Guardaparques de Mendoza se movilizan en defensa de la áreas protegidas y mejores condiciones laborales

Los y las guardaparques de la provincia se manifestaron este jueves 8 de julio en los portones del Parque General San Martín para reclamar por mejoras salariales, el pase a planta de contratados y el personal necesario para abarcar la conservación de todas las áreas naturales protegidas. La provincia cuenta con sitios estratégicos como el Parque Aconcagua o Caverna de las Brujas.

Fuente: La Izquierda Diario

 

MENDOZA (8/7/2021).- “Desde 2015 vienen avanzando un sistemático vaciamiento del Sistema de Áreas protegidas de la provincia de Mendoza, traducido en recorte salarial, de servicios en las distintas zonas, y también recorte de personal.”, advirtieron los guardaparques en la protesta realizada en la provincia.

“Desde ese año se perdió el puesto de trabajo de 30 guardaparques por malas condiciones laborales, precarización y contratos informales. Actualmente son 90 guardaparques a cargo de 15 áreas naturales protegidas que comprenden el 13% de la superficie del territorio mendocino”, detallaron.

La falta de personal tiene diversos impactos: sobrecarga a quienes quedan trabajando en terreno, implica el cierre de reservas o seccionales, como en el Parque Aconcagua o Caverna de las Brujas, y deja desprotegidas las reservas ante cazadores de fauna nativa o la contaminación de turistas.

Desde La Izquierda Diario entrevistaron a las y los trabajadores que actualmente se encuentran en estado de asamblea y sin prestación de servicios en las reservas pero sí activos en su mantenimiento. Explicaron que reclaman además por la falta de insumos básicos como el gas o alimentos para guardaparques, imprescindibles para poder realizar su labor no sólo durante el invierno.

Durante la tarde del día de ayer se cerró la Reserva Ñancuñan ante la falta de alimentos y de combustible para que las y los guardaparques puedan acceder a ella.  Es la primer reserva de la provincia que esta semana cumpliría 60 años. Fue declarada área protegida en 1961, y desde 1986 pertenece al Programa MAB “El Hombre y la Biósfera” de la UNESCO.

“Lamentablemente en el día de ayer por decisión de la Dirección de Recursos Naturales Renovables,la Reserva de Biósfera Ñacuñán se encuentra sin guardaparques debido a la falta de insumos básicos para permanecer en dicha reserva, esto se suma al cierre de la casa de guardaparques en Punta de vacas, en el Parque Provincial Aconcagua y al cierra y posible entrega de la Reserva Caverna de las brujas al municipio de Malargüe”, informaron.

“Mientras desde la Secretaría de Ambiente del gobierno de Mendoza festejan el aniversario por redes sociales, en los hechos no destinan el presupuesto necesario para su mantenimiento ni garantizan las condiciones laborales necesarias de los y las guardaparques que son quienes garantizan que las Áreas estén efectivamente protegidas. El pasado lunes 5 de julio se cerró la seccional Punta de Vacas debido a que hace 6 meses no destinan el presupuesto necesario para mantención de gas, esencial en esa zona”, precisaron los guardaparques.

Esta movilización se da en un contexto provincial donde los distintos reclamos de trabajadores estatales vienen de conjunto.

Este viernes 9 de julio los sindicatos AMPROS, SITEA, Judiciales, SUTE y otras organizaciones sociales, socioambientales y estudiantiles, se convocan a las 10hs en el km0 en la unión de sus reclamos: ningún aumento por debajo de la inflación, ningún trabajador bajo la línea de pobreza. Más presupuesto para salud, educación y para las y los trabajadores judiciales.

“El gobierno de Suárez que se jacta de impulsar una “ciudad sustentable” o de preocuparse por el medioambiente, en los hechos desfinancia las áreas naturales protegidas. Un caso más que demuestra que el modelo de desarrollo es el extractivismo a costa de nuestros bienes comunes. En diciembre de 2019 le dijimos no a la megaminería y seguiremos defendiendo nuestros bienes comunes y a quienes, como las y los guardaparques, que los protegen”, concluyeron.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *