la Argentina.

Durante toda la jornada llegaron a la redacción de ArgentinaForestal.com comentarios al respecto, ya que generó un profundo malestar en la foresto-industria argentina ante el mensaje nacional erróneo y falto de conocimiento que deja instalado respecto a las viviendas de madera y el bienestar social, ambiental y económico que aportarían las mismas, según consideraron desde la propia FAIMA.

Habría que corroborar cuáles son las condiciones de la vivienda de madera a la que hacía referencia el productor, que es de donde vive y del cual parte el comentario del Presidente Fernández, que si bien surge de una situación personal en particular, quedó el mensaje desafortunado con la frase lanzada en su discurso.

“Queremos acompañar al Gobierno Nacional y, muy especialmente al Presidente Fernández, para lograr un profundo cambio sobre la percepción de nuestro activo más preciado. La Argentina está llamada a ser un país forestal y la madera es el mejor recurso”, señalaron desde la entidad gremial federal.

Desde cámaras y asociaciones de la actividad trabajan incluso en programas de comunicación para intentar erradicar la percepción cultural que existe respecto a la vinculación de la casas de madera con la marginalidad, la pobreza, o en este caso la falta de “dignidad” en la que relacionó el presidente de la Nación durante su discurso, en un momento en que el país está atento a cada frase y anuncio que realiza. Sin dudas, una expresión desafortunada.

“Si el presidente Fernández tiene ese prejuicio respecto a las viviendas de madera, las políticas públicas difícilmente vayan en dirección a promoverlas, cuando el mundo está camino a la planificación urbana sostenible con este material para la construcción”, expresó un empresario forestal patagónico.

Por otra parte, un académico misionero de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) reaccionó con una columna de opinión para aportar reflexiones  respecto a los prejuicios culturales instalados respecto a las casas de madera y la necesidad de “dignificarlas” ante la sociedad con políticas públicas.

“Desde lo ambiental, económico y social, ante el contexto global y local que se enfrenta, consideró que es una buena oportunidad explicar nuevamente a la sociedad que las casas construidas con madera en la actualidad, tiene muchas ventajas, inclusive, frente a las casas construidas con otros materiales, empezando por su huella de carbono y alineadas a la mitigación del calentamiento global”, sostuvo Miguel Ángel López.

“La casa de madera para mí, y para muchos argentinos y argentinas, es una vivienda digna. La madera, es un material renovable, proviene de los bosques cultivados que crecen en todas las economías regionales, y su aprovechamiento agrega valor, emplea el trabajo local, promueve el arraigo y el desarrollo económico de muchas localidades y pueblos de la argentina. Son muchos los argentinos y las argentinas que viven dignamente en casas de madera”, expresó el ingeniero en contacto con ArgentinaForestal.com.

Tal vez te interese leer: Dignificar la vivienda de madera

Desde la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA) que nuclea a 28 cámaras empresarias del país, también reaccionaron con un comunicado de prensa este jueves a las “desafortunadas” afirmaciones del Presidente Alberto Fernández sobre las casas de madera.

“FAIMA se ve en la obligación de realizar algunas aclaraciones, ya que uno de los ejes estratégicos en los que trabaja es la Construcción con Madera, fundamental para nuestro futuro, no solo como sector sino como sociedad”, indicaron.

Seguido, señalaron que la vivienda de madera que impulsa el sector es de alta prestación, y se aspira a que sea una de las soluciones al problema habitacional de la Argentina.

“Por tal motivo, consideramos desafortunada la expresión del Presidente de la Nación durante la inauguración del Mercado Lomas, cuando dijo: “debemos vivir en condiciones dignas y no en casas de madera (…)”. Al respecto, entendemos que la dignidad no es algo atribuible al material constructivo. Existen innumerables ejemplos de situaciones de precariedad profunda, y que es inherente a los materiales que se utilizan en la construcción de las viviendas”, agregaron desde la institución federal.

La madera es, en la actualidad, el único material noble que dispone la humanidad, en cantidad y calidad suficiente, como para cambiar la matriz constructiva y generar ciudades que sean grandes reservorios de carbono y aporten activamente a detener el Cambio Climático.

Tal vez te interese leer: Ibán Carpintero, director de Holzbau Fórum España: “La madera es un material inmejorable para la construcción sostenible e insustituible en la lucha contra el cambio climático”

“En la industria de la construcción, la madera es el material del futuro, ya que es sostenible, renovable y tiene un índice de eficiencia energética mejor que la construcción con materiales como el ladrillo y el hormigón. No entender que la construcción con madera es parte de la solución, demuestra un profundo desconocimiento de los problemas ambientales a los que hoy nos enfrentamos y que sufrirán las siguientes generaciones, si no trabajamos activamente en la Agenda 2030”, indicaron en el comunicado.

Finalmente, desde FAIMA manifestaron su disposición de acompañar al Gobierno Nacional y, muy especialmente al Presidente Fernández, para lograr “un profundo cambio sobre la percepción de nuestro activo más preciado. La Argentina está llamada a ser un país forestal y la madera es el mejor recurso”, concluyeron.

Sea un furcio, error o expresión desafortunada producto de un discurso improvisado, las declaraciones del Presidente Fernández instalaron una nueva polémica ya que se trata de uno de los prejuicios que en forma constante la industria de la madera intenta erradicar frente al desarrollo tecnológico, productivo y sus beneficios ambientales al utilizar materiales de madera para la construcción de vivienda sostenibles, tema de agenda que requiere una mesa de trabajo público-privada para promover la actividad.

 

La lucha de “Nahuel”

Para poner en contexto, el productor al que hizo referencia el presidente Férnandez de nombre Nahuel, fue ante el planteo que desde las organizaciones productivas y socioambientales a la que pertenece, lucha por acceder a la propiedad de la tierra para poder trabajarla.

El acceso a la tierra y la seguridad alimentaria es lo que defienden. “Sin tierra hay hambre”, es la campaña que llevan adelante desde la UTT. Una iniciativa para poner en agenda el acceso a la tierra, la alimentación y las consecuencias del modelo de agronegocio.

La tenencia de la tierra es un reclamo sostenido por el campo que produce alimentos sanos y soberanos, pero que alquilan en condiciones precarias los terrenos que cultivan.

“No hay reclamo más genuino que el de quienes quieren ser dueñas o dueños de la tierra con la que trabajan”, afirman.

El contexto es la crisis social, ecológica y climática donde “la desigualdad en torno a la tenencia de la tierra expulsa a los habitantes de las zonas rurales hacia los cinturones de pobreza urbana y pone en extremo peligro a los sistemas alimentarios regionales y globales”.

Con políticas públicas adecuadas y conociimiento, la industria de la madera puede ser aliada estratégica para encontrar soluciones sostenibles a los desafíos sociales y ambientales expuestos.

Construcción sostenible | La madera es un material que resiste al fuego, sismos y al ataque de factores bióticos externos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.